Pedro J. Torres: Caballos andaluces danzan al ritmo de la música clásica

Desde los albores de la historia, los caballos siempre han estado íntimamente relacionados con la humanidad; a través de los siglos el caballo ha llevado en su lomo tanto a humildes como a poderosos, ha arrastrado soberbias carrozas y humildes carretas; compañero inseparable del hombre, tanto en tiempos de paz como en épocas turbulentas, el caballo siempre ha estado presente en el acontecer humano, y la música clásica no le excluye, gracias a la creatividad y dedicación de expertos entrenadores y coreógrafos, comenta el presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, al referirse al evento La música y el caballo andaluz.

Danza ecuestreSiendo una de las criaturas más hermosas de la tierra, su fina estampa, su elegancia, su fuerza y su gracia han sido motivo de admiración y han dado vuelo a la imaginación y las fantasías; ha habido caballos míticos como Pegaso, el caballo alado, el fantástico unicornio, símbolo de la castidad durante la Edad Media, o el caballo de Troya, que dio fin a una guerra; legendarios caballos guerreros como Bucéfalo, el corcel de Alejandro Magno, o Babieca, el caballo del Cid; caballos temibles como el tarpán de Atila, que donde pisaba no volvía a crecer la hierba, o nobles y sufridos como Rocinante, el fiel caballo del Quijote.

El caballo ha inspirado a pintores y escultores, a literatos y músicos; son célebres el bronce Caballo y Caballero que se le atribuye a Leonardo Da Vinci y que hoy se encuentra en el museo de Budapest, y Bonaparte cruzando los Alpes en su corcel Gran San Bernardo, de Jacques Louis David, refrenando al brioso caballo encabritado; grandes maestros de la música, como Liszt, Tchaikovsky, Rimsky-Korsakov, Wagner o Berlioz, entre otros, también le han dedicado obras inmortales.

En el siglo XVI, el rey Felipe II de España creó las Caballerizas Reales de Córdoba, teniendo como propósito el de fortalecer la estirpe de caballos españoles y crear “una nueva raza, bella y poderosa, el magnífico caballo español o andaluz”.

Y fue precisamente en esta institución, en la Huerta de Caballerizas Reales, donde el viernes 24 y sábado 25 de junio pasados se unieron la belleza y el porte del brioso caballo andaluz con la música clásica, en un soberbio espectáculo denominado La música y el caballo andaluz, organizado por la Orquesta Sinfónica de Córdoba y la asociación Córdoba Ecuestre, en el que estos hermosos ejemplares bailaron al son de piezas de música clásica especialmente seleccionadas para la ocasión y ejecutadas por la Orquesta Sinfónica de Córdoba dirigida por el maestro Lorenzo Ramos, quien asumió la difícil tarea de acoplar los tempos de las piezas musicales con la coreografía de los animales, la cual fue realizada por Manuel Morejón, todo bajo la coordinación del músico y compositor Miguel Ángel Ortega, autor de la música de Pasión y duende del caballo andaluz.

Blanca Cecilia Picón Febres de Torres y Pedro J. Torres, encabezan fundación que promueve activamente la prevención de la obesidad infantil y la conservación y desarrollo de las artes.

Blanca Cecilia Picón Febres de Torres y Pedro J. Torres, encabezan fundación que promueve activamente la prevención de la obesidad infantil así como la conservación y desarrollo de las artes.

Las piezas escogidas fueron obras del más puro sabor español, principalmente preludios e intermedios de zarzuelas, como La verbena de la paloma, de Bretón; La revoltosa, de Chapí; La boda de Luis Alonso, de Gerónimo Giménez; así como El bateo y Agua, azucarillos y aguardiente, del maestro madrileño Chueca, así como la célebre ópera Carmen, de Georges Bizet.

Como un reconocimiento especial hacia la Escuela Española de Equitación de Viena, célebre institución histórica vinculada al caballo español surgida en las Caballerizas Reales de Córdoba, el programa incluyó además piezas de música vienesa, la popular Marcha Radeztky, de Johan Strauss padre, y los valses de Johan Strauss hijo Rosas del Sur y Voces de primavera, al son del cual desfilaron cuatro carruajes de dos ruedas con guarniciones inglesas del Club de Carruajes de Tradición de Córdoba.

Los números ejecutados por los caballos al ritmo de estas afamadas obras musicales fueron   Presentación de sementales, Carrusel barroco, Riendas largas, Caballos en libertad, Fantasía, Enganches, Trabajos a la mano, Feria de Mayo, Aires vaqueros, La garrocha, además de una despedida llena de vivacidad y brillo.

Blog Chequeando Ideas

Foto referencial. Música clásica y danza ecuestre con caballos andaluces.

 

Desde la Fundación Torres-Picón, dedicada a promover la difusión de la música clásica y en especial a las formas de presentarla que atraen a nuevas audiencias, felicitamos este evento que viste de innovación a la obra de grandes compositores, aún y cuando las coreografías con caballos siempre han contado con música, precisó Pedro J. Torres, en nombre de la institución. “Felicitamos el excelente concepto y esmerada producción de La música y el caballo andaluz”.

 

FTP

 

Explore posts in the same categories: Imaginación e innovación

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: