Archive for the ‘Desarrollo, ciencia y conciencia’ category

Sistemas de educación en línea ofrecen oportunidades a los estudiantes refugiados

noviembre 10, 2017

Educación en línea, opción para los refugiadosEn un mundo cada vez más competitivo, donde son los mejor preparados los que obtienen altas ventajas, la educación superior ha dejado de ser un privilegio para convertirse en una absoluta necesidad, prueba de ello es el sostenido incremento de la matrícula en este nivel educativo en todo el mundo, el cual en el lapso de apenas un año, ha pasado de un 34% en 2015 a un 36% en 2016; sin embargo, la educación superior es prácticamente un objetivo inalcanzable para un sector de la población especialmente vulnerable: los refugiados

Obligados a abandonar su tierra y sus raíces por situaciones límite, como la guerra, el hambre, la persecución política, una catástrofe natural, etcétera, los refugiados son personas que por lo general tienen que vivir en campamentos, rodeados de penurias, privados incluso de los servicios más básicos, como los sanitarios y los educativos; en efecto, se calcula que un 99% de los refugiados no tienen acceso a las universidades o a recibir cualquier otra forma de educación superior.

En vista de tal situación, diversas instituciones han iniciado acciones para remediar en lo posible tal carencia; es así como surge una iniciativa llamada InZone la cual, con el respaldo de la Universidad de Ginebra, Suiza, emprendió cursos de enseñanza universitaria, primero en 2010 en Kakuma, en el Distrito Turkana en Kenya, y luego en Azraq, Jordania, en 2016, donde imparte un curso de historia a nivel de grado diseñado por la Universidad de Princeton, Estados Unidos.

Otras organizaciones se han venido sumando a esta labor; en 2016 el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), órgano subsidiario de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con el apoyo de Alemania, otorgó becas DAFI para educación superior a más de 4.300 refugiados en treinta y siete países de acogida, lo que supuso un incremento de un 90% en comparación con el año 2015. No obstante, aún son decenas de miles los desplazados para quienes la distancia, la matrícula y la dificultad para completar los estudios secundarios son una seria traba para acceder a la educación superior.

Otra institución de estudios superiores estadounidense, la Universidad de Purdue, de West Layfayette, Indiana, ha comenzado a impartir un curso de ingeniería; las clases son presenciales y se llevan a cabo en un laboratorio de computación, el cual es administrado por la ONG CARE International y financiado por ACNUR.

Uno de los tutores en línea del curso de historia dictado en Azraq fue James Casey, aspirante  al doctorado en Historia Siria Moderna en la Universidad de Princeton; Casey comentó que en los tradicionales cursos por correspondencia o en los cursos en línea regulares los índices de retención son bajos; en cambio, en el esquema de InZone se establece un intercambio activo entre estudiantes, docentes y tutores, bien sea a través del contacto en línea, del encuentro cara a cara o de las redes sociales, de esta manera todos los participantes se mantienen “comprometidos y en el camino”.

Al iniciar cada curso, profesores y tutores procuran visitar el campamento de sus estudiantes a fin de efectuar los exámenes de selección y la presentación de los aspirantes seleccionados; igualmente, al finalizar los docentes repiten la visita, esta vez para labores de supervisión del taller y llevar a cabo los exámenes finales.

En estos cursos, los estudiantes disponen de varios recursos tecnológicos, además del laboratorio de computación, cuentan con equipos móviles y dispositivos USB que les permiten tener acceso a los materiales cuando la Internet no está disponible; adicionalmente, los docentes emplean el servicio de mensajería instantánea Whatsapp a fin de mantener la comunicación con los estudiantes en caso de que la conectividad esté limitada.

LQ

 

Anuncios

Impacto de la innovación y el liderazgo sobre el desarrollo económico

noviembre 2, 2017

El pasado 20 de octubre se llevó a cabo en Madrid la tercera edición del Foro Iberoamericano de Excelencia con el objetivo de efectuar un análisis acerca de la influencia que ejercen la innovación tecnológica y el liderazgo responsable sobre el desarrollo de la economía

A este encuentro acudieron emprendedores, ponentes y especialistas de diversas disciplinas, quienes compartieron experiencias e intercambiaron ideas, a fin de generar soluciones innovadoras a los problemas que plantea el futuro.

