Archivo para agosto 2011

83 muertos dejaron experimentos médicos de EEUU en Guatemala en los años 40

agosto 29, 2011

Presidente Obama había encargado que se investigara.Washington (AFP).- Al menos 83 de las personas sometidas a experimentos médicos por científicos estadounidenses en Guatemala en la década de 1940 murieron, señaló
este lunes la comisión que investiga los hechos a solicitud del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Unas 5.500 personas participaron en estos experimentos, sin que se les informara en qué consistían, y de ellas, 1.300 fueran expuestas o inoculadas con una enfermedad venérea, señaló uno de los miembros de la comisión, Stephen Hauser, al presentar las conclusiones preliminares.

“De estos grupos, creemos que hubo 83 muertes”, dijo Hauser. Esta es la primera vez que se esboza una cifra de muertes ligadas a las pruebas, que se realizaron sobre poblaciones vulnerables, como presos, enfermos mentales, trabajadoras sexuales y niños, entre 1946 y 1948.

Hauser dijo que la comisión aún no ha determinado “a qué nivel estas muertes estuvieron directa o indirectamente relacionadas con los experimentos”, pero que por ejemplo se detectaron casos de infecciones y meningitis luego de las inoculaciones.

De las personas inoculadas con enfermedades venéreas, como sífilis y gonorrea, sólo “700 recibieron alguna forma de tratamiento” posteriormente, indicó Hauser.

La comisión presidencial para temas de bioética, que por nueve meses ha revisado más de 125.000 documentos sobre estas pruebas realizadas entre 1946 y 1948 con financiamiento de los oficiales Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), entregará su informe final a Obama en septiembre.

Los experimentos médicos, que buscaban probar la efectividad de medicamentos contra las enfermedades de transmisión sexual y la eficacia de los métodos dedetección de esas dolencias, fueron un “episodio inmoral de injusticia histórica”, afirmó Amy Gutmann, la jefa de la comisión.

Obama encargó al grupo la investigación en noviembre pasado, un mes después de que salieran a la luz los experimentos calificados como “crímenes de lesa humanidad” por el presidente de Guatemala, Alvaro Colom, cuyo gobierno inició su propias averiguaciones que siguen en curso.

El líder de la investigación guatemalteca, el vicepresidente Rafael Espada, iba a
participar en la reunión de este lunes, pero debió cancelar por el huracán Irene que interrumpió parte del tráfico aéreo estadounidense durante el fin de semana.

El mandatario estadounidense llamó a Colom para disculparse personalmente al conocerse el caso, que calificó de “inmoral”.

La investigación busca “honrar a las víctimas y asegurarnos de que esto no
suceda nuevamente”, dijo Gutmann.

“No fue un accidente que esto sucediera en Guatemala”, en un país foráneo y
sobre población vulnerable, ya que algunos de los investigadores “dijeron que no hubieran podido hacer esto en su propio país”, afirmó Gutmann.

Los pacientes fueron tratados como “un material”, lamentó.

Los investigadores, liderados por el doctor John Cutler, “actuaron sistemáticamente en contravención del mínimo respeto por los derechos humanos y la ética de la investigación”, agregó.

Sabían que sus acciones no eran correctas ya “hay evidencia sustancial que reflejan esfuerzos de los investigadores por limitar el conocimiento de las actividades con los guatemaltecos tanto como fuera posible”, destacó Gutmann.

Varios de los científicos que participaron en los experimentos en Guatemala ya habían adelantado en 1943 un estudio similar con presos en Estados Unidos, pero en ese caso fue con voluntarios que sabían a qué se sometían y dieron su consentimiento.

La investigación sobre el caso en Guatemala forma parte de un estudio más general de la comisión, en consulta con colegas internacionales, sobre los alcances éticos de las investigaciones con seres humanos, cuyas conclusiones serán entregadas a Obama a fines de año.

 

Anuncios

Hay un “nuevo sentido común”

agosto 15, 2011

Sentido común y redes socialesLas redes sociales están en el centro de un impactante cambio en las relaciones entre empresas y clientes, entre gobiernos y ciudadanos.

Escrito por: Simón A. Parisca

Es indiscutible el papel fundamental que han jugado los consumidores en la transformación del aparato productivo mundial en las últimas décadas. Durante la mayor parte del siglo pasado, la oferta definió la demanda. ¿Recuerdan la historia de Henry Ford respondiendo que Ford Motor Co. podía producir el Modelo T en cualquier color, mientras fuera negro? En esos tiempos, el consumidor, sólo podía asumir una posición pasiva y resignada ante los factores de producción. Hoy en día, y cada vez con mayor intensidad y fuerza, en todos los sectores del mercado mundial, la demanda está determinando el perfil de la oferta. El hombre-consumidor ha logrado transformar al mundo de la producción de manera que éste se ve obligado a responder a sus deseos y aspiraciones.

No cabe duda de que este notable movimiento de la palanca del poder en el ámbito productivo-comercial ha sido, en gran medida, el resultado del auge de las tecnologías de información y comunicaciones. El hombre-consumidor es, hoy en día, un individuo informado, conocedor de sus opciones y, en consecuencia, exigente y decidido en el reclamo de productos y servicios que, no solamente atiendan sus necesidades y aspiraciones de calidad, sino que, cada vez más, sean producidos en instituciones reconocidas públicamente por sus principios y valores, su respeto al medio ambiente y sus manifestaciones de responsabilidad y solidaridad social proactiva. No cabe duda de que, al menos en el ámbito productivo-comercial, lo que Carlota Pérez ha denominado el “nuevo sentido común”, ha emergido con fuerza en el marco de la actual Revolución Tecnológica. Las empresas productoras se han visto obligadas a innovar, no solamente en productos y procesos, sino también en sus estrategias de aproximación al mercado y en sus prácticas de atención al contexto socio-ambiental.

Una nueva dimensión del poder del individuo comienza a hacerse notar en la actuación del hombre-ciudadano en el ámbito socio-político. Cada día vemos, con mayor frecuencia e impacto, movimientos en la palanca del poder público. Los ciudadanos, informados y exigentes, hacen sentir su voz con una fuerza, hasta hace poco impensada, a través de los nuevos instrumentos de comunicación. Un sentimiento colectivo parece emerger, aún en los países menos desarrollados, dirigido hacia los gobiernos y las clases dirigentes con una actitud que pudiésemos simplificar a través de una expresión como… “¿Sabes qué?… No me gusta lo que está sucediendo, no quiero seguir así y exijo un cambio…” El poder ha comenzado a trasladarse efectivamente, de los Gobiernos a los hombres-ciudadanos, individualmente y en conjunto; las redes sociales se han convertido en un instrumento extraordinario en este movimiento del poder.

Pero ésta es, también, una expresión del “nuevo sentido común” más o menos conocida. De una manera u otra nos hemos enterado de casos y situaciones que reflejan estas actitudes, en Irán, en China, en algunos países árabes, los Wikileaks, los “indignados” españoles y hasta los más de 30.000 seguidores de Obama que abandonaron su cuenta twitter en un solo día, como rechazo al manejo de la crisis económica norteamericana, enviándole así un mensaje “loud and clear”.

En organizaciones, grandes y pequeñas, del mundo entero, se están produciendo señales de otra manifestación del “nuevo sentido común”. Ahora, el movimiento comienza a insinuarse en la palanca de poder dentro de las organizaciones productivas. El hombre-trabajador, informado y exigente, comienza a expresar su insatisfacción con las condiciones prevalecientes en el ambiente de trabajo; y no se trata, necesariamente, de mayores reivindicaciones económicas. El hombre-trabajador comienza a exigir, a cambio del desempeño y el compromiso, que se espera de él, confianza, participación, equidad, tiempo y espacio para crecer y crear, y significado y trascendencia de su contribución laboral.

Nociones, hasta ahora indisputadas, en las prácticas gerenciales prevalecientes, tales como: la figura del Gerente que todo lo sabe y todo lo decide (… porque por eso llegó hasta donde está…); la del trabajador de quien se espera que cumpla su trabajo en obediencia, diligencia y excelencia (… porque para eso se le paga, no para pensar…); la de que el liderazgo se fundamenta en un efectivo ejercicio de la autoridad (… en lugar de entenderlo como capacidad para influenciar, como el resultado de la confianza, la credibilidad y la apertura…); y otras similares, están siendo fuertemente cuestionadas en organizaciones, grandes y pequeñas, en el mundo desarrollado.

Las empresas más innovadoras han emprendido cambios sustantivos en sus prácticas gerenciales y administrativas. Muchos de estos cambios se inspiran en algunas de las bondades más evidentes de Internet: apertura, transparencia, colaboración, autonomía creadora, etc. Estas empresas han comenzado a diseñar las “innovaciones gerenciales” necesarias para atender esas exigencias sin sacrificar el necesario control de la organización y el desempeño colectivo. Sin lugar a dudas un reto de grandes proporciones, que las organizaciones deben reconocer de inmediato y actuar en consecuencia, antes de que las alcance el futuro inexorable de las aspiraciones del hombre-trabajador, informado y exigente, tal como ha sucedido con algunos gobernantes mundiales ante el avance del hombre-ciudadano.

El autor es Director General de la Asociación Civil EUREKA
simon.parisca@eureka.org.ve

Fuente: Tomado de El Mundo – Economía & Negocios e Informe21.com

Un anillo de antiprotones rodea a la Tierra

agosto 11, 2011

Anillo de antiprotones alrededor de la TierraUna fina banda de partículas de antimateria -llamadas antiprotones- que envuelve la Tierra fue descubierta por primera vez, revela publicación en reputada revista.

 

El hallazgo, descrito en la revista Astrophysical Journal Letters, confirma el trabajo teórico que predice que el campo magnético de la Tierra podría atrapar la antimateria.

El equipo responsable de la investigación asegura que un pequeño número de antiprotones se encuentran entre los cinturones de Van Allen formados de materia “normal” atrapada.

Los investigadores señalan que podrían ser suficientes para implementar un esquema usando antimateria como combustible para propulsar las futuras naves espaciales.

Los antiprotones, llamados rayos cósmicos, fueron detectados por el satélite Pamela (un acrónimo en inglés de Equipo para la Exploración de Antimateria y Estudios de Astrofísica de Núcleos Ligeros), lanzado en 2006 para estudiar la naturaleza de las partículas de alta energía procedentes del Sol y de más allá de nuestro sistema solar.

Estas partículas de rayos cósmicos pueden chocar contra las moléculas que componen la atmósfera de la Tierra, creando una lluvia de partículas.

Muchas de las partículas de rayos cósmicos o las partículas “hijas” que crean, quedan atrapadas en los cinturones de Van Allen, regiones en forma de rosquilla donde los campos magnéticos de la Tierra las atrapan.

Entre los objetivos del Pamela estaba buscar específicamente un pequeño número de partículas de antimateria entre las partículas de materia normal, mucho más abundantes, tales como protones y los núcleos de los átomos de helio.

Fuente abundante: El nuevo análisis muestra que cuando Pamela pasa por una región llamada Anomalía del Atlántico Sur, ve miles de veces más antiprotones que los que se espera que provengan de partículas normales o de otros lugares del cosmos.

El equipo dice que esto es la evidencia de que las bandas de antiprotones, análogas a los cinturones de Van Allen, retienen a los antiprotones en el lugar, al menos hasta que encuentran a la materia normal de la atmósfera, cuando se “aniquilan” en un destello de luz.

El cinturón es “la fuente más abundante de antiprotones cerca de la Tierra”, dijo Alessandro Bruno, de la Universidad de Bari, unp de los co-autores del estudio.

“Los antiprotones atrapados se pueden perder en las interacciones con los componentes atmosféricos, especialmente a bajas altitudes, donde la aniquilación se convierte en el mecanismo de la pérdida principal,” le dijo a la BBC.

“Por encima de una altura de varios cientos de kilómetros, la tasa de pérdida es significativamente menor, lo que permite que se produzcan una gran cantidad de antiprotones”.

Bruno señaló que, además de confirmar el trabajo teórico que había predicho desde hace tiempo la existencia de estas bandas de antimateria, las partículas también podrían ser una fuente de combustible novedoso para las futuras naves espaciales, una idea que se analiza en un informe para el Instituto de la NASA de Conceptos Avanzados.

Tomado de: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/08/110807_ciencia_tierra_cinturon_antiprotones_ok_jrg.shtml

Debate sobre ¿muerte digna?: El caso de un bebé en estado vegetativo en Argentina

agosto 5, 2011

Bebé en estado vegetativoEl caso de una bebé de dos años en estado vegetativo desde su nacimiento y cuyos padres piden que le concedan una “muerte digna” ha reabierto en Argentina el debate sobre la falta de una ley de eutanasia. Diferentes medios hacen seguimiento a la polémica, hay quienes se pronuncian a favor y otros en contra.

“Camila está en estado vegetativo desde que nació. No llora, no parpadea, no traga, no se mueve. Todos afirman y confirman que el estado de la niña es irreversible”, aseguró su madre, Selva Herbon, en declaraciones que publican hoy varios medios de la prensa local.

Herbon, de 37 años y madre de otra niña de 10, remarcó que su familia vive “un calvario” desde que nació Camila, quien sobrevive conectada a un respirador artificial en el Centro Gallego, de Buenos Aires.

Dijo que los comités de bioética de entidades públicas y privadas han respaldado su petición de desconectar a Camila, además de apoyar la reactivación de proyectos de ley sobre eutanasia que están en estudio en el Parlamento.

En abril de 2009, Camila “nació muerta” en una clínica de la periferia de Buenos Aires, “se la reanimó durante 20 minutos y se la conectó a un respirador artificial. Tuvo una encefalopatía crónica no evolutiva a raíz de falta de oxígeno en el momento del parto por procedencia de cordón umbilical”, afirmó Herbon.

“No se le permite una muerte digna”, insistió Herbon luego de señalar que carece de recursos económicos para iniciar una demanda judicial para que se le autorice la eutanasia y ha denunciado el caso al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, cuyo experto en bioética, Juan Carlos Tealdi, le ha dado la razón.

“En estos casos, luego de un año, la medicina ya no está obligada a persistir con el tratamiento, debido a que la situación de la beba es irreversible”, corroboró Tealdi a la radio Continental de Buenos Aires.

Tealdi opinó que, a falta de una legislación sobre eutanasia, este tipo de casos “irreversibles” deberían ser resueltos de común acuerdo entre la familia del paciente y los médicos, que “éticamente no están obligados” a mantener un tratamiento que resulta ineficaz.

“Debe haber mucha gente interesada en mantenerla viva”, comentó Herbon al diario bonaerense Tiempo Argentino en referencia a que la atención de la bebé cuesta 1.500 pesos (360 dólares) diarios.

“Voy todos los sábados a llevarle pañales y ropa”, apuntó la mujer, quien se ha entrevistado con los dos legisladores que han presentado sendos proyectos de ley para que se regule la eutanasia.

El senador Samuel Cabanchik, autor de uno de esos proyectos, dijo que ha pedido a sus colegas que avancen en el debate de esa iniciativa, destinada a garantizar el derecho de las personas a una “muerte digna” en el caso de que “estén ciento por ciento agotados” todos los recursos médicos para su recuperación.

En marzo pasado, un mes después de reclamar sin éxito la autorización para una “muerte digna”, falleció a los 19 años Melina González, quien padecía una enfermedad degenerativa y terminal que la había mantenido durante meses postrada en un hospital de Buenos Aires.

Fuente: http://www.abc.com.py/nota/bebe-en-estado-vegetativo-reabre-debate-sobre-muerte-digna-en-argentina/

El extraordinario poder de los porqués

agosto 3, 2011

Escrito por: Angelo Burgazzi

Preguntas de los niñosDel emprendedor solemos percibir sus respuestas. Nos maravillamos entonces de nuevos dispositivos tecnológicos que se anticipan a nuestros deseos, de redes sociales que cambian la forma en que conversamos o de un Sistema de Orquestas que transforma en música la pobreza de nuestros cerros. Sin embargo, cada producto o servicio que agrega valor existe porque un emprendedor se hizo desde el comienzo preguntas sobre –por ejemplo– el tiempo, la “otredad” y la superación.

En nuestra cultura –que favorece la autoridad y es resistente al cambio–  hacerse preguntas puede ser incómodo, incluso transgresor.

Todo comienza en la infancia. Seguramente has escuchado a un niño de tres años preguntándose por qué: ¿Por qué el cielo es azul? ¿Por qué el hielo es frío?… Entonces el adulto, fácilmente cansado ante ese constante ir y venir, dice: “¡Tu sí preguntas ¡Deja de preguntar tanto!”; haciendo entender  que no está tan bien “curiosear”.

El que ha tenido la suerte de estar cerca de un niño sabe que vienen dotados de altísimas dosis de curiosidad. El niño no suele requerir de estímulos para preguntar. La curiosidad, podríamos decir, es un componente originario del ánimo humano. Si dejáramos, si pusiéramos de lado, nuestro empeño en apagar esa enorme sed de saber, esa llama interior que mueve a un niño a preguntar todo el tiempo acerca de todo, estaríamos haciendo un enorme favor, una invalorable contribución, a la humanidad.

Fíjense por qué: De los porqués surgirán los emprendimientos –de negocio, sociales, culturales, políticos– que llevarán al planeta a alcanzar el bienestar que deseamos.

Quienes sentimos en nuestros hijos una renovada esperanza, tenemos hoy una gran oportunidad de aportar algo más a la rueda de la vida, dándole a las preguntas de un niño la importancia que tienen.

Daniel, de tres años, está en plena ebullición de porqués. ¿Por qué el barco flota? ¿Por qué se hizo de noche? ¿Por qué hay que ir al colegio? Es retador, e incluso divertido, explicarle en sus términos un concepto de física o de ergonomía. El juego se hace más fácil cuando comprendemos que no siempre tenemos que tener una respuesta. Basta con un genuino “¡Qué interesante!” o con un retador “¿Qué piensas tú?” para validar su inquietud. O invitar a Samuel –que tiene ocho años– a proponer una respuesta, o a investigar juntos. Lo esencial es que reciba un mensaje contundente: está bien hacerse preguntas y conversar con otros sobre ellas. Está bien sentir curiosidad, querer saber cómo funcionan las cosas. ¡Está bien preguntarse a cada rato “por qué”!

Tenemos otro reto importante y está en la escuela. Allí también, lamentablemente, la curiosidad suele ser desestimulada. La era industrial determinó la educación que nosotros conocimos y que continúa impartiéndose a la mayoría. Su objetivo principal sigue siendo el de generar personas “empleables” para ocupar puestos de trabajo tradicionales. La entrega de información es la mayor premisa; alfabetización ofrecida en un proceso idéntico para todos, proceso “homogeneizado”, que promueve y celebra la “normalidad”, en el que el factor principal para agrupar a los niños es la edad, donde cada individuo tiene pocas posibilidades de hacer florecer “sus porqués”.

Hoy, en plena era digital, cuando toda la información está disponible en Wikipedia o en una búsqueda en Google, deja de tener sentido –a manera de ejemplo– que un examen consista en probar conocimientos sobre una enciclopedia escolar. Es mucho más relevante que el niño desarrolle la capacidad de preguntarse cosas para él importantes y que en base a ellas se anime a crear.

Lo países que entiendan esto más rápido, probablemente tendrán más emprendedores –creando nuevos productos y servicios o reinventando los ya existentes– y menos empleados que esperan a que alguien les diga cuándo y cómo actuar.

Más pronto que tarde la escuela se acoplará a la era digital. Se transformará, dejando atrás el modelo de “fábrica de empleados”, para pasar a formar a los ciudadanos de la era del conocimiento, ciudadanos que nunca dejan de crecer y de aprender, que viven inmersos en la cultura del autodesarrollo. Algunos participaremos menos, otros más en esos cambios. Mientras tanto los padres, hermanos, abuelos o tíos que tenemos la fortuna de estar cerca de un niño de tres años, podemos comenzar a motivarlo para que nunca abandone sus poderosos porqués. Y en esa interacción, curiosamente, muchos reaprenderemos a preguntarnos nuevamente por qué.

La próxima vez que un niño te haga una pregunta, recuerda que quizás ante ti esté un futuro emprendedor. Si conoces la respuesta, respóndele. Si no la conoces, búscala con él. En todo caso,  estimula su curiosidad. Quizás en ese niño está la respuesta, una de las respuestas, que el mundo tanto necesita.

