Posted tagged ‘alimentación’

Alimentarse bien en el trabajo aumenta la eficiencia

marzo 31, 2016

Una alimentación inadecuada perjudica a la salud, ya sea en la casa, en la calle o en cualquier otro lugar; ahora, cifras publicadas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indican que alimentarse en forma inapropiada en el lugar de trabajo puede reducir la productividad hasta en un 20%, bien sea a causa de la desnutrición, que afecta aproximadamente a mil millones de personas en los países en vías de desarrollo, o por la obesidad y el sobrepeso, que afecta a un número similar de personas en los países industrializados.

Alimentarse bien en el trabajo aumenta la eficienciaA modo de ejemplo, señala la OIT, en India los costos causados por la pérdida de productividad, enfermedades y muertes derivadas de la desnutrición se encuentran entre 10.000 y 28.000 millones de dólares anuales, lo que equivale de 3% a 9% del Producto Interno Bruto; en las naciones desarrolladas, a la inversa, la obesidad es la responsable de entre 2% y 7% de los costos médicos.

Al mejorar los hábitos de alimentación en el trabajo, es decir, consumir una dieta bien balanceada, de buena calidad, en un ambiente tranquilo, sin presiones, no sólo mejora la salud de los trabajadores sino que, además, aumenta su eficiencia. Esto significa que es importante para el empleador que su personal se alimente en forma saludable en el lugar de trabajo, no sólo como un asunto de responsabilidad social empresarial, sino también porque es una forma eficiente de reducir el ausentismo e incrementar la productividad; el tener empleados sanos y bien alimentados reduce la incidencia de enfermedades relacionadas con la malnutrición, como diabetes, hipertensión arterial, obesidad, colesterol elevado, accidentes cerebrovasculares, diabetes y algunas formas de cáncer.

En este sentido, opina la OIT, es responsabilidad del empleador proveer las facilidades para asegurar la buena alimentación de su personal en el lugar de trabajo, a través de diversos mecanismos como la instalación de cocinas, máquinas expendedoras, acceso a vendedores ambulantes o cualquiera que se adapte a sus necesidades y condiciones particulares. Además, indica, es beneficiosa la implementación de programas educativos sobre hábitos nutricionales y de actividad física, tanto para el trabajador como para su familia.

En otro orden de ideas, un estudio realizado recientemente por la Universidad de Toronto y dado a conocer a través de Infobae, reveló que la costumbre que tienen muchos trabajadores de comer rápidamente, en el escritorio o frente a la computadora, es un hábito generador de problemas de peso y de fatiga. Señala el estudio que no solamente es importante la calidad de los alimentos; el ambiente en el que se come y el tiempo que se dedica a hacerlo son factores clave para la adecuada asimilación de los alimentos en el organismo; comer de prisa y como por obligación también es nocivo para la salud. Igualmente se hace mención de que comer solo frente a la pantalla o el escritorio puede promover la aparición de trastornos psicológicos y sociales.

Por otra parte, el National Heart, Lung and Blood Institute de Estados Unidos ha dado a conocer, a través de Salud 180, los resultados de un estudio según el cual jornadas laborales extremadamente largas o sin pausas para comer pueden propiciar que los trabajadores hagan sus comidas en horas inadecuadas o, lo que es peor, que las suspendan por completo; ello puede traer como consecuencia la aparición de agotamiento y estrés, lo que a su vez puede generar un aumento de peso de hasta tres kilos en una semana.

Fuente: Con información de agencias y medios digitales.

 

Anuncios

Pedro J. Torres: Alimentación de embarazadas influye en obesidad de futuros bebés

mayo 31, 2015

Más allá de los condicionamientos genéticos, previo al tipo de alimentos y cantidad que se suministra directamente en algunos casos a los neonatos o a otros hábitos y rutinas poco saludables a los que se les somete, profesionales de la nutrición consideran que la obesidad puede tener su inicio durante la gestación; dijo Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, la cual viene trabajando en divulgación de información preventiva sobre la obesidad infantil. La especialista Adriana Duelo recomienda no someterse a dieta durante la gestación, ni para ganar peso ni para perderlo.

Pedro J. Torres plantea que desde las esferas del arte y la cultura hay que impulsar y respaldar la buena salud integral.

Pedro J. Torres plantea que desde las esferas del arte y la cultura hay que impulsar y respaldar la buena salud integral.

Medios de comunicación social europeos, y en particular españoles, presentaron con motivo del Día de la Nutrición, la opinión y advertencia de expertos en dicho sentido, comenta Torres.

Una de ellas es Adriana Duelo, especialista en nutrición humana y dietética, del centro médico Clínica Sagrada Familia en Barcelona, España. Ha planteado que la obesidad infantil puede tener su inicio durante la gestación, ya que más allá de los hábitos alimenticios y la genética, la alimentación de la madre en ese período juega un papel fundamental en el crecimiento y peso del futuro bebé.

Este año, en el Día Nacional de la Nutrición, se destacaron para los ciudadanos españoles los temas de alimentación durante el embarazo e importancia de la lactancia materna. En relación con ello, surge la explicación de que precisamente una alimentación incorrecta durante el embarazo, caracterizada tanto por la ausencia como por el exceso de nutrientes, predispone al bebé a ser obeso.

La experta Adriana Duelo estima como clave, muy importante, no someterse a una dieta durante la gestación, “ni para ganar peso ni para perderlo”.

-Una correcta alimentación, que es asunto diferente, también ayuda a la madre a superar síntomas desagradables del embarazo, como los vómitos, el estreñimiento, las náuseas y la pirosis o acidez.  Duelo aconseja evitar las grasas y aumentar la ingesta de líquidos para superar los vómitos.

La experta recordó que estar embarazada no es excusa para comer por dos, no obstante se debe considerar la necesidad de adquirir energía, proteínas, ácido fólico y hierro.

“La OMS considera la obesidad en niños y niñas como uno de los problemas de salud más graves de la actualidad. Más de 50 millones de niños presentan sobrepeso mundialmente” señaló Pedro J. Torres, presidente de la Fundación Torres-Picón.

FTP