Ejemplo y mensaje

Inspirar, resistir y disfrutar

Maickel Melamed es pura inspiración. A sus 34 años no se cansa de llevar esperanza y alegría a todas las personas. Su mensaje va enfocado hacia la constancia, el esfuerzo y el deseo de vivir, de ser cada vez mejor. Un día este caraqueño con dificultades motrices aprendió a decir “Yo lo hice”. Y con curiosidad y mucha decisión ha transformado cada sueño en realidad.

Amante de los deportes extremos, ha sabido llevar su mensaje a todos los rincones. En medio de una actividad deportiva, en un salón de clases o desde un auditorio mientras dicta una charla motivacional. Ha sacado tres carreras: economía, filosofía y psicoterapia, actualmente ofrece consultorías en desarrollo organizacional y es colaborador del proyecto Paz con Todos.

“Todo lo hago para divertirme, para disfrutarlo, es para gozármelo y para hacer cosas que a mi me llenen. Y también como medio para que otros puedan llegar a sus propias cumbres, para que otros puedan incluso empezar a soñar. Porque ese es el tema. Hay gente que ni siquiera sueña, entonces ¿Cómo viven?”.

Maickel nació en Caracas, el 27 de abril de 1975, tras un complicado trabajo de parto. “Yo nazco con doble vuelta de cordón umbilical alrededor del cuello. El doctor decide hacer un parto natural. Lo que hace es que me hala, me saca ahorcado, asfixiado por el cordón, dejándome sin oxigeno, sin movimiento, sin sonido … pasaron tres minutos hasta que llegara una bombona … y cuando llega y la conectan resulta que estaba vacía … En vez de oxigeno me echan aire y matan todas las células de mi medula espinal. Yo quedé como una masa inerte, hipotónica completamente … Gracias al cielo, la parte que se afectó fue la médula espinal, la corteza y la parte cerebral no se vieron afectadas”.

Hace tres años se atrevió a subir al Pico Bolívar y no solo eso. “De extremo he hecho de todo. Paracaídas, parapente, surf. La primera cosa extrema que hice en mi vida fue agarrar unos patines en línea con una prima que está más loca que yo. Yo veía los patines, la veía a ella y me lancé por una bajada. También hice buceo, y por ahí todavía tenemos una pendiente con Carlos Coste, para hacer Apnea”. Ahora está decidido a recorrer los 42 kilómetros más famosos del mundo: el maratón de Nueva York.

Nos enteramos que otro de sus sueños y realidades lo constituye el Auyantepui, el Salto Ángel, una expedición maravillosa donde más allá de los límites físicos uno se enfrenta a sus miedos al escalar una pendiente. Su idea es tener más amor que temor.

Su ejemplo también es un mensaje: Hay dos maneras de acercarse a la vida. Una es con miedo y otra es con curiosidad.

“Creo que en Venezuela hay una cultura de miedo a ser diferente, una cultura de miedo a no lograr. Pero creo además que estamos en un momento muy positivo y trascendente … con los chamos están pasado cosas increíbles”.

-Estamos llevando a cabo toda una campaña para celebrar en Caracas el Día Internacional de la Paz, se llama Paz con Todo y lo que vamos a usar es ese día como medio para darle la oportunidad a la gente de ser fuente permanente de paz. La paz significa vida, significa que alguien no muera, significa que alguien pueda realmente vivir con calidad, tranquilo, precisamente en paz con todo.

Fuente y entrevista completa recomendada: Revista FORTIUS / Edición Julio-Agosto de 2009
Anuncios
Explore posts in the same categories: Desarrollo, ciencia y conciencia, Imaginación e innovación, Venezuela

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: