Archivo para febrero 2015

Pedro J. Torres: Médicos impulsan prevención como “la mejor medicina”

febrero 27, 2015

“En diferentes regiones del mundo, con más o menos recursos, los médicos están de acuerdo en que más vale prevenir que lamentar, así se salvan vidas y se pueden elaborar presupuestos públicos que alcancen resultados mucho más alentadores”, comenta Pedro J. Torres, vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón, la cual trabaja en prevención de la obesidad infantil. Recientemente, el doctor Pedro Marín Campos señaló que las personas deben conocer más sobre sus enfermedades; pues los factores de riesgo se evitan si cambiamos los hábitos de vida. Esto vale, como ejemplo, para las enfermedades del corazón, la obesidad y la diabetes.

El presidente del Colegio de Médicos del estado de Yucatán (México) Pedro Marín Campos, afirmó que se ha fijado globalmente la meta y reto de disminuir en un 25 por ciento para el año 2025, en todo el planeta, las enfermedades cardiovasculares, menciona Torres.

Igualmente desde todas las actividades y sectores debe promoverse la prevención en salud. Pedro J. Torres con el chairman del Museo de Brooklyn, Arnold Lehman.

Desde todas las actividades y sectores debe promoverse la prevención en salud. Pedro J. Torres con el chairman del Museo de Brooklyn, Arnold Lehman.

Este representante gremial, y profesional de la salud, indicó que la prevención es fundamental para poder abatir las diferentes patologías que están atacando a la sociedad, como es el caso de las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, la diabetes, entre otras.

Dijo que es importante hacer énfasis en que la gente conozca más sobre las enfermedades y de alguna manera las pueda abatir porque son  epidemias multifactoriales en las que los riesgos se pueden evitar si se cambian los hábitos de vida actuales.

El galeno refirió que de acuerdo a la “Encuesta de salud y nutrición 2012” solo una cuarta parte de los pacientes con enfermedades cardiovasculares está bajo control médico, lo que significa que el 75 por ciento restante de los pacientes no lo está.

-Entonces tres cuartas partes de los afectados van a tener complicaciones, por lo que de seguir a este ritmo no se podrá dar atención a toda la población enferma.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han fijado y tienen la meta de disminuir en un 25 por ciento para el 2025 las enfermedades cardiovasculares. También han definido esfuerzos y objetivos a cumplirse respecto a otros padecimientos.

Marín Campos destacó que estamos frente a serios problemas de salud local, nacional y mundial “en donde una vez más se tiene que hacer hincapié sobre que es más importante la prevención que curar”.

-Esto orientado a las prioridades, por supuesto, no a criterios de exclusión de lo segundo, interpreta Torres.

“El aspecto económico es muy importante porque no hay un presupuesto suficiente para poder manejar a todos los pacientes que necesitan atención debido a las diversas complicaciones que se presentan”, refirió el doctor Campos en una parte de su razonamiento, reseñado por los medios regionales de prensa digital.

En efecto, autoridades y sector privado, individuos y comunidades, especialistas y afectados, todos debemos hacer algo, poner de nuestra parte, para que disminuya la incidencia de factores que son controlables, eso es prevención, apuntó el presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres. Es correcto impulsar en todas las regiones, en todos los continentes, la prevención como “la mejor medicina”, recalcó Torres al concluir su declaración.

FTP

 

Anuncios

Muy interesante: El escándalo científico más grande de todos los tiempos

febrero 27, 2015

gb

Cuando las generaciones futuras miren hacia atrás y lean sobre el miedo que causó el calentamiento global del planeta, lo que realmente les causará sorpresa no será la enorme campaña mediática y política al respecto, sino la increíble manipulación de los registros de temperatura oficiales, sobre los que en definitiva se basa toda esta oleada de pánico y que fueron sistemáticamente “ajustados” y manipulados para mostrar que la Tierra se estaba calentando mucho más de lo que los datos reales mostraban.

Para empezar, hay una cosa que debemos saber.

La creencia en el calentamiento global se ha basado por completo en cinco registros de datos oficiales. Tres de ellos se basan en mediciones realizadas en la superficie de la Tierra, datos compilados por el Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS), por la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional de Estados Unidos (NOAA) y por la Unidad de Investigación Climática de la Universidad de East Anglia, trabajando conjuntamente con el Centro Hadley para la Predicción del Clima, que forma parte de la Oficina Meteorológica del Reino Unido.

noaa_big

Los otros dos registros derivan de las mediciones realizadas por satélites, y luego compilados por los Sistemas de Teledetección (RSS) en California y la Universidad de Alabama, en Huntsville (UAH).

temperature

En los últimos años, estas dos formas tan diferentes de medir y recopilar la temperatura global han mostrado resultados muy diferentes entre sí.

El registro de superficie ha mostrado una tendencia creciente de temperaturas hasta mostrar el año 2014 como “el año más caluroso desde que comenzaron los registros”.

Sin embargo, el RSS y el UAH por su parte no han registrado ningún cambio significativo en las tendencias de temperatura en los últimos 18 años y han establecido que el año 2014 solo ha sido el sexto año más caluroso desde 1997.

Los tres registros de superficie, son dirigidos por apasionados creyentes en el calentamiento global causado por el hombre y lo más sorprendente es que, de hecho, obtienen la mayor parte de sus datos de temperaturas de superficie de la tierra de una sola y única fuente. Esa fuente es el Global Historical Climate Network del gobierno estadounidense (GHCN), administrado por el NOAA de los EE.UU., que depende del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

index

Hay dos aspectos en todo este sistema de medición de temperaturas de superficie que durante mucho tiempo ha preocupado a un creciente número de estadísticos, meteorólogos y expertos bloggers del mundo de la ciencia.

Uno de estos aspectos, es que la red de estaciones que supuestamente cubre toda la superficie del planeta y de la que extrae sus datos GHCN es realmente precaria. Hasta el 80% de la superficie de la Tierra no está cubierta de forma fiable por estaciones de medición.

AirportWeatherStationCropped

De hecho, desde 1990, el número de estaciones de registro en superficie se ha reducido a la mitad, pasando de 12.000 a menos de 6.000 y la mayoría de ellas se sitúan en zonas urbanas o lugares donde los estudios han demostrado que gracias al “efecto de isla de calor urbano”, las lecturas pueden ofrecer registros de hasta 2 grados centígrados más que en aquellas zonas rurales en las que se han eliminado estaciones de registro de datos.

W S

Para llenar estos enormes vacíos en recopilación de datos, se ha recurrido a recreaciones informatizadas para simular las temperaturas en las zonas no cubiertas, de manera que las temperaturas más altas registradas por las estaciones urbanas conducen a una previsión de temperaturas más elevadas en aquellas zonas donde realmente no se han registrado las temperaturas, contribuyendo con ello, a la creencia de un calentamiento global.

Pero aún resulta más preocupante la evidencia de que incluso estos datos extrapolados, se han sometido a nuevos “ajustes” para aún aumentar más el registro de temperaturas, de forma artificial.

Los investigadores asiduos han desenterrado un sin número de ejemplos en todo el mundo, desde los EE.UU. y Rusia a Australia y Nueva Zelanda.

En Australia, un enfriamiento de 1 grado centígrado producido durante los últimos 80 años, se convirtió mediante la manipulación de los datos, en una tendencia al calentamiento de 2,3 grados.

En Nueva Zelanda, se produjo un escándalo académico cuando los datos que mostraban que entre 1850 y 1998 no se producían cambios significativos, fueron “ajustados” para mostrar una tendencia al calentamiento de 0,9 grados por siglo.

Uno de los ejemplos de manipulación más descarados y comprobables nos los muestra Paul Homewood.

En su blog Notalotofpeopleknowthat, Homewood, se dedicó a comprobar las gráficas de temperatura publicadas oficialmente y referentes a tres estaciones meteorológicas en Paraguay, comparándolas con las temperaturas que originalmente se habían registrado en el lugar. Homewood se centró en esas estaciones paraguayas porque entre 1950 y 2014, según datos del GISS, habían registrado un aumento de temperatura particularmente elevado de más de 1.5 grados Centígrados: el doble del aumento global aceptado para el conjunto del siglo XX.

Gráfico con los datos manipulados

Sin embargo, en cada caso, Homewood pudo comprobar como la tendencia mostrada por 60 años de datos reales se había invertido drásticamente de modo artificial, de modo que lo que en realidad era una tendencia hacia el enfriamiento, fue reescrito para transformarse en una tendencia que mostraba un calentamiento muy marcado.

Gráfico con los datos reales

Esto es solo uno de los muchos ejemplos de una larga práctica reconocida por observadores expertos de todo el mundo y que plantea grandes interrogantes sobre los registros oficiales de temperatura en la superficie del planeta.

Homewood no se limitó a verificar los datos de las estaciones paraguayas, sino que se dedicó a repasar los de otras estaciones meteorológicas de América del Sur.

En cada caso se encontró con los mismos ajustes sospechosos en el mismo sentido, es decir, en el de reescribir las temperaturas originalmente tomadas en los registros y cambiarlas por temperaturas más altas.

El primer reajuste de las temperaturas fue realizado por el GHCN, que es una base de datos de varios registros climatológicos de todo el mundo.

Luego esos “reajustes” o manipulaciones de los datos, fueron amplificados por dos de los principales registros oficiales de temperaturas de superficie, el Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) y el Centro Nacional de Datos Climáticos (CNDC), que utilizan las supuestas tendencias de calentamiento para estimar la evolución de las temperaturas en las amplias regiones de la tierra donde no no se toman mediciones.

Estos son los registros de datos que al final los científicos y los políticos usan para fundamentar su creencia en el “calentamiento global”.

arctic-warming-ocean-acid

Ahora Homewood ha centrado su atención en las estaciones meteorológicas de gran parte del Ártico, entre los 51 grados oeste en Canadá y el corazón de Siberia, a 87 grados Este.

Una vez más, en casi todos los casos, se han realizado los mismos “ajustes” de registros de temperatura en el mismo sentido, es decir, reescribiendo las temperaturas originalmente medidas, hasta mostrar calentamientos artificiales de más de 1 grado Centígrado.

Traust Jonsson

Esto ha sorprendido a gente como Traust Jonsson, quien pasó mucho tiempo a cargo de la investigación climática en el centro meteorológico de Islandia (y con quién Homewood ha estado en contacto). Jonsson se sorprendió al ver cómo la nueva versión de los datos, hace desaparecer por completo lo que se llamaron “los años del mar de hielo” de Islandia en torno a 1970, cuando un período de enfriamiento extremo casi devastó la economía de su país.

Steve McIntyre

Uno de los primeros ejemplos de estos “ajustes” fue expuesta en 2007 por el estadístico Steve McIntyre, cuando descubrió un artículo publicado en 1987 por James Hansen el científico (que más tarde se volvió un fanático activista climático) que durante muchos años dirigió el Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS).

Los gráficos originales de Hansen mostraban como las temperaturas en el Ártico en torno a 1940, eran mucho más altas de lo que lo han sido en cualquier momento histórico desde entonces.

James Hansen

Pero como Homewood revela en su blog, el Instituto Goddard, invirtió esos datos del revés, consiguiendo que las temperaturas del Ártico en los años 40 parecieran tan bajas que cualquier temperatura posterior indique un presunto proceso de calentamiento global.

El interés de Homewood en el Ártico es en parte debido a que la pérdida de hielo polar, así como la desaparición de los osos polares, se han convertido en la carta de presentación principal para defender el argumento de que estamos amenazados por un calentamiento global desbocado.

climate_change

Pero él eligió ese tramo concreto del Ártico, ya que es donde el hielo se ve afectado por la llegada de agua más caliente procedente de los cambios cíclicos en las corrientes Atlánticas, un proceso que alcanzó su punto máximo hace 75 años, hacia los años 40, cuando se derritió mucho más hielo del Ártico del que se ha derretido recientemente.

Y es que la fusión del hielo del ártico, no es causada por el aumento de las temperaturas globales en absoluto, sino por los cambios en las corrientes atlánticas que impulsan agua más caliente hacia esa zona.

