Archivo para septiembre 2014

Pedro J. Torres: En “vuelta a clases” obesidad debe ser asumida como “asignatura pendiente”

septiembre 29, 2014

Para el presidente de la Fundación Torres-Picón, enfocada en labores preventivas de la obesidad en niños y niñas, es conveniente insistir en la formación de conciencia respecto a la enfermedad y sus secuelas. Esto debe hacerse en el hogar y también en las escuelas. Es responsabilidad tanto de los padres y representantes, como de los maestros y profesores. La temporada de regreso a los colegios o vuelta a clases, es un momento crucial y oportuno para muchos expertos que proponen lidiar con el problema. Durante las vacaciones escolares, dependiendo de cómo se disfrutan, se suele aumentar de peso. Pedro J. Torres recalcó que el control y disminución de ésta enfermedad se traduciría en un aporte significativo al descenso de muertes prematuras en todo el mundo.

Pedro Torres Ciliberto refuerza lo necesario que es prevenir la obesidad en los escolares.

Pedro J. Torres refuerza lo necesario que es prevenir la obesidad en los escolares

El fundador y vocero de la Fundación Torres-Picón hizo referencia a El Diario de Ibiza, el cual informó en España, que “uno de cada tres niños van a la escuela sin desayunar y menos de uno de cada diez lo hace de forma completa”. Y es que casi la mitad de los niños españoles de entre 6 y 9 años padece sobrepeso.

Un despacho de la Agencia EFE, divulgado por distintos medios de comunicación, señala que “con la vuelta al colegio, los expertos coinciden en la importancia de cuidar la primera comida de la mañana para prevenir la obesidad en edad escolar, ya que uno de cada tres niños van al colegio sin desayunar y sólo un 8 % lo hace de forma completa”.

“No hay que olvidar que los niños con sobrepeso y obesidad presentan más problemas óseos y musculares; tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes, hígado graso y asma; entran en la pubertad antes que sus compañeros y en general muestran una autoestima más baja”, indicó Rubén Bravo, experto en nutrición y portavoz del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).

Es de tener en cuenta y presente que, casi un 45 % de los menores de entre seis y nueve años en España sufre exceso de peso, un país donde se descuida el desayuno pese a que numerosos estudios demuestran su importancia en la dieta infantil.

Varios especialistas en alimentación, expertos nutricionistas, han llamado la atención sobre que la temporada de regreso a los colegios o vuelta a clases, es un momento crucial y oportuno para lidiar con el problema desde la casa u hogar, donde los menores realizan dos de las comidas principales del día, el desayuno y la cena, así como para encontrar formas que hagan posible la adopción de hábitos saludables desde edades tempranas.

“Muchos niños omiten el desayuno por varios motivos: la prisa de los padres para ir a trabajar, porque en esta hora de la madrugada tienen más sueño que hambre o por estar hartos de comer el mismo plato cada día”, explicó Bravo.

HAY QUE COMBATIR CIERTA DEPENDENCIA

En consecuencia, se enfrentan a “una falta de combustible” que les impide rendir bien durante las clases. Comenzar la jornada con el estómago vacío, según el citado profesional de la salud, genera en el niño o la niña un estado de ansiedad que puede tornarse en “agresividad” cuando alcanza la adolescencia, “alterando su comportamiento lineal”.

También, a la hora del descanso el hambre hace que el menor sea “más susceptible” a consumir galletas, panes, tortas y las chucherías que suelen estar presentes en las máquinas expendedoras, que provocan estímulos fuertes por las subidas de azúcar pudiendo inducir cierta “dependencia”.

Concluye Rubén Bravo, que la infancia y la adolescencia son “determinantes”, ya que en esta edad se forman las células grasas que pueden convertir a un niño “rellenito” en obeso para toda la vida.

Un niño de 3 años, por ejemplo, necesita unas 1.300 calorías diarias, y si tiene 12 años, cerca de 2.200. Se puede calcular la cantidad recomendada de calorías, partiendo de una base de 1.000 y añadiendo 100 por cada año de edad en el proceso de crecimiento.

“La clave para proporcionar una equilibrada alimentación a nuestros hijos reside en la correcta distribución del Valor Energético Total (VET) en las 5 tomas que se realizan a lo largo del día”, recalca el experto del IMEO.