Correo: angelo@accede.net

Twitter: @burgazzi

El autor es emprendedor, especialista en tecnología de información, fundador y director de ACCEDE Espacio de Emprendimiento y de la organización DBAccess.

Fuente: Tomado de El Mundo – Economía & Negocios e Informe21.com

Gemelos idénticos no tienen las mismas huellas dactilares

agosto 2, 2011

Huellas dactilares de gemelosEn la formación de las huellas no sólo interviene la herencia genética, sino que son el resultado de la interacción de la información genética con el medio ambiente. Las diferentes huellas dactilares, como la diferente distribución de las manchas en la piel de animales clonados, son dos ejemplos claros de que la información codificada en nuestros genes no es inalterable. Es como la partitura de una sinfonía, la música está escrita, pero existe un margen de interpretación que puede dar lugar a un concierto mediocre o simplemente inolvidable. De la misma forma, la información de los genes puede ser interpretada de diferentes maneras.

Los gemelos idénticos comparten exactamente la misma herencia genética, es decir, los mismos genes, porque proceden de un único embrión que por diversas causas se divide dando lugar a dos individuos. Sin embargo, desde el mismo momento de la división, pasan a ser dos seres diferentes y cada uno interacciona de forma distinta con el medio que le rodea, es decir, pueden tener experiencias muy distintas. En el desarrollo de las huellas dactilares durante el embarazo influye de forma determinante la presión, tanto del líquido amniótico como la propia sanguínea del feto o el contacto con otras partes del cuerpo. Simplemente una diferente posición en el útero da lugar a diferentes presiones. Eso hace que la disposición de las crestas papilares adopte una distribución distinta que determina la aparición de huellas diferentes. Es por esta misma razón por la que no tenemos las mismas huellas en todos los dedos.

De la misma forma, las manchas de color en los animales no vienen determinadas exclusivamente por la herencia genética. La migración de los melanocitos, las células responsables de la pigmentación, se produce durante la gestación y en cada individuo los diferentes factores que controlan esta migración inter-accionan de forma distinta. Por esa razón los animales clonados, aunque comparten una misma información genética, presentan una piel en la que la distribución de las manchas puede ser muy diferente.

Nuestro fenotipo, es decir, la apariencia que tenemos y manifestamos, es el resultado de la traducción de nuestra herencia genética o genotipo. Pero esta traducción no es inamovible. La manifestación de los genes puede estar condicionada por diferentes circunstancias medioambientales. Cuando hablamos de factores medioambientales no debemos pensar exclusivamente en factores climáticos, hay que entenderlo desde una perspectiva mucho más amplia. No sólo son factores externos como la luz, la temperatura o la presión; también influyen de manera muy directa factores determinados por el ambiente interno del propio individuo. El sexo es posiblemente uno de los más relevantes y que actúa dando lugar a diferentes factores hormonales. También los niveles de nutrientes o elementos químicos pueden modular la expresión de los genes. Todos estos factores, de forma independiente o interactuando ente ellos, dan lugar a que un determinado gen entre o no en funcionamiento, y en caso de que se active, que lo haga a diferentes niveles haciendo que la información genética se desvíe en una u otra dirección. Por eso, en temas de salud, se habla tanto de enfermedades relacionadas con el estilo de vida.

La epigenética es el término que se creó para referirse a todos los mecanismos que relacionan la herencia genética con el medio ambiente y que, sin modificar la secuencia de los genes, influyen en su expresión.

Los mecanismos de actuación de la epigenética aún no se conocen plenamente. El más frecuente funciona creando marcas en los genes de tal forma que un gen marcado de una forma determinada sufre un proceso llamado de silenciamiento. Este mecanismo tiene lugar durante el desarrollo embrionario y en muchos casos sigue una pauta concreta. Así, un determinado gen se silencia en un tejido y no en otro, con lo que se logra que un mismo gen tenga diferentes manifestaciones. Este mecanismo perfectamente establecido es heredable, pero también puede ser alterado por una condición ambiental, que de alguna forma modula la información genética dando lugar a los distintos fenotipos.

Fuente: http://www.publico.es/389511/por-que-los-gemelos-identicos-no-tienen-las…

Tomado de: Informe21.com