“La humildad y el aprendizaje para entender lo que ocurre en nuestro entorno es importante para comprender los cambios que estamos viviendo” expresó Alejandro Fernández, jefe de acción comercial y educativa de la Fundación Bancaria La Caixa.

Durante el Foro los conferencistas presentaron ante los asistentes diversas ponencias sobre temas como la inteligencia artificial, el liderazgo, la innovación, la transformación digital y la medicina del futuro, las cuales tuvieron el propósito de incentivar un cambio en la forma de pensar que contribuya a “activar la inteligencia, la responsabilidad y el liderazgo”.

Durante su exposición, Jesús Lacoste, director de Marketing & Innovación en HAC Business School, aseveró que la transformación digital “no depende necesariamente de adoptar nuevos procesos digitales, va mucho más allá”, ya que el objetivo principal de esta transformación es buscar soluciones a “los problemas y necesidades del ciudadano”.

Añadió Lacoste que “la innovación no es una opción, es algo que debemos incluir en nuestro sistema de funcionamiento”, lo cual significa que es una necesidad fundamental adoptar una visión innovadora “permanente” para enfrentar con éxito los desafíos que se van presentando.

GFCh

 

Niños venezolanos conversaron con la EEI

noviembre 2, 2017

Artículo en Chequeando IdeasDiez estudiantes del Instituto María Montessori, ubicado en Táchira se comunicaron con el astronauta Joe Acaba durante ocho minutos

El Instituto María Montessori, ubicado en San Cristóbal, estado Táchira, pudo hacer un contacto con el astronauta Joe Acaba durante ocho minutos mientras la Estación Espacial Internacional hizo su paso por América del Sur.

Diez estudiantes de este recinto pudieron hacerle preguntas al astronauta por primera vez en la historia de Venezuela. Este colegio, forma parte del plan de estudios NASA con el objetivo de incentivar la investigación y el desarrollo científico espacial.

“Hola, bienvenidos a la Estación Espacial Internacional. Estamos estudiando cómo funcionan los seres humanos porque si queremos ir a Marte u otro planeta, tenemos que saber cómo mantener el cuerpo. Estamos haciendo un experimento con plantas. Yo tengo unas lechugas que están creciendo aquí”, dijo Acaba en su introducción y procedió a responder preguntas. Cabe destacar que éste se desempeñó como maestro de escuela en Florida.

Franca comunicación

Una de las preguntas de los estudiantes se basó en la existencia de protocolos ante un posible encuentro con vida extraterrestre a lo que respondió con asombro. “Uy. No sé si tenemos algún protocolo. Puede ser que sí. Pero si me encuentro con uno me voy a sentir muy feliz”, señaló Acaba.

Acerca de la posibilidad de habitar algún planeta el astronauta indicó que esto podría hacerse realidad para el año 2030.

Acaba explicó que dentro de la Estación Espacial Internacional la temperatura es de 66 grados Fahrenheit (unos 18 grados centígrados) pero fuera del centro de investigaciones el cambio es de 200 grados.

Este contacto en Venezuela se dio apenas seis días después que el papa Francisco se comunicó con seis de los tripulantes de la EEI.

Krystian Tovar

Tomado de El Sumario

Recibe en tu celular las mejores noticias de Venezuela y el mundo mediante el canal de Telegram: https://t.me/ElSumario

 

El Foro Económico Mundial publicó el índice de los países más innovadores del mundo

noviembre 1, 2017

Artículo en Chequeando IdeasEn un mundo cada vez más competitivo, en el cual la tecnología ha venido experimen-tando un acelerado avance, la innovación se ha convertido en factor clave para el crecimiento económico; un reflejo de esto es el Índice de Competitividad Global publicado por el Foro Económico Mundial, en el cual se cataloga a los países según lo que denomina como los doce pilares de la competitividad, el doceavo de los cuales es la ‘Innovación’.

En este documento se destaca el significativo cambio registrado en la innovación en los últimos diez años, ya que de un hecho restringido a los laboratorios corporativos o al medio universitario, la innovación ha pasado a ser un fenómeno promovido en muchos ambientes diferentes, convirtiéndose en lo que el informe califica como “inteligencia distribuida de una multitud global”.

Señala el informe que de los factores que pueden constituirse en escollos para la potencial competitividad de las economías, dos se refieren directamente a la innovación; el primero de ellos lo representan las vulnerabilidades financieras que amenazan la capacidad de los países para sustentar económicamente las iniciativas innovadoras y la adquisición de tecnologías; el segundo está relacionado con la necesidad de incrementar los esfuerzos para ampliar los beneficios que la innovación puede aportar a la sociedad.

En el índice se establece una clasificación de los países más innovadores del mundo; con seis países en los primeros lugares de la clasificación (Suiza, Finlandia, Alemania, Países Bajos, Suecia y Dinamarca), Europa ocupa la vanguardia en el índice de innovación. Por sexto año consecutivo el primer lugar lo ocupa Suiza, por la excelencia de sus instituciones de investigación científica y su gran capacidad de innovación, además de la gran disposición de las empresas de este país para colaborar estrechamente con el sector universitario y para realizar inversiones en desarrollo e investigación.

En el segundo lugar se encuentra Estados Unidos, coincidiendo con su segundo lugar en el índice general de competitividad. Este país cuenta con condiciones sumamente favorables para el desarrollo de la innovación y, al igual que el anterior, registró una puntuación elevada en casi todos los subíndices del rubro, a excepción del correspondiente al número de solicitudes de patentes, en el cual quedó relegado al décimo lugar.

Fundado en 1948, con sesenta y nueve años de existencia el Estado de Israel fue clasificado como la tercera economía más innovadora del mundo, con características parecidas a las de Suiza; posee una gran capacidad para la innovación, cuenta con instituciones dedicadas a la investigación científica de altísimo nivel así como la colaboración del sector privado, y realiza grandes inversiones en el área de Investigación y Desarrollo (I+D).

Siguen en la lista: en cuarto lugar Finlandia, con la mejor puntuación en cuanto a número de ingenieros y científicos; en quinto lugar Alemania, con la posición líder en inversiones empresariales en I+D; en sexto lugar los Países Bajos, por la elevada calidad de sus instituciones de investigación científica; en séptimo lugar Suecia, con el mayor número de solicitudes de patentes; en octavo lugar Japón, con la mayor puntuación en cuanto a aplicaciones de patentes; en noveno lugar Singapur, con grandes inversiones gubernamentales en productos de última tecnología, y en décimo lugar Dinamarca, que al igual que Suecia tiene como fortaleza una gran cantidad de solicitudes de patentes.

En comparación con años anteriores, Japón y Corea cedieron posiciones en el índice de innovación, y aunque Japón aún se mantiene dentro de los diez primeros, Corea perdió aún más terreno, desapareciendo de este selecto grupo; paralelamente otros países, aquellos que poseen los mayores mercados emergentes, han venido ganando puntos paulatinamente, destacándose especialmente China, India e Indonesia.

GFCh

 

Celebrado el segundo eCommerce Innovation Summit en Santiago, Chile

noviembre 1, 2017

Nota en Chequeando IdeasDesde este 19 de octubre se llevó a cabo en Santiago de Chile, la segunda edición del eCommerce Innovation Summit, evento organizado por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) en el cual tomaron parte distinguidos conferencistas, tanto chilenos como internacionales, de reconocido liderazgo en temas de innovación, nuevas tecnologías y comercio electrónico.

En esta oportunidad se presentaron novedades en el sector banca y comercio, entre las cuales destacan desarrollos en materia de banca digital, como blockchain y bitcoin, así como la autenticación biométrica de pagos.

El director del Centro de Economía Digital de la CCS, George Lever, explicó que “el objetivo del eCommerce Innovation Summit es visibilizar las innovaciones, nuevas tecnologías y tendencias que están liderando las grandes transformaciones de la economía digital, la cual ya alcanza ventas anuales cercanas a US$ 3.700 millones en Chile y penetra, a gran velocidad, en todos los sectores de actividad”.

A cargo de las conferencias estuvieron expositores de renombre, como Sucharita Mulpuru de Forrester; Richard Hearn, Global Chief Revenue Office de IBM Watson Customer Engagement; Gabriela Rojas, de Nubank; Murillo Tavares, Head of Consumer, Retail and Profesional Services de Spencer Stuart; además de la presentación de DHGate, la primera plataforma transfronteriza B2B de comercio electrónico de China.

“El sello del eCommerce Innovation Summit será destacar las últimas tecnologías en diferentes instancias de uso, relevantes en el desarrollo chileno”, agregó Lever.

En el marco del evento se realizó nuevamente el Startup Fast Forward, un torneo competitivo a través del cual se identifican los emprendimientos del futuro a fin de impulsar el desarrollo de nuevas empresas exportadoras de servicios fundamentadas en la economía del conocimiento, disruptivas, rebosantes de talento y con grandes posibilidades para lograr la internacionalización.

La startup que más se destaque se hace acreedora a un proceso de aceleración, el cual incluye un viaje a Silicon Valley, una serie de encuentros con los principales representantes de aquel sistema, acceso a tecnología de punta, asesoría y apoyo económico para impulsar su iniciativa.

LQ

 

Las “empresas gacela” son ejemplo del poder de la innovación en España

octubre 8, 2017

Artículo en ProeticaVzla sobre empresas gacelaPara empezar, ¿qué es una “empresa gacela”? Una empresa gacela es aquella de más de diez empleados que acumula un incremento en su facturación de más del 75% durante tres años consecutivos. Las empresas gacela se diferencian de las “startups” en que son empresas pequeñas o medianas, pero no microempresas; que son empresas jóvenes, pero no recién creadas, y que se encuentran presentes en todos los ámbitos de negocios, no sólo el tecnológico.

Una empresa puede convertirse en gacela, es decir, en una empresa de alto crecimiento, a través de la innovación; así se señala en el informe realizado por la Universidad de Sevilla (US), con el apoyo técnico de la Fundación Cotec, para responder a la interrogante “¿Por qué crecen las gacelas?”. Este informe fue presentado ante la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla por José Carlos Casillas, acompañado por los profesores Ana María Moreno e Ignacio Castro, en un acto que contó con la presencia del rector de la US, Miguel Ángel Castro, el director general de Universidades, Investigación y Tecnología de la Junta de Andalucía, Manuel Torralbo, y el director general de Cotec, Jorge Barrero.

Entre otras cosas, el informe apunta a una secuencia evidente entre la innovación  y el crecimiento empresarial. Señala que las “empresas gacela” son más innovadoras que las demás empresas, aplican la innovación en forma mucho más profunda desde la fase previa y durante todo el periodo de mayor crecimiento, y ponen en práctica diferentes formas de innovación en forma simultánea, principalmente en aspectos tales como el producto, los procesos y la organización. En adición a esto, realizan mayores inversiones en investigación y desarrollo (I+D), aplican en forma más determinante los mecanismos disponibles para la protección de la innovación tienden más a poner en práctica una innovación abierta con clientes, empresas de I+D, centros de investigación y universidades.

Según indica, el número de “empresas gacela” es limitado pero su capacidad para generar empleos es considerable; en España, donde se realizó el estudio, se calcula que unas 3.600 “empresas gacela” crearon más de 145.000 puestos de trabajo lo que indica que estas empresas produjeron un 42,4% del crecimiento del empleo entre los años 2012 y  2015.

El estudio contempla asimismo la evolución de estas empresas desde 1990 a 2014, un lapso de 25 años, a través de los cuales se determina que las mismas tienen una probabilidad de supervivencia de 82,8%, por encima del 76,3% que presenta el resto de las empresas.

Igualmente señala que en el 80% de los casos el crecimiento de las “empresas gacela” es perfectamente compatible con el resto de las empresas de su sector, es decir que estas empresas no crecen “a costa de sus competidores” sino en forma armónica.

Este proyecto fue uno de los dieciséis seleccionados, de entre más de 2.000 propuestas provenientes de veinticinco países alrededor del mundo, para el Programa de Innovación Abierta de la Fundación Cotec en 2016; el informe puede encontrarse en la página web de Cotec.

Aún y cuando toda esta información apunta a empresas u organizaciones de producción y con fines de lucro, muchos de estos datos son aplicables al ambiente o mundo de las organizaciones sociales y sin fines de lucro, pues en esta esfera la innovación también se convierte en un gran resorte, que facilita e impulsa el cumplimiento de los objetivos y el desarrollo organizacional.

GFCh

Tomado de Pro-Etica.org

 

Igualdad de géneros en el mundo laboral es condición indispensable para la innovación de impacto

septiembre 30, 2017

Artículo en Chequeando IdeasEl mundo está cambiando constantemente, y con él el ambiente y reglas de las corporaciones; en los tiempos que corren, la gestión empresarial ha proseguido su enfoque hacia el talento humano, hacia las personas que poseen los conocimientos o las habilidades, y también ambas a la vez, necesarias para el éxito de los procesos corporativos.

En una interesante conferencia dictada hace poco sobre El Poder de las Ideas, Alan Robinson, profesor de la Escuela de Negocios Isenberg en la Universidad de Massachusetts, Estados Unidos, exhortó a las empresas a introducir cambios e implementar mecanismos que permitan a los empleados aportar hasta un 80% de las nuevas ideas necesarias para impulsar la innovación, las cuales se sumarían al restante 20% aportado por la gerencia, que es la que hasta ahora ha asumido la totalidad de la conducción empresarial.

En tal orden de ideas, es significativo acotar que desde los albores de la Revolución Industrial, y más intensamente desde la Segunda Guerra Mundial, las mujeres han venido ocupando cada vez más espacios en el mundo laboral, llegando a posiciones gerenciales, antes reservadas exclusivamente a los hombres; en efecto, en la actualidad las mujeres representan más de la tercera parte de la fuerza laboral mundial y producen más del 70% de los alimentos de África, por citar un ejemplo relevante, lo cual implica un gigantesco potencial de ideas para la innovación.

Reclamo y exhortación

Sin embargo, a pesar de estos avances, en la mayor parte de los escenarios esto no se ha traducido en una mayor amplitud de espacios para ellas, ni en una mejor calidad de esos espacios. Esta situación es insostenible, si se desea lograr un progreso auténtico en el campo laboral y social; en tal sentido, es absolutamente necesario percatarse de tal realidad y realizar esfuerzos encaminados a, en primer lugar, reconocer la igualdad entre los géneros, sin dejar de respetar las diferencias y, en segundo lugar, asegurar que las mujeres tengan una presencia efectiva en todos los niveles del quehacer público y profesional.

Independientemente de cuál sea el trabajo que desempeñe, toda mujer debe sentirse libre de desarrollar su personalidad, sin verse jamás en la disyuntiva de elegir entre seguir una carrera profesional o ser madre y fundar una familia; por el contrario, su posición en el trabajo, en la sociedad, en la vida pública y en la familia debe ser doblemente valorada y favorecida, justamente por su rol de madre.

Para dar cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODES) acordados por Naciones Unidas en 2015, en especial el número cinco, el cual propugna la igualdad de género, es imprescindible establecer un clima social y cultural que evite que las mujeres se vean obligadas a comportarse como hombres para tener acceso a las fuentes de trabajo, para recibir una remuneración justa, para escalar posiciones o aún para conservar su empleo; de igual modo, las empresas e instituciones deberán crear las condiciones apropiadas para evitar que las mujeres sientan la necesidad de esconder su condición de madres o de restarle importancia frente a su vida profesional o laboral.

Crear estas condiciones es posible si se implementa una cultura organizacional que estimule la corresponsabilidad, la cooperación y la complementariedad entre el personal de ambos sexos; esta cultura de corresponsabilidad proporciona un sentido de compromiso que se traduce en ventajas tanto para el empleador como para el empleado, favoreciendo la productividad. Al existir esta corresponsabilidad entre hombres y mujeres, ambos géneros pueden compartir espacios y tareas, tanto en el trabajo como en el hogar, sin sacrificar su libertad de elección ni su forma de hacer las cosas y, por supuesto, con igualdad de oportunidades en cuanto al acceso a dichas oportunidades de trabajo, de ascenso, de permanencia y con equidad en la remuneración.

Leyda Briceño de Febres