En este sentido, recomienda que el desayuno represente un 30 % del aporte total, la comida principal un 35 %, la cena un 15 %, mientras que los tentempiés o meriendas de media mañana y tarde representen un 10 % del VET cada uno.

Para el presidente de la Fundación Torres-Picón, enfocada en labores preventivas de la obesidad en niños y niñas, durante las vacaciones escolares, dependiendo de cómo se disfrutan, se suele aumentar de peso. Es conveniente insistir en la formación de conciencia respecto a la enfermedad y sus secuelas. Esto debe hacerse en el hogar y también en las escuelas. Es responsabilidad tanto de los padres y representantes, como de los maestros y profesores. Pedro J. Torres recalcó que el control y disminución de ésta enfermedad se traduciría en un aporte significativo al descenso de muertes prematuras en todo el mundo. La obesidad debe ser asumida como “asignatura pendiente”.

FTP

Anuncios

Venezuela perderá 2.300 millones de dólares por caída del petróleo

septiembre 27, 2014

La caída de los precios del petróleo provocará en 2014 pérdidas de al menos 2.300 millones de dólares a Venezuela cuya sequía de divisas ya le ocasiona una extendida escasez de productos básicos y paralización parcial de industrias y servicios, advirtieron analistas.

Baja precio del petróleoEsta semana el precio de la cesta petrolera venezolana volvió a caer, en este caso un 2%, y tocó su valor más bajo en 27 meses, al ubicarse en 86,65 dólares por barril, de acuerdo con datos divulgados por el Ministerio de Petróleo este viernes.

El Ministerio de Petróleo indicó que “la percepción generalizada en el mercado de una amplia disponibilidad de suministros y el alza del dólar frente a otras divisas fueron los principales factores que influyeron para que los precios de los crudos bajaran durante esta semana”.

La tendencia negativa en el precio del crudo implicaría que 2014 podría cerrar con un precio promedio anual de 94 dólares por barril, “llevando a una caída de al menos 2.300 millones de dólares en los ingresos de Venezuela por sus exportaciones petroleras”, pronosticó el economista Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, interrogado por la AFP.

Oliveros explicó que al descontar los barriles que no se cobran por convenios de cooperación como Petrocaribe, Fondo Chino o ayudas a los países del cono sur sudamericano, la estatal Petróleos de Venezuela termina recibiendo 575 millones de dólares menos por cada dólar que baje el precio del crudo.

Y en este sentido, la escasez de divisas y las malas perspectivas sobre el flujo de dólares por las exportaciones petroleras, ha llevado a que el dólar del mercado negro haya superado este viernes la cota de los 100 bolívares, pocas semanas antes de que Venezuela tenga que enfrentar pagos de más de 6.300 millones de dólares por intereses y vencimientos de bonos.

Momento crítico

El descenso del petróleo ocurre en un momento crítico para la economía venezolana, que acumula siete trimestres con pocas entregas de divisas al sector privado dentro del control de cambio, lo que ha provocado una escasez de uno de cada cuatro productos básicos y una inflación de 63% durante los últimos 12 meses.

Además se han acumulado deudas comerciales estimadas en unos 14.000 millones de dólares con empresas como aerolíneas, industria automotriz, de alimentos, de equipos médicos y quirúrgicos, de insumos químicos o de artes gráficas.

Esas deudas han provocado el corte de líneas de crédito y la ausencia de insumos industriales que se traducen, por ejemplo en el caso del sector automotriz, en un derrumbe del 80% en la cantidad de vehículos ensamblados en Venezuela respecto de 2013.

Henkel García, director de la consultora Econométrica, advierte que “la disminución del flujo de divisas es una complicación más para la escasez”, puesto que “la actual oferta de productos se está sosteniendo con inventarios”.

Oliveros señala que “cualquier dólar menos afecta sobremanera, más cuando en frente (a corto plazo hay) un pago de 6.350 millones de dólares por deuda financiera y decisiones del Ciadi (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones) que podrían sumar unos 12.000 millones de dólares” por distintos reclamos de petroleras y mineras extranjeras al país.

AFP

 

Pedro J. Torres: La obesidad infantil es un problema social

septiembre 14, 2014

“Estamos convencidos y comprometidos con la prevención, consideramos válida y sabia la afirmación popular sobre que más vale prevenir que lamentar”. Para el vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón, “esto lo confirman -en materia de la pandemia de obesidad infantil que está afectando al mundo- tanto la ciencia como la investigación, pues han hecho posible el diseño de estrategias preventivas muy claras y sencillas para el control de la enfermedad y sus graves secuelas”. Comer balanceadamente ingiriendo alimentos sanos, hidratarnos con agua potable y hacer ejercicio físico con regularidad son el mejor “medicamento”, señala Pedro J. Torres.

La actividad pro salud y pro cultura de Pedro Torres Ciliberto, en su carácter de presidente de la Fundación Torres-Picón, se extiende también al ámbito museístico.

La actividad pro-salud y pro-cultura de Pedro J. Torres, en su carácter de presidente de la Fundación Torres-Picón, se extiende también al ámbito museístico.

Esta vez volvemos a compartir algunas “píldoras informativas” necesarias para comprender toda la dimensión, implicaciones y tratamiento de la obesidad infantil, pero haciendo foco en las causas. Una lucha global en la que padres, parientes, educadores, amigos, vecinos y las autoridades tenemos un importante papel que cumplir, algo en lo cual pequeños logros regionales tienen impacto internacional así como los avances mundiales repercuten en lo local: en cada ciudad, pueblo, comunidad y familia, indica Pedro J. Torres.

 

LA OBESIDAD INFANTIL ¿CUÁLES SON SUS CAUSAS?

 

Investigadores hablan de factores genéticos, patológicos, socioeconómicos y culturales que inciden. Muchos niños obesos son hijos de personas con sobrepeso o definitivamente obesas, y aunque estudiosos del asunto han comentado que por ejemplo una herencia genética con bajos niveles de leptina, molécula que regula el hambre, induce a comer constantemente, aumentando su probabilidad de incrementar al extremo su volumen o grosor corporal, es bastante más evidente que el problema lo padecen por compartir un mismo patrón y hábitos alimenticios familiares poco sanos. En “Obesity” de R.L. Leibel, se expone que el riesgo de que un niño tenga obesidad es cuatro veces mayor si alguno de sus padres es obeso y ocho veces mayor si ambos, papá y mamá, lo son.

Por otra parte, aunque lo patológico en el marco de todas las causas tiene un porcentaje muy pequeño, mínimo, se mencionan Hipogonadismo, Síndrome de Cushing  y algunos tumores e inflamaciones a nivel del cerebro que pueden alterar los centros de saciedad y provocar que se coma más de lo debido. Ello es descartado en el paciente por medio de exámenes determinados por los profesionales de la medicina y otros especialistas en salud.

Pero, más allá de una visión exclusivamente médica del asunto, las nuevas estrategias internacionales para controlar y disminuir la expansión de la obesidad plantean también comprenderla y asumirla como como un gran problema social, pues se ha constatado que factores socioeconómicos y culturales son principales en su extensión.

Estilos de vida poco saludables, como ingerir comestibles altos en grasas, harinas y azúcar y tomar bebidas diseñadas o procesadas más para obtener placer que para alimentarnos, hoy son frecuentes en todo el mundo. Lo que lógicamente lleva a reflexionar sobre la necesidad y conveniencia de promover hábitos de consumo mucho más sanos.

Por último, es preciso entrar en movimiento, activarnos, en un sentido amplio para tener éxito en la prevención de la obesidad globalmente, y desde un punto de vista personal, recreativo y deportivo, para controlar su otra causa: EL SEDENTARISMO.

Culturalmente se ha generalizado que adultos y niños hacemos poco o ningún ejercicio en nuestros ratos libres, solo descansamos. Pasamos gran parte del tiempo sentados, acostados. Viendo pasar la vida o mirando demasiado la tele o jugando exageradamente  en el computador. Con esa actitud la obesidad gana terreno.

Si nos orientamos a comer alimentos sanos, a hidratarnos con agua potable y a ejercitarnos diariamente estaremos como personas dando pequeños pasos, que a su vez serán avances a mayor escala nacional e internacional. “En otras entregas informaremos condensada y más específicamente sobre cuáles son las consecuencias de la obesidad infantil”, adelantó Pedro J. Torres, presidente de la Fundación Torres-Picón.

FTP