Enseñanza del pensamiento científico debería comenzar desde la educación preescolar

formación científica temprana. Artículo en Chequeando IdesaPara comprender el pensamiento científico es necesario desarrollar un “sentido no común”, según afirma Alan Cromer, profesor de física en la Universidad de Northeastern, quien anima a las personas a “que vean las cosas como son, y no como ellos sienten o quieren que sean”. Esto significa entonces que el pensamiento científico es contradictorio con el sentido común, lo que a su vez indica que los niños son las personas más afines con él, y mientras más pequeños, mejor.

Tal fue la idea fundamental en la que se basó el XI Foro Latinoamericano de Educación, organizado por Fundación Santillana y la OEI en la Ciudad de Buenos Aires; según los expertos, en las preguntas de un niño de tres años puede encontrarse la semilla de quien puede llegar a ser un científico minucioso o un investigador sobresaliente, por lo que aseguran que el primer objetivo de la educación debe ser producir “mentes curiosas” desde la primera infancia.

En este sentido, el documento Educar mentes curiosas: la formación del pensamiento científico y tecnológico en la infancia, preparado por Melina Furman para el Foro, señala que para inculcar en los pequeños la curiosidad y el interés por el saber científico, la clave es fomentar la enseñanza de la ciencia a través de una “mirada curiosa, fresca, preguntona”, orientada hacia la resolución de problemas. Para esto la enseñanza de la ciencia no debería limitarse a la simple lectura de manuales y textos, lo cual es un magnífico ejercicio para el desarrollo de la comprensión lectora, pero nada más; por el contrario, las materias científicas deberían estar enfocadas en el hacer, a fin de que los niños puedan poner en práctica el pensamiento científico.

La autora, Melina Furman, quien es bióloga y doctora en Educación, asegura que el pensamiento científico se desarrolla en los niños desde edades muy tempranas. “Algunos rudimentos del pensamiento científico ya están presentes desde que somos muy pequeños. Se ha argumentado que somos científicos desde la cuna, apelando al entusiasmo y la curiosidad con los que los niños y los científicos profesionales abordan el mundo”, expone en el documento.

En el Foro también participaron importantes personalidades como Diego Golombek, Mauricio Duque Escobar, Federico Waisbaum, Christian Rizzi, María Dibarboure y Gabriel Gellon; quienes están de acuerdo en señalar que la educación científica debe iniciarse en los primeros años de estudio, desde la etapa preescolar. En este esquema pedagógico, por demás interesante, la funcion del maestro pasaría a ser la de “ordenar, sistematizar, ayudar la exploración, nutrir esa curiosidad con enseñanza de pensamiento riguroso”, indica Furman.

Con respecto a las estrategias didácticas, señala Furman que a fin de que los niños aprendan a pensar “como científicos” se debe poner el aprendizaje dentro del contexto en el cual los niños se desarrollan, de manera en que éstos puedan tomar parte en prácticas reales de investigación científica en las cuales puedan “hacer visible su pensamiento”, a través de actividades y en lugares donde puedan exponer sus ideas y discutirlas con sus compañeros.

Con información de agencias yclrin.com

LB

 

Explore posts in the same categories: Desarrollo, ciencia y conciencia, Discursos y documentos, Imaginación e innovación

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: