Bioimpresora 3D produce piel y tejido humano para injertos y transplantes

Hasta hace muy poco tiempo, la única manera de cerrar una herida grande con pérdida de tejido, como una quemadura, era a través de la aplicación de injertos tomados del mismo paciente en algún área del cuerpo sana, alejada de la zona de la lesión; esta técnica causa una doble herida para el paciente, la del área lesionada y la del área de la que se toma el injerto. Otras opciones son tomar el injerto de un donante o utilizar tejido animal; pero en ambos casos el riesgo de rechazo inmunológico por incompatibilidad del implante ha sido sumamente elevado.

Piel sintéticaPara resolver este problema, desde hace más de dos décadas se ha estado estudiando la manera de mejorar los tratamientos destinados a la regeneración de los tejidos lesionados y, como en muchas otras cuestiones, la respuesta ha llegado de la mano de la tecnología: la bioimpresión 3D.

En muchas partes del mundo ya se está empezando a aplicar esta tecnología para la fabricación de implantes e injertos; es así como en Argentina, en un laboratorio de la  Universidad Nacional de San Martín (Unsam) acaban de culminar el desarrollo de una bioimpresora 3D capaz de producir tejidos humanos utilizando materiales biológicos, y se prevé que en un corto plazo ésta sea la solución para el tratamiento de quemaduras, úlceras diabéticas y diversas lesiones que hasta el presente sólo pueden ser tratadas mediante trasplantes de piel.

Así lo explicó la doctora Elida Hermida, investigadora del Conicet y experta en ingeniería biomédica de la Unsam, quien dirige el Lab3Bio (biomateriales, biomecánica y bioinstrumentación), entidad encargada del desarrollo del equipo 3D, según lo han dado a conocer agencias internacionales de noticias y diarios argentinos.

La capacidad de regeneración del tejido humano es limitada; cuando se produce una lesión pequeña, como un corte o un rasguño, el tejido puede repararse por sí mismo, pero con lesiones extensas, de cinco centímetros o más, el organismo no es capaz de producir piel suficiente para reponer el tejido perdido. En vista de esto, desde hace algunos años se ha venido desarrollando la posibilidad de “imprimir” parches de piel de la medida y forma exacta de la lesión que se desea curar mediante las bioimpresoras 3D.

“A mediano plazo nuestro objetivo es fabricar membranas de tejidos a la medida de cada paciente para poder curar cortes, quemaduras, escaras o lesiones producidas, por ejemplo, por la diabetes”, explicó la doctora Hermida.

El logro de producir materiales funcionales biocompatibles y células mediante la impresión en 3D “podría acelerar en forma significativa y hacer menos traumática y riesgosa la curación de, por ejemplo, quemaduras graves. Y también reducir la cantidad de veces que estos pacientes deben pasar por el quirófano a causa del tratamiento”, agregó.

GF

 

Explore posts in the same categories: Desarrollo, ciencia y conciencia, Discursos y documentos, Imaginación e innovación

Etiquetas: , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: