Archivo para febrero 2010

Reciente sucesión de fracturas y catástrofes en la Tierra

febrero 27, 2010

Un iceberg tan grande como Luxemburgo se desprendió de la Antártida

Iceberg giganteUn gigantesco iceberg del tamaño de Luxemburgo se desprendió de la Antártida hace dos semanas y su deriva podría alterar las corrientes oceánicas en todo el mundo, según un estudio científico publicado este viernes. A pesar de que el impacto no se sentiría hasta dentro de varias décadas, una disminución en la velocidad de producción de agua fría y densa podría resultar en inviernos menos templados en el Atlántico norte, señalaron los investigadores.

El bloque de hielo, de 2.550 kilómetros cuadrados, se desprendió el 12 o el 13 de febrero del Glaciar Mertz, un cuerpo de hielo flotante de 160 kilómetros de largo que emerge de la Antártida oriental y se extiende sobre el Océano Antártico al sur de Melbourne, informaron los científicos.

Con un grosor de 400 metros, el iceberg podría llenar el puerto de Sídney unas cien veces.

El iceberg también podría perturbar la biodiversidad excepcionalmente rica de la zona, que incluye una importante colonia de pingüinos emperadores cerca de Dumont d’Urville, donde se encuentra una estación científica francesa en la Antártida.

“La lengua de hielo estaba casi desprendida y colgaba como un diente flojo”, indicó Benoit Legresy, un glaciólogo francés que monitorea el Glaciar Mertz desde hace una década, en un trabajo conjunto con científicos australianos.

La masa de 78 kilómetros de largo y la mitad de ancho, con un peso de más de mil millones de toneladas, se desprendió tras ser embestida por otro iceberg conocido como B9B, que se había separado del continente antártico en 1987.

Atascado allí durante más de dos décadas, el Glaciar B9B se estrelló de frente con la lengua del Glaciar Metz al comenzar a desplazarse.

Tanto ciclos naturales como el cambio climático de origen humano contribuyen al colapso de plataformas de hielo y de glaciares.

La marea y las corrientes océanicas golpean constantemente las áreas expuestas, mientras que veranos más largos y temperaturas más altas también contribuyen a dichos cambios.

“Obviamente al calentarse el agua, estas lenguas de hielo se volverán más frágiles”, indicó Legrosy, quien trabaja en el Laboratorio de Geofísica e Investigación Oceanográfica, en la ciudad francesa de Toulouse.

La lengua del Glaciar Metz, en la cual se han instalado sistemas de GPS y otros instrumentos de medición, podría proporcionar información valiosa sobre el desprendimiento de un iceberg de un témpano de hielo.

“Por primera vez tendremos un registro detallado del ciclo completo de una separación de un iceberg: antes, durante y después”, señaló el científico francés.

“Estamos usando la lengua de hielo como un laboratorio para estudiar los procesos que podrían verse afectados por el cambio climático, incluyendo el desprendimiento de icebergs, la temperatura de los océanos y las fluctuaciones en el nivel del mar”, añadió.

Desde que se separó, el iceberg del Glaciar Mertz -al igual que el ahora móvil desde hace poco tiempo B9B, de aproximadamente el mismo tamaño- se ha detenido en un área cercana identificada como una polinia.

Distribuidas por todo el Océano Antártico, las polinias son zonas que producen agua densa, helada y rica en sal, que se hunde hacia el fondo del mar y dirige las corrientes océanicas como una correa transportadora.

Si estos icebergs se desplazan hacia el oriente y encallan, o flotan al norte hacia climas más templados, no tendrían ningún impacto sobre las corrientes oceánicas.

“Pero si permanecen en esta área, algo probable, podrían bloquear la producción de agua densa y recubrir la polinia”, explicó Legresy.

La polinia del Glaciar Mertz es especialmente importante, y representa el 20% del “agua de fondo” de los océanos, añadió.

Finalmente los icebergs perecerán por muerte natural, pero su expectativa de vida depende de la dirección en la cual se desplacen.

A la deriva, pueden derretirse en décadas. Atascados contra la masa antártica, pueden durar más tiempo.

Fuente: AFP y otras agencias

Nota de la redacción: Estos desprendimientos glaciares y los grandes terremotos ocurridos en diferentes lugares del globo, dan cuenta de una reciente sucesión de fracturas y catastrofes en la Tierra. GFCH

Anuncios

Se estiman en 200 actualmente los detenidos opositores en Cuba

febrero 27, 2010

Cuatro presos políticos y un disidente comienzan nuevas huelgas de hambre

Cuatro presos políticos y un sicólogo disidente comenzaron por separado huelgas de hambre en los últimos días en Cuba, informaron hoy a EFE fuentes de la oposición y diplomáticos.

Los presos son Eduardo Díaz Fleitas, Diosdado Gonzalez y Nelson Molinet, recluidos en la cárcel “Kilo 5” de la provincia occidental de Pinar del Río, y Fidel Suárez Cruz, del penal “Kilo 8” de la misma región. El disidente en ayuno voluntario es el sicólogo Guillermo Fariñas, conocido como “Coco”, que ha participado en redes de los llamados “periodistas independientes” y reside en la ciudad central de Santa Clara.

Los cuatro primeros forman parte del grupo de 75 opositores condenados a penas de prisión de hasta 28 años en la llamada “primavera negra” de 2003, acusados por el gobierno de ser “mercenarios” al servicio de Estados Unidos.

Díaz Fleitas fue condenado entonces a 21 años de prisión y los otros tres a 20 cada uno.

El disidente en ayuno voluntario es el sicólogo Guillermo Fariñas, conocido como “Coco”, que ha participado en redes de los llamados “periodistas independientes” y reside en la ciudad central de Santa Clara.

El total cinco huelguistas solicita la liberación de los aproximadamente 200 presos políticos que hay en la isla, según organizaciones de derechos humanos no reconocidas por el gobierno.

El portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, dijo a EFE que les ha enviado mensajes para que desistan de la huelga de hambre, la cual no aconseja porque no tienen efecto alguno en el gobierno que preside en general Raúl Castro.

Tras muerte de Zapata

Los cinco opositores comenzaron su protesta después de la muerte del también preso político Orlando Zapata Tamayo el martes pasado, en La Habana, quien cumplió un ayuno voluntario de 85 días para exigir ser tratado como “prisionero de conciencia”, estatus que le reconocía Amnistía Internacional.

El cadáver de Zapata fue enterrado al amanecer del jueves en su pueblo natal, Banes (provincia oriental de Holguín), acompañado solo por familiares y unos pocos amigos, en medio de fuertes controles y restricciones de la seguridad del Estado.

Fariñas es un activista político que ya ha hecho varias huelgas de hambre en las últimas décadas, la más sonada y prolongada en 2006, para exigir acceso sin restricciones a Internet para todos los cubanos, algo que sigue sin existir en este único país de América con un gobierno que se autoproclama firmemente comunista.

Según fuentes opositoras, el sicólogo tomó la decisión de comenzar el jueves la huelga de hambre cuando agentes de la seguridad del Estado lo detuvieron y golpearon en momentos en que se dirigía con otros disidentes al sepelio de Zapata.

Decenas de opositores habrían sido detenidos en los últimos días en toda la isla, o forzados a no salir de sus residencias, para evitar que fueran a Banes, según la CCDHRN.

Nota de la redacción: Por la democrácia, la libertad, la ética, la paz  y la justicia … En Cuba, en donde sea, en todas partes los derechos humanos se deben respetar. GFCH

Nueva iniciativa académica de la Universidad Metropolitana

febrero 24, 2010

Diplomado Avanzado en Gestión y Diseño de la Ciudad

Diseño urbano.Este año, la de la Maestría en Diseño Urbano en forma conjunta con el Centro de Extensión, Desarrollo Ejecutivo y Consultoría Organizacional (CENDECO) de la Universidad Metropolitana (en Caracas) ofrecen el Diplomado Avanzado en Gestión y Diseño de la Ciudad.  El programa está dirigido a profesionales universitarios de cualquier disciplina, vinculados al diseño, elaboración de planes y proyectos urbanos, promoción inmobiliaria, docencia e investigación interesados en entender e intervenir en los procesos de toma de decisiones que construyen ciudad desde el sector privado y público.

La información para los aspirantes a participar en el Diplomado está disponible en la dirección electrónica: http://www.cendeco.unimet.edu.ve/faces/home/index.jsp donde se presenta la oferta de diplomados de CENDECO para el próximo período y el proceso de preinscripción en los mismos.

 También se puede solicitar información por los teléfonos (0212) 240.35.44 y 242.70.60, o por las direcciones electrónicas: mdu@unimet.edu.ve y cendeco@unimet.edu.ve

Oscar Arias en Cumbre de Cancún, febrero 2010

febrero 23, 2010

Discurso de Óscar Arias Sánchez, Presidente de Costa Rica

“No se debe confundir el origen democrático de un régimen con el funcionamiento democrático del Estado”

Presidente Oscar AriasExcelentísimos Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe, amigas y amigos:

Ésta es mi última participación en una cumbre internacional. No pretendo despedirme de América Latina ni del Caribe. Los sueños de esta región los llevo atados al centro de mi vida. Pero sí debo despedirme de ustedes, colegas, hermanos, compañeros de viaje. Debo despedirme de este auditorio que resume, en un racimo de voces, las esperanzas de 600 millones de personas, casi una décima parte de la humanidad. Es en nombre de esa estirpe latinoamericana que quiero compartir con ustedes algunas reflexiones. Es en nombre de la prosapia que habita más allá de estas puertas, y que exige de nosotros la osadía de construir un lugar más digno bajo el sol.

A pesar de los discursos y de los aplausos, lo cierto es que nuestra región ha avanzado poco en las últimas décadas. En ciertas áreas, ha caminado resueltamente hacia atrás. Muchos quieren abordar un oxidado vagón al pasado, a las trincheras ideológicas que dividieron al mundo durante la Guerra Fría. América Latina corre el riesgo de aumentar su insólita colección de generaciones perdidas. Corre el riesgo de desperdiciar, una vez más, su oportunidad sobre la Tierra. Nos corresponde a nosotros, y a quienes vengan después, evitar que eso suceda. Nos corresponde honrar la deuda con la democracia, con el desarrollo y con la paz de nuestros pueblos, una deuda cuyo plazo venció hace siglos.

Honrar la deuda con la democracia quiere decir mucho más que promulgar constituciones políticas, firmar cartas democráticas o celebrar elecciones periódicas. Quiere decir construir una institucionalidad confiable, más allá de las anémicas estructuras que actualmente sostienen nuestros aparatos estatales. Quiere decir garantizar la supremacía de la ley y la vigencia del Estado de Derecho, que algunos insisten en saltar con garrocha.

Quiere decir fortalecer el sistema de pesos y contrapesos, profundamente amenazado por la presencia de gobiernos tentaculares, que han borrado las fronteras entre gobernante, partido y Estado. Quiere decir asegurar el disfrute de un núcleo duro de derechos y garantías fundamentales, crónicamente vulnerados en buena parte de la región latinoamericana. Y quiere decir, antes que nada, la utilización del poder político para lograr un mayor desarrollo humano, el mejoramiento de las condiciones de vida de nuestros habitantes y la expansión de las libertades de nuestros ciudadanos.

No se debe confundir el origen democrático de un régimen con el funcionamiento democrático del Estado. Hay en nuestra región gobiernos que se valen de los resultados electorales para justificar su deseo de restringir libertades individuales y perseguir a sus adversarios. Se valen de un mecanismo democrático, para subvertir las bases de la democracia. Un verdadero demócrata, si no tiene oposición, debe crearla. Demuestra su éxito en los frutos de su trabajo, y no en el producto de sus represalias. Demuestra su poder abriendo hospitales, caminos y universidades, y no coartando la libertad de opinión y expresión. Un verdadero demócrata demuestra su energía combatiendo la pobreza, la ignorancia y la inseguridad ciudadana y no imperios extranjeros y conspiraciones imaginarias. Esta región, cansada de promesas huecas y palabras vacías, necesita una legión de estadistas cada vez más tolerantes, y no una legión de gobernantes cada vez más autoritarios. Es muy fácil defender los derechos de quienes piensan igual que nosotros. Defender los derechos de quienes piensan distinto, ése es el reto del verdadero demócrata. Ojalá nuestros pueblos tengan la sabiduría para elegir gobernantes a quienes no les quede grande la camisa democrática.

Y ojalá también sepan resistir la tentación de quienes les prometen vergeles detrás de la democracia participativa, que puede ser un arma peligrosa en manos del populismo y la demagogia. Los problemas de Latinoamérica no se solucionan con sustituir una democracia representativa disfuncional, por una democracia participativa caótica.

Parafraseando a Octavio Paz, me atrevo a decir que en nuestra región la democracia no necesita echar alas, lo que necesita es echar raíces. Antes de vender tiquetes al paraíso, preocupémonos primero por consolidar nuestras endebles instituciones, por resguardar las garantías fundamentales, por asegurar la igualdad de oportunidades para nuestros ciudadanos, por aumentar la transparencia de nuestros gobiernos, y sobre todo, por mejorar la efectividad de nuestras burocracias. Mi experiencia como gobernante me ha comprobado que los nuestros son Estados escleróticos e hipertrofiados, incapaces de satisfacer las necesidades de nuestros pueblos y de brindar los frutos que la democracia está obligada a entregar.

Esto tiene serias consecuencias sobre nuestra capacidad de honrar la segunda deuda que he querido mencionarles, la deuda con el desarrollo. Una deuda que, repito, tenemos que honrar nosotros. Ni el colonialismo español, ni la falta de recursos naturales, ni la hegemonía de Estados Unidos, ni ninguna otra teoría producto de la victimización eterna de América Latina, explican el hecho de que nos rehusemos a aumentar nuestro gasto en innovación, a cobrarle impuestos a los ricos, a graduar profesionales en ingenierías y ciencias exactas, a promover la competencia, a construir infraestructura o a brindar seguridad jurídica a las empresas. Es hora de que cada palo aguante la vela de su propio progreso.

¿Con qué derecho se queja América Latina de las desigualdades que dividen a sus pueblos, si cobra casi la mitad de sus tributos en impuestos indirectos, y la carga fiscal de algunas naciones en la región apenas alcanza el 10% del Producto Interno Bruto? ¿Con qué derecho se queja América Latina de su subdesarrollo, si es ella la que demuestra una proverbial resistencia al cambio cada vez que se habla de innovación y de adaptación a nuevas circunstancias? ¿Con qué derecho se queja América Latina de la falta de empleos de calidad, si es ella la que permite que la escolaridad promedio sea de alrededor de 8 años? Y sobre todo, ¿con qué derecho se queja América Latina de su pobreza si gasta, al año, casi 60.000 millones de dólares en armas y soldados?

La deuda con la paz es la más vergonzosa, porque demuestra la amnesia de una región que alimenta el retorno de una carrera armamentista, dirigida en muchos casos a combatir fantasmas y espejismos. Demuestra, además, la total incapacidad para establecer prioridades en América Latina, una práctica que impide la concreción de una verdadera agenda para el desarrollo. Hay países que sufren conflictos internos, que pueden justificar un aumento en sus gastos de defensa nacional. Pero en la gran mayoría de nuestras naciones, un mayor gasto militar es inexcusable ante las necesidades de pueblos cuyos verdaderos enemigos son el hambre, la enfermedad, el analfabetismo, la desigualdad, la criminalidad y la degradación del medio ambiente. Es lamentable que en esta Cumbre de la Unidad se reúnan países que se arman los unos contra los otros. Y es también lamentable que en esta Cumbre de la Unidad se encuentre ausente el Gobierno de Honduras, cuyo pueblo es víctima del militarismo y no merece castigo, sino auxilio.

Si hace veinte años me hubieran dicho que en el 2010 estaría todavía condenando el aumento del gasto militar en América Latina, probablemente me habría sorprendido.

¿Cómo, después de haber visto los cuerpos destrozados de jóvenes y niños heridos en la guerra, podía esta región anhelar un retorno a las armas? ¿Cómo habría de permitir el dantesco desfile de cohetes, misiles y rifles que pasa frente a pupitres desvencijados, loncheras vacías y clínicas sin medicinas? Algunos dirán que me equivoqué al confiar en un futuro de paz. No lo creo. La esperanza nunca es un error, no importa cuántas veces sea defraudada.

Yo aún espero un nuevo día para América Latina y el Caribe. Espero un futuro de grandeza para nuestros pueblos. Llegará el día en que la democracia, el desarrollo y la paz llenarán las alforjas de la región. Llegará el día en que cesará el recuento de las generaciones perdidas. Puede ser mañana, si nos atrevemos a hacerlo. Puede ser el próximo año, la próxima década o el próximo siglo. Por mi parte, yo seguiré luchando. Sin importar las sombras, seguiré esperando la luz al final del arco iris. Seguiré luchando hasta el día que llegue.

Queridos amigos y amigas. Compartir con ustedes este foro, al igual que muchos otros más, ha sido para mí sumamente honroso y un verdadero privilegio. Esta es mi última cumbre y al decirles adiós, quiero que sepan que en Óscar Arias tendrán siempre a un amigo de verdad.

Muchas gracias.

Óscar Arias Sánchez.

Nota de la redacción: Desde los días de La Guerra de Centroamérica o Conflicto Centroamericano, cuando colaborábamos con el Grupo Contadora, que jugó un importante papel pacificador precedente a los acuerdos finales alcanzados con la mediación de Oscar Arias, conocimos y hemos manifestado sincera amistad, aprecio y reconocimiento por este político de trascendente estatura intelectual, gran sentido práctico y enorme fuerza moral. Oscar Arias es un activista incansable por la paz, un predicador de la ética y los valores humanos así como un extraordinario promotor de la innovación para el cambio social. En esta oportunidad –muy modestamente– lo honramos con la publicación del reciente e importante discurso pronunciado en la Cumbre de Cancún (Cumbre América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo, y en paralelo Reunión del Grupo de Río). GFCH

Colisión glaciar

febrero 22, 2010

Gigantesco iceberg choca contra la Antártida y crea grieta de dos kilómetros de largo

Colisión glaciarUn iceberg gigante de 54 kilómetros de largo y 5 de ancho ha colisionado con la plataforma de hielo costera de la Antártida cerca de la estación polar alemana «Neumayer III», según ha anunciado una portavoz del Instituto Alfred Wegener de Investigaciones Polares y Marinas (AWI) en Bremerhaven.

(Agencia EFE). La portavoz del instituto situado en la costa alemana del mar del Norte destacó que el iceberg, con un espesor de unos 200 metros, causó una grieta de dos kilómetros de largo en la plataforma de hielo de la Antártida. La colisión, que se produjo el pasado 11 de febrero, hizo desprenderse un trozo de hielo de 300 metros de largo y 700 metros de ancho de la plataforma helada en la costa de la Antártida, añadió el AWI.

El instituto de Bremerhaven calificó la colisión del iceberg, con un peso de unos 400 millones de toneladas de hielo, de «sensación científica» y reveló que el gigante helado se movía a una velocidad de unos 15 kilómetros diarios cuando se produjo el choque. Los científicos alemanes de la estación «Neumayer III», situada a unos diez kilómetros del lugar en el que se produjo la colisión, tuvieron oportunidad de observar el fenómeno directamente y calcularon que la energía liberada en el momento del choque equivale a la de cinco a diez toneladas de explosivo convencional.

 El equipo germano pudo registrar todo el fenómeno con ayuda de sismógrafos y micrófonos, así como con imágenes tomadas vía satélite, lo que permitirá avanzar en las investigaciones sobre el comportamiento de las masas de hielo en la Antártida.

Rápido movimiento

El iceberg gigante recibió el nombre científico de B-15-K y se encontraba en observación desde hace tiempo. Los expertos alemanes expresaron su sorpresa por su rápido movimiento, ya que calcularon que tocaría la costa a una velocidad de unos cuatro kilómetros por día, velocidad que finalmente casi cuadruplicó.

El B-15-K es un fragmento de un iceberg aun mayor, el B-15, que con una superficie de 11.000 kilómetros cuadrados se desprendió en marzo de 2000 de la plataforma de hielo de Ross, en la costa de la Antártida, a 9.000 kilómetros de distancia de la base alemana.

Otro fragmento del iceberg gigante, el C-19-C, colisionó también con la plataforma de hielo cerca de la base alemana en octubre de 2009. Esta última masa flotante de hielo tenía una superficie de 891 kilómetros cuadrados, similar a la de Berlín, y causó un desprendimiento en la plataforma de hielo de 30 kilómetros de largo y siete kilómetros de ancho.

Tomado de: http://informe21.com/actualidad/iceberg-gigante-choca-antartida

El Vaticano refuerza equipo de ciencias

febrero 21, 2010

Papa nombra a premio Nobel alemán miembro de Academia científica

Academia Pontificia de las CienciasAgencia DPA.- El papa Benedicto XVI nombró al físico-químico alemán Gerhart Ertl, distinguido en 2007 con el premio Nobel, como miembro de la Academia Pontificia de las Ciencias, informó hoy el Vaticano.

Ertl, de 73 años, es profesor en el instituto Fritz Haber de la sociedad Max Planck en Berlín. Recibió el Nobel de Química por sus estudios de los procesos químicos en superficies sólidas.

Según el Vaticano, la Academia Pontificia de las Ciencias fue fundada en 1603 en Roma como la primera academia exclusivamente científica del mundo.

El trabajo del centro se centra en seis grandes áreas: ciencias básicas, ciencias y tecnología de problemas globales, ciencia para los problemas en el Tercer Mundo y política científica, bioética y epistemología.

Pensamiento compartido

febrero 20, 2010

La libertad, engaño e ilusión

PensadoresHace ya varias semanas que me comprometí con Animal de fondo a publicar un pequeño texto sobre la libertad. No sé si estará a la altura, pero allá va. Empecemos por la política: las sociedades liberales en las que vivimos recelan del estado como uno de los enemigos de la libertad. En tanto que no se entrometa en la vida de los ciudadanos podrán tomar sus propias decisiones. ¡Dejadme decidir por mí mismo!, parece decir el individuo liberal, sin darse cuenta de que para poder ejercer esa capacidad hace falta algo más que la mayoría de edad biológica o jurídica. Abrir espacios para la libertad no significa, ni mucho menos, que seamos libres o que vivamos en sociedades libres. Si la libertad es la ilusión de la decisión autónoma probablemente sea nuestro tiempo una de sus mayores expresiones. Por el contrario: si esperamos más de esta palabra, seguimos manteniendo diferentes formas de esclavitud y servidumbre: no externas y visibles, sino mucho más sutiles, prácticamente imperceptibles.

El individuo liberal que exige la libertad negativa es similar al polluelo que quiere volar solo cuando aún no ha desarrollado suficientemente sus alas. Desde hace décadas creemos volar solos, sin que se hayan dado condiciones para que podamos hacerlo de un modo real y efectivo. La libertad es cierta clase de espejismo. Pensamos decidir por nosotros mismos cuando son otros los que deciden algo mucho más importante: cuáles van a ser las opciones que vamos a tener a nuestro alcance. El análisis de Foucault al respecto es revelador: la libertad tiene mucho que ver con el poder y vivimos sujetos, agarrados por diferentes procesos unificadores, normalizadores del ser humano. Poder elegir entre veinte tribus urbanas distintas nos parece un gran logro, sin que apreciemos que de una forma indirecta pasamos a fundirnos con el grupo, con la corriente que se encargará de decirnos cómo pensar, cómo vestir, cómo divertirnos y cómo vivir. En nuestros días no se dan las condiciones políticas, sociales, económicas ni educativas como para decir que la libertad sea un valor en alza.

Queremos libertad para no saber utilizarla. La tradición filosófica nos ha legado grandes textos al respecto: desde el mito de la caverna a ¿Qué es Ilustración?, la filosofía ha pretendido ser siempre un ejercicio de liberación. Algo que no es, por otro lado, exclusivo de la filosofía. Si algo aprendemos de los textos que acabo de citar es que la cultura nos libera. Acceder al arte, la ciencia o la filosofía es tener al alcance de la mano una pluralidad irreductible de ideas, de métodos, de visiones de la vida que lamentablemente no aparecen entre los catálogos de la gran superficie que buzonean en el barrio. La formación nos enseña a mirar más allá, sin que esta expresión pretenda revestirse de trascendencia: aprender a ver por encima de los mecanismos de poder, de las pautas marcadas de consumo, de las formas dominantes de pensamiento. La libertad se convierte en algo paradójico: mientras las maquinarias uniformadoras producen sujetos clónicos, tenemos a nuestro alcance la posibilidad de hacernos libres en gestos sencillos. Abrir un libro, acudir a una filmoteca, charlas informales, recursos gratuitos en Internet… Teniéndola tan cerca, renunciamos a ella por el esfuerzo que implica, creyéndonos libres bailando al son que nos marcan. Todos nos creemos libres, porque se le puede aplicar a la libertad el viejo refrán: “el que no se consuela, es porque no quiere”.