Lo que resulta extremadamente grave en todo este asunto, es la forma en que esta manipulación al por mayor de los datos oficiales de temperatura, algo perpetrado por el GHCN y el GISS por razones aún no explicadas, se ha convertido en una enorme manipulación científica y en el que empieza a ser el mayor escándalo científico de todos los tiempos.

Si el mundo científico es capaz de perpetrar manipulaciones de este tipo por intereses que aún desconocemos, ¿cómo y por qué deberíamos seguir confiando en ellos?

Así pues, cuando en las noticias de la tele, alguno de esos pseudo-periodistas que se dedican a repetir las instrucciones como loros, os digan que el calentamiento global es “la mayor amenaza que enfrenta la humanidad”, pensad en como se están manipulando los datos para vendernos, una vez más, una gran y enorme mentira.

¿Alguna vez nos diran la verdad sobre algo?

Protest-global-warming-prevention-725075_500_333


 

Fuente: http://www.telegraph.co.uk/news/earth/environment/globalwarming/11395516/The-fiddling-with-temperature-data-is-the-biggest-science-scandal-ever.html

http://www.telegraph.co.uk/comment/11367272/Climategate-the-sequel-How-we-are-STILL-being-tricked-with-flawed-data-on-global-warming.html

—————–

Nota de la Redacción: Agradecemos al Instituto Ecojugando y a http://elrobotpescador.com haber notificado sobre este material.

El planeta Ceres deja boquiabierta a la NASA

febrero 27, 2015
Las fotografías tomadas por la misión Dawn vuelven a sorprender a los cientificos de la NASA por los puntos brillantes que pueden apreciarse en el planeta enano Ceres.

Las fotografías tomadas por la misión Dawn vuelven a sorprender a los cientificos de la NASA por los puntos brillantes que pueden apreciarse en el planeta enano Ceres.

Las fotografías del planeta Ceres han vuelto a sorprender a los científicos de la NASA. Las imágenes realizadas por la sonda espacial Dawn y tomadas a casi 46.000 kilómetros del planeta enano capturan otra mancha brillante de origen desconocido que se asemeja a la que ya habían identificado anteriormente.

“Ahora puede verse que el ‘punto brillante’ de Ceres tiene un compañero de menor brillo, pero que, al parecer, está en la misma cuenca. Ello puede indicar el origen volcánico de los puntos”, afirma Chris Russell, investigador principal de la misión Dawn.

VER MÁS: El planeta enano Ceres podría albergar vida extraterrestre

Los científicos de la NASA están esperando la aproximación de la nave al planeta Ceres, ya que la resolución de las fotos, por el momento, no les deja confirmar el origen de este fenómeno.

Está previsto que la misión entre en órbita alrededor del planeta enano el 6 de marzo próximo. A medida que los científicos reciban imágenes de buena resolución podrán investigar con más profundidad el presente fenómeno, ya que los puntos brillantes se verán con más claridad.

Fuente: rt.com

 

De la cabeza a los pies: El cuerpo humano en cifras

febrero 25, 2015

¿Alguna vez se ha preguntado cuántos huesos tenemos? ¿o cuántos músculos? En esta nota se revelan algunos datos numéricos interesantes sobre el cuerpo humano.

Los humanos estamos llenos de cosas adentro. Sangre, órganos, huesos, músculos, y litros y litros de… fluidos. Pero pongámonos un poco más serios y hagamos un buen repaso de todo lo que sabemos del cuerpo humano.

Los huesos

Comencemos por nuestra estructura ósea, ¿sabes cuántos huesos tienes? Cuando nace, un bebé tiene entre 300 y 350 huesos y a medida que crece algunos se van soldando con otros. Los adultos, ya completamente desarrollados, tenemos 206 huesos en total. De los cuales aproximadamente 106 solo pertenecen a las manos y pies, impresionante, ¿no lo crees?

Los músculos

Los músculos son otra parte fascinante de nuestro cuerpo. ¿Sabes cuántos tienes exactamente? Si te interesa estudiar medicina deberás conocer todos y cada uno de ellos, así que prepárate porque tendrás que estudiar nada más que unos 639 músculos. Claro que hay algunos más importantes que otros pero, vamos, que son demasiados, ¿no lo crees?

Los fluidos corporales

¿Cuánto sabes sobre tus propios fluidos corporales? La saliva, la sangre, el orina, y una gran cantidad de otros elementos que nuestro cuerpo produce para funcionar correctamente. Sin dudas puede ser asqueroso, pero es importante conocer estos datos sobre algunos de nuestros fluidos.

Sangre: En un humano sano de 70 kilogramos hay aproximadamente 5,5 litros de sangre.
Orina: Tus riñones producen casi 1.5 litros de orina por día y casi 38 mil litros en toda tu vida.
Saliva: A lo largo de toda una vida un humano promedio produce la misma cantidad de saliva que de orina: 38 mil litros.
Semen: Una eyaculación promedio es de 2 a 5 mililitros, y contiene al menos 200 millones de espermatozoides.

Los órganos

Llegamos a la parte más interesante: los órganos del cuerpo humano. Cuántos órganos hay en el cuerpo humano es una pregunta imposible de contestar con exactitud, debido a las discusiones que existen en el campo de la medicina sobre qué es y qué no es un órgano exactamente. Si bien no existe un acuerdo general, una gran parte de la comunidad científica admite que el cuerpo humano tiene 60 órganos propiamente dichos.

Claro que entre esos 60 hay algunos más importantes que otros. Aquí van algunos datos sorprendentes respecto a las funciones corporales de los humanos:

El corazón late 100 mil veces al día y 35 millones al año.
En promedio, a lo largo de toda una vida, el corazón bombea más de 180 millones de litros de sangre.
En promedio cada día respiras 23 mil veces.
En un año produces más de 30 millones de litros de aire.
Cada año pestañeas 6 millones de veces.
Tu nariz puede identificar 50 mil aromas.
Tus ojos pueden diferenciar entre 10 millones de colores aproximadamente.
Un adulto promedio tiene casi dos metros cuadrados de piel, y
200 mil kilómetros de venas y vasos sanguíneos.

Fuente: Con información de Ojo científico

Pedro J. Torres: Aún persisten preguntas sobre cómo enfrentar mejor la obesidad

febrero 24, 2015

La comida sana no es asequible para gran parte de la población, recuerda un trabajo de opinión desde Barcelona-España. Al compartirlo, el presidente de la Fundación Torres-Picón agrega que es bastante conveniente insistir en la formación de conciencia respecto a la enfermedad y sus secuelas, así como como sobre las distintas maneras de prevenirla y controlarla. Esto debe hacerse en el hogar y también en las escuelas. Es responsabilidad tanto de los padres y representantes, como de los maestros y profesores. Torres recalca que la disminución de ésta enfermedad se puede traducir en una importante contribución al descenso de muertes prematuras en todo el mundo. Combatir y suprimir los ambientes o espacios obesogénicos también sería clave. Aún no todos los interrogantes han encontrado respuesta. Hay que trabajar lo individual, así como lo colectivo.

En toda América se afinan políticas y se toman medidas. Pedro J. Torres con el ex embajador de USA en Chile Gabriel Guerra Mondragon.

En toda América se afinan políticas y se toman medidas. Pedro J. Torres con el ex embajador de Estados Unidos en Chile Gabriel Guerra Mondragon.

Cristina Sen publica un interesante trabajo informativo desde Barcelona, España, que sugiere una visión actualizada sobre qué hacer respecto a la obesidad y ofrece datos relevantes, comenta Pedro J. Torres, fundador y vocero de la Fundación Torres-Picón, enfocada en prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil. Para Torres, compartir y considerar datos o propuestas de buena fuente, especialmente en las escuelas, en las comunidades o en nuestras casas, acerca a las personas a las posibles soluciones.

Sen indica en un artículo que “Las alarmas están lanzadas pero (la enfermedad) es una realidad que crece por muchas y diferentes causas. La obesidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una epidemia mundial y cuando se habla de obesidad infantil se subraya que es uno de los problemas de salud pública más graves a escala planetaria. No obstante los datos indican que el problema se expande, en un cóctel en el que se mezclan muchos factores”.

Desde presiones de la industria alimentaria y la comida basura; el sedentarismo, la crisis, el cambio de hábitos, la influencia de las pantallas, las largas jornadas laborales, hasta las desigualdades sociales; sólo por citar algunos.

Sen cita el estudio Anibes (Antropometría, ingesta y balance energético en España), dirigido por la Federación Española de Nutrición (FEN), el cual revela con datos de 2013 que el 53,7% de los adultos españoles tiene sobrepeso, un porcentaje que en el 2003 era del 49,2%. “Tal aumento contrastaba con la reducción de ingesta de calorías, por lo que se señalaba el sedentarismo como una de las principales causas de este incremento, junto a un erróneo balance energético al consumir más proteínas y grasas de las recomendadas, y menos hidratos de carbono”.

Al analizar la salud de los niños españoles, prosigue Cristina Sen, los datos ofrecidos en 2014, el Día Nacional de la Nutrición, dejaban ver que el 33% de los menores entre 2 y 17 años presentaban sobrepeso. Una situación a escala mundial y local en la que la solución no se apunta fácil.

La OMS ha advertido que la comida sana no es ni asequible ni accesible para una gran parte de la población y ha señalado las prácticas de la industria alimentaria sobre todo en la comercialización de “comidas no sanas y refrescos para niños”.

-Por dicha circunstancia se viene solicitando a las autoridades y gobiernos que tomen medidas para reducir los factores de riesgo y que desarrollen políticas preventivas. Pero algunas medidas anunciadas últimamente desde diferentes puntos no han estado exentas de polémica.

El tema está en todas partes, igual que la amenaza, y según la naturaleza de las medidas que se proponen, las críticas y la polémica también se hacen presentes, acota Torres. Es un hecho que aún no todos los interrogantes han encontrado respuesta.

El primer ministro británico, David Cameron, propuso la suspensión de ayudas sociales a los obesos, alcohólicos y drogadictos al considerar que un buen número de personas se acogen a subsidios por “enfermedades que son perfectamente tratables”.

En Puerto Rico está por debatirse la propuesta de un senador para multar a los padres de niños obesos al considerar que es una falta de sus responsabilidades parentales el que los pequeños llegaran a ese estado. Esta propuesta indica que serán los profesores los que deberán referir los casos que detecten, y los progenitores que no corrijan la situación podrán ser multados con hasta 800 dólares.

Pero estos dos ejemplos, reseñados por Cristina Sen, sitúan el peso del problema en una cuestión de responsabilidad individual cuando la mayoría de los expertos subrayan que hay que analizar un contexto mucho más amplio.

“Un informe de IESE y de la London School of Economics publicado este diciembre indicaba que, si bien se ha achacado a la globalización económica la causa de esta pandemia, hay que hablar sobre todo de los efectos de la globalización social, unas formas de vida cortadas por el mismo patrón”. Lo que se denomina “ambientes obesogénicos” (que generan la obesidad) que se encuentran en todas partes, en los que las personas apenas han de moverse; ciudades con pocos lugares para hacer deporte, donde se pasan muchas horas frente a la pantalla, calles llenas de establecimientos de comida rápida. En esto, las nuevas tecnologías, se señala, han reducido la socialización exterior. La globalización genera una vida estresante, donde el tiempo se acorta y la cultura del “fast life” genera estos ambientes obesogénicos, explica en su artículo Sen.

Para el presidente de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres, dedicada a labores preventivas de la obesidad entre niños y niñas, es indispensable insistir en la formación de conciencia respecto a la enfermedad y sus secuelas. Esto debe hacerse en el hogar y también en las escuelas. Es responsabilidad tanto de los padres y representantes, como de los maestros y profesores. Hay que trabajar lo individual, así como lo colectivo. Torres subraya que el control y disminución de ésta enfermedad produciría a su vez el descenso de muertes prematuras en todo el mundo. Y combatir esos llamados ambientes o espacios obesogénicos puede ser una útil e importante contribución.

FTP