Posted tagged ‘dirección de empresas’

Mejora continua y gestión de la innovación

abril 16, 2012

Innovando dentro de las organizaciones, hacia arriba y hacia abajo, para mejorar continuamenteDebemos fortalecer procesos de creación, desarrollo e implantación de nuevas ideas generadoras de valor, trabajando hacia arriba y hacia abajo, dentro de nuestras organizaciones

Escrito por: SIMÓN A. PARISCA

Tengo ya más de tres décadas involucrado en los temas de Gestión de la Innovación y Gestión Tecnológica, gran parte de ese tiempo dedicado a promover las capacidades y conductas innovadoras de los niños y jóvenes venezolanos, desde la Asociación Civil Eureka. Hace tres años, retomamos, también desde Eureka, la consultoría empresarial, una línea de trabajo que había abandonado cuando me dediqué al trabajo sin fines de lucro.

A partir de una Alianza que constituimos con CENTRIM (Centro de Investigaciones en Gestión de la Innovación, Universidad de Brighton, Inglaterra), entramos en contacto con una interesantísima perspectiva del modo como las empresas más exitosas del mundo abordan el tema de construcción de capacidad de innovación; ello significó la renovación de un interés que me ha acompañado toda la vida, con el aliciente adicional de, gracias a Internet, hacer mucho más fácil la investigación y estudio del pensamiento universal en el tema.

A principio de los años noventa, cuando decidí abandonar la consultoría, si bien se reconocía la importancia de la innovación en la empresa, el tema fundamental de interés en la promoción del cambio cotidiano estaba representado por la Mejora Continua, el Kaizen y otras prácticas surgidas de la gerencia japonesa. La innovación seguía reservada a centros especializados, universidades e institutos de investigación y desarrollo y, sobre todo, seguía siendo percibida como el producto de mentes extraordinarias, totalmente distanciadas del ciudadano común, del profesional o el trabajador de todos los días.

Veinte años después, cuando comienza mi reencuentro con el tema, descubro una interpretación totalmente diferente de la innovación, sus actores y el modo como ella debe ser promovida y desarrollada. Los métodos japoneses promotores del cambio han continuado instalándose con éxito en diversas empresas del país (quizás menos de las que nos gustaría ver, particularmente en empresas pequeñas y medianas); y, simultáneamente, ha surgido el concepto de Innovación Incremental en contraposición al de Innovación Radical o Disruptiva.

Este nuevo escenario nos ha obligado a tratar de entender si realmente estamos ante un nuevo escenario y nuevas prácticas, o si se trata, simplemente, de una nueva moda surgida de estudios académicos recientes. ¿Existe realmente alguna diferencia entre la Mejora Continua y la Innovación Incremental?, o se trata de la misma práctica con, solamente, algunas diferencias de matices?

Al principio no presté mucha atención al tema y me focalicé en profundizar la comprensión de lo que entendía como Innovación Incremental, dejando de lado el tema de la Mejora Continua. No obstante, en la medida que me vinculaba más y más con la propuesta del CENTRIM, entendí la necesidad de reconocer lo que pudiese ser la diferencia entre ellas.

Hoy en día estoy convencido de que son una misma cosa (incluso la Innovación Disruptiva). Las entiendo como fases diferentes de una práctica que evoluciona de manera continua en función de factores como:

  1. Niveles de la organización en los cuáles se practica: La Mejora Continua, tal como se planteó originalmente en Japón, surge de los Círculos de Calidad, los cuales estaban constituidos por trabajadores de los estratos más bajos de la organización y algunos profesionales involucrados en los temas de interés. La práctica del cambio constante con esta metodología no se ha proyectado hacia los niveles más altos de la organización (incluyendo los líderes), la Gestión de la Innovación propone esta “expansión”.
  2. Naturaleza del problema/oportunidad abordado por el proyecto: A medida que las iniciativas de cambio o creación se mueven desde la Mejora Continua hacia los diferentes tipos de innovación, la atención se aleja de la solución de problemas y se aproxima, con ambición creciente, a la identificación y explotación de nuevas oportunidades.
  3. Foco de atención de los proyectos: Al movernos hacia la práctica de la Gestión de la Innovación, los objetivos de los proyectos formulados se distancian cada vez más del entorno inmediato de los participantes en el proyecto y comienzan a focalizarse con mayor interés, más allá de las fronteras de ese entorno, se focalizan cada vez más en el cliente (sea éste interno o externo); aspecto este que se vincula con el siguiente factor.
  4. Perfil de los participantes en los equipos de proyectos: En tanto los temas de interés tienden a alejarse de las circunstancias inmediatas de los involucrados, se hace más importante la inclusión de una amplia diversidad de perspectivas en los grupos de proyectos. Cada vez es más frecuente la incorporación de clientes, universidades, expertos u otros agentes externos, en estos equipos.

No pretendemos insinuar que la Mejora y la Innovación Incremental son compartimientos estancos, de hecho estamos convencidos de que no existen fronteras nítidas entre ellas; tampoco queremos disminuir la importancia o impacto potencial de los programas de Mejora, todo lo contrario, hay que fortalecerlos y comenzar a entenderlos como el embrión de un proceso cada vez más complejo y exigente de creación, desarrollo e implantación de nuevas ideas generadoras de valor. A partir de la práctica de la Mejora Continua se facilita enormemente la construcción de Capacidad de Innovación en la empresa. De igual manera creemos que, en organizaciones que no han desarrollado competencias de Mejora Continua, es posible comenzar el proceso de instalación de la práctica de Innovación Incremental desde el “medio” de la organización y trabajar, hacia arriba y hacia abajo, abordando todas las fases del proceso.

Simón Pariscasparisca@yahoo.com

El autor es Director General de la Asociación Civil EUREKA

Fuentes: Tomado de El Mundo – Economía & Negocios e Informe21.com

Anuncios

Emprendimiento y sociedad: Compartir y masificar la excelencia

febrero 6, 2012

Para avanzar y triunfar, el emprendimiento se nutre de una visión incluyente, participativa y panorámica de 360 grados

Mujeres emprendedorasCaracas, febrero 2012.- La mayoría de los precandidatos presidenciales de la Mesa de la Unidad Democrática así como algunos voceros y representantes del oficialismo, cada quien desde su estilo y diferentes enfoques, han mencionado la necesidad nacional de estimular a los venezolanos, y de crear condiciones favorables desde el Estado, para que como ciudadanos plenos prestemos nuestro concurso en la tarea de agregar más valor a la vida republicana, de producir nuevos ingresos para nuestras familias  y de coadyuvar en la solución de problemas aún no resueltos.

Esto es posible si apoyamos a los emprendedores. Por medio de sus proyectos, habilidades, compromiso, vocación de servicio, capacidad innovadora y recursos propios, se puede tener éxito en muy diversas áreas del quehacer nacional, que generarían nuevos empleos, que buena falta hacen, y que contribuirían a la superación individual y colectiva de todos.

En ello viene jugando un papel determinante la labor realizada por el Ecosistema Nacional de Emprendimiento (enevenezuela.org), comunidad en red inclusiva y sin tintes políticos, que ha logrado crear conciencia sobre la prioridad del tema en la agenda informativa venezolana e igualmente entre quienes tienen la responsabilidad de diseñar y aplicar las políticas públicas del país. Recordemos que a fines de 2011, coordinó mediante trabajo voluntario la celebración local de la Semana Global del Emprendimiento, y los eventos presenciales, actividades virtuales y su campaña comunicacional inspiraron a millones de compatriotas; aparte de la orientación y respaldo puntual que viene dando a quienes se aventuran a emprender.

Pero en materia de emprendimientos el éxito no se decreta ni es obra de la casualidad o suerte. Aunque los venezolanos seamos emprendedores por naturaleza, casi siempre alcanzarlo es producto de la combinación de metodología, herramientas de gestión, conocimiento del negocio y del oficio, recursos no necesariamente financieros y muchísima dedicación.

Por esto son fundamentales en el sector la investigación seria y la formación constante con visión incluyente, participativa y panorámica de 360 grados, tomando en cuenta que cada caso tiene sus particularidades. Hay que cultivar la vocación por la excelencia y cuidar el gran detalle de aprender a producir planes de negocios.

Afortunadamente, hoy el país cuenta con buenos centros de emprendimiento en varias universidades, asimismo con incubadoras y espacios independientes de calidad abiertos a interactuar, formar, acompañar y facilitar la gestión de los emprendedores y, además, existen instituciones que les ofrecen opciones de financiamiento.

Aportación del IESA

El Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), hace tiempo que promueve la idea de que la excelencia debe y puede estar al servicio de todos. “No hay que sentir vergüenza por la excelencia, esta debe acercarnos a todos y estar a nuestro alcance, hacerse presente en nuestras vidas como parte de la cotidianidad, eso es poderosamente transformador pues nos convierte en mejores personas y ciudadanos, aumentando nuestra calidad como sociedad” me ha comentado Nunzia Auletta, directora del centro de emprendedores de ese prestigioso instituto, idea que no puedo ignorar ni dejar de compartir.

Este centro fue creado en el año 2003, pero el IESA ya dictaba desde 1995 la materia iniciativa empresarial. Tiene como misión fomentar el espíritu y la actividad emprendedora en Venezuela, a través de la formación de individuos capaces de generar y transformar ideas en empresas sustentables e innovadoras. El contenido de los cursos y programas que organiza abarca los temas fundamentales que debe conocer todo emprendedor para que su negocio sea exitoso. La enseñanza se centra en los participantes.

El centro de emprendedores representa al estudio Global Entrepreneurship Monitor (GEM), el proyecto de investigación más importante del mundo en materia de iniciativa empresarial, que ha demostrado que Venezuela se ubica en las primeras posiciones en lo que se refiere a gente emprendedora. De la misma manera representa al país en el proyecto Successful Transgenerational Entrepreneurial Practices (STEP), estudio internacional sobre las claves emprendedoras que determinan el potencial transgeneracional de las empresas familiares.

Investiga y documenta historias de iniciativa empresarial en nuestro país, para la construcción de casos de enseñanza que sirven de soporte a las actividades de docencia y mantiene alianzas estratégicas, nacionales e internacionales, para el desarrollo de importantes proyectos conjuntos (ej. Babson College en Estados Unidos, Universidad del Desarrollo en Chile y Uniandes en Colombia). La semilla primigenia del proceso que cristalizó en la conformación del Ecosistema Nacional de Emprendimiento, que se ha fortalecido con la participación de otros actores privados y públicos, la plantó convocando a universidades y organizaciones, respaldando las sugerencias y contribuciones del valioso grupo promotor, apoyando el desarrollo de esta comunidad en línea.

El emprendimiento popular

El centro (iesa.edu.ve/centro-de-emprendedores) está integrado por Nunzia Auletta, como directora; Roberto Vainrub, Federico Fernández Dupouy, Nivario Rancel y Aramís Rodríguez, como profesores; y Rebeca Vidal y Edwin Ojeda, como investigadores. Llevan a cabo programas de formación de emprendedores en general y otros más específicos. En el corto plazo presentarán el programa en modalidad de e-learning emprende.edu.ve, el cual con diversos aliados multiplicadores aspira formar 15.000 emprendedores entre su anuncio y el año 2015 (hasta hoy el centro ha capacitado por otros medios unos 1.500).

Otro significativo aporte es el programa de Formación para Mujeres Emprendedoras. Lleva varios años y es una alianza social con la Organización Cisneros. El propósito es promover el bienestar personal, familiar y económico de mujeres de sectores populares del Distrito Capital, brindándoles herramientas personales, gerenciales y funcionales que les permitan desarrollar habilidades, afianzar ideas y adquirir conocimientos para la creación y consolidación de sus propios negocios.

“Hay que distinguir los distintos tipos de emprendimiento. Aunque la definición tiene que ver con la creación de organizaciones formales para aprovechar una oportunidad, en el caso de los emprendedores populares registramos actividades que pueden ser informarles pero que involucran un inicio de organización. Puede que lo que se imponga por necesidad sea aplicar adjetivos, para comprender diferentes desarrollos del fenómeno emprendedor en el país” ha explicado también Nunzia Auletta. El campo del emprendimiento popular es uno de los más amplios y prometedores. Los emprendedores populares, aprenden y avanzan rápidamente hacia la construcción de sus propias organizaciones, tanto formales como informales. El impacto más positivo de la intervención del IESA en estos casos apunta precisamente a la formalización.

Quien escribe, opina que hay razones objetivas en nuestro país para contagiarnos de optimismo inteligente y actuar, para dejar de pensar que todo es un desastre, que todo es malo, que todo está perdido, que no hay salidas a los problemas que nos aquejan, que no se puede, que somos incapaces y no hacer nada. Algunos acontecimientos desafortunados me hacen dudarlo a veces. Otros, en cambio, no. Conversando, cooperando y construyendo, todos avanzaremos y triunfaremos. Los invito a celebrar y conocer más acerca de la iniciativa emprendedora en Venezuela y los emprendedores ¡Los invito a emprender!

Germán Febres Ch.

Correo: emprendimiento.venezuela@gmail.com

Twitter: @FebresCh

Publicado por El Mundo – Economía & Negocios e Informe21.com

¿Capitalismo del siglo XXI?

enero 20, 2012

Dar un valor más justo al trabajo ...Hemos comenzado a presenciar una gran cantidad de eventos que parecieran apuntar hacia el nacimiento de un proceso de “reinvención” del Capitalismo.

Autor: Simón A. Parisca

 

Por una parte observamos el surgimiento de una serie de manifestaciones públicas, como consecuencia de la crisis financiera mundial, que han devenido en movimientos de crítica severa a las prácticas financieras de las grandes corporaciones (Indignados, Occupy Wall Street, etc.) y, más aún, de exigencia de cambios sustantivos en el modo como estas corporaciones (y la empresa privada en general) se relaciona con la Sociedad.  Por otra parte, desde hace ya algún tiempo, hemos conocido las expresiones de algunos de los principales investigadores del tema gerencial, quienes identifican, reconocen y dibujan un proceso de profunda transformación que ha comenzado a insinuarse en el mundo empresarial moderno, el cual, en algunos aspectos, coincide con las exigencias de los grupos sociales más vociferantes.

Las características de los cambios exigidos por los grupos sociales han sido ampliamente cubiertas por los medios de comunicación, por lo cual no entraremos a considerarlas en este texto.  Nos focalizaremos en los planteamientos de dos de los principales exponentes del pensamiento gerencial moderno como son Michael Porter y Gary Hamel.

En una entrevista (www.youtube.com/watch?v=LrsjLA2NGTU&feature=youtu.be)  que le hiciera el Editor de la revista Harvard Business Review, titulada “Rethinking Capitalism” (Repensando el Capitalismo),  Michael Porter explica la dimensión de su más reciente propuesta de “Valor Compartido”, publicada en la mencionada revista en la edición enero-febrero de 2011 (http://hbr.org/2011/01/the-big-idea-creating-shared-value). En esta nueva propuesta, Porter explica su percepción del proceso de transformación que comienza a surgