Cinco factores que protegen al cerebro y previenen la demencia

Envejecer es un proceso natural, inherente a todo ser viviente, y con el envejecimiento viene el deterioro paulatino de las funciones naturales; la piel se arruga, los sistemas se debilitan, algunos órganos dejan de trabajar. Entre las funciones que se van perdiendo con el paso de los años están los procesos mentales, la memoria, las habilidades, o al menos eso es lo que comúnmente se cree; lo cierto es que el deterioro cognitivo no es inexorable, mediante la prevención es posible preservar muchas de las funciones cerebrales.

Chequeando ideasLos expertos mencionan cinco factores que funcionan como protectores del cerebro: el ejercicio físico, el entrenamiento cognitivo, una vida social activa, una dieta sana, además de mantener un buen estado de ánimo y evitar situaciones que generen estrés.

“En nuestro cerebro hay vasos sanguíneos y el ejercicio previene el daño cerebrovascular de la misma manera que beneficia nuestro sistema circulatorio, además de ser un factor de protección para una demencia futura, siempre y cuando sea un hábito rutinario que se realiza mínimo dos veces por semana”, explicó el doctor Galeno Rojas, miembro de la Sociedad Argentina de Neurología.

El ejercicio físico estimula la liberación de hormonas como la serotonina y las endorfinas, las cuales benefician el funcionamiento de las conexiones neuronales y producen estados de ánimo placenteros; para ello se recomienda realizar entre veinte y treinta minutos diarios de alguna actividad aeróbica, como nadar o simplemente caminar.

Igualmente positivos son los ejercicios mentales, como aprender un idioma nuevo o practicar juegos de lenguaje; en general, toda actividad que implique un desafío para el cerebro también fortalece las conexiones neuronales e, incluso, favorece la formación de nuevas conexiones que serán las encargadas de los nuevos aprendizajes y destrezas que se adquieran.

“Como todo órgano, si no se usa, se atrofia. Las funciones cognitivas deben ser estimuladas, en este sentido son buenos algunos juegos como el ajedrez, las damas o el sudoku, así como en el tratamiento de personas con fallas de memoria se incluyen juegos de memoria”, comentó la neuropsicóloga Carolina Zeballos, del Instituto de Neurología Cognitiva (Ineco), ubicado en Buenos Aires, Argentina.

Mantener la mente activa realizando actividades como meditar, leer, cantar, tocar instrumentos o bailar es también una forma de entrenar al cerebro y, al mantenerlo en buena forma, es posible disminuir el riesgo de llegar a sufrir de demencia; en este sentido, el doctor Rojas expresó: “Aunque no hay grandes estudios que lo sustenten, en la práctica clínica se ve que las personas activas están mejor cognitivamente. El abordaje del deterioro cognitivo debe ser una política de Estado, para que haya un mayor impulso y estudios que analicen los tratamientos no farmacológicos”.

Por otra parte, funciones como la memoria y la capacidad de atención pueden deteriorarse en situaciones de estrés o depresión, ya que estos estados negativos estimulan la producción de sustancias nocivas para el cerebro; sin embargo, tales deterioros son reversibles al remediarse la situación que los causó. Lo recomendable es mantener un buen estado de ánimo, buscar actividades que nos agraden y disminuir el estrés al mínimo para establecer un balance positivo.

Otra recomendación es mantener una vida social activa, evitar el encierro y el retraimiento; lo más aconsejable es salir, relacionarse con otras personas, asistir a reuniones o eventos, ya que esto mantiene el cerebro en actividad y previene el deterioro cognitivo.

La alimentación también es un factor de gran importancia; una dieta balanceada y nutritiva, rica en vitaminas B3, B6 y B12, ácido fólico y omega 3 previene la pérdida de la memoria, y ayuda a recuperarla en caso de haber sufrido algún deterioro por déficit de estos nutrientes.

Cabe mencionar que es muy importante evitar el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol, estos hábitos son absolutamente nocivos ya que son causantes de demencia y además son factores de riesgo para la enfermedad de Alzheimer y para patologías cerebrovasculares.

Fuente: Con información de agencias y diarioelargentino.com

GF

 

Explore posts in the same categories: ciencia y conciencia, Discursos y documentos, Imaginación e innovación

Etiquetas: , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: