La música clásica ayuda a controlar la hipertensión

pedro j torres

La Sociedad Americana de la Hipertensión acaba de publicar un nuevo estudio en el que se revela que escuchar música clásica durante una hora al día, mientras se relajan y respiran profundamente, puede ayudar a las personas que padecen de hipertensión a reducir de forma significativa su tensión arterial sin medicamentos. Desde la Fundación Torres-Picón hemos venido insistiendo en los beneficios y ventajas múltiples de hacer coincidir con más frecuencia en nuestras vidas, a la cultura y las artes por una parte, y por la otra a la prevención en salud.

 

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que consiste en el aumento de la presión arterial. Una de sus características es que no presenta unos síntomas claros y que estos no se manifiestan durante mucho tiempo, por lo que el paciente rara vez se da cuenta por sí mismo de la padece. Por ello se le clasifica como un asesino silencioso. Muchos especialistas o expertos han advertido sobre su peligrosidad. Es alentador recibir esta nueva información, apunta Pedro J. Torres, vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón.

Esta patología es de carácter hereditario, la predisposición a desarrollarla se vincula a que un familiar de primer grado la padezca. La experiencia científica demuestra que cuando uno de los progenitores de una persona (o ambos) es hipertenso, las posibilidades de que esta persona desarrolle la hipertensión son el doble que las de otras personas cuyos padres no tuvieron problemas de hipertensión, aunque aún no se ha descubierto el mecanismo exacto por el cual esto se desarrolla.

Diversas investigaciones han demostrado que la música influye también sobre la presiones sistólica y diastólica; se precisó que estos valores descienden al escuchar determinado tipo de música, al tiempo que el ritmo cardiaco se lentifica, disminuyendo de este modo la hipertensión y otras dolencias cardiovasculares como la angina inestable, el re-infarto, la insuficiencia cardiaca e incluso la muerte súbita. La causa de tal fenómeno sería que la velocidad de los ritmos musicales influye sobre el ritmo cardíaco, el cual se acelera o se enlentece de forma tal que se sincroniza con su compás.

La disminución en la frecuencia cardíaca y la presión arterial también están relacionadas con las notas musicales; esto se produce por las frecuencias sonoras de las notas. Al hablar de frecuencias sonoras nos referimos al tono de un sonido, el cual puede ser grave o agudo y toda la escala intermedia, lo cual se mide en hertzios (Hz).

Los especialistas indican que la música más apropiada para tratar este tipo de dolencias cardiovasculares es la música clásica, en especial cualquiera de las obras de Beethoven, ya que este tipo de música consigue mejorar la vasodilatación casi en un 26%. Otras obras musicales que también pueden ayudarnos a conseguir este efecto son “Las cuatro estaciones” de Vivaldi, la “Serenata nº13 en Sol Mayor” de Mozart o “La Valse” de Ravel.

El escuchar música clásica diariamente tiene un impacto benéfico en la regularización de la tensión sanguínea, tal como lo demuestran claramente los resultados de todos los estudios realizados sobre este tema; las implicaciones positivas que estos descubrimientos tienen son extraordinarias, tanto para los pacientes como para los médicos, quienes pueden ahora de forma fiable explorar la audición de música clásica como una opción segura y eficaz como tratamiento no farmacológico o como complemento de la terapia.

Debemos ser muy responsables en decir que son los profesionales de la salud y más específicamente los médicos, quienes deben indicarnos como atender y tratar nuestras dolencias, pero escuchar y disfrutar una buena obra de música clásica, definitivamente no le hace daño a nadie y al contrario puede beneficiarnos, explicó Torres, vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón, dedicada a la prevención de la obesidad y el sobrepeso infantil, así como a la promoción de la educación, las artes y la cultura como medios idóneos para la superación personal de los jóvenes y el desarrollo social.

Fuente: FTP

 

Explore posts in the same categories: ciencia y conciencia, Discursos y documentos

Etiquetas: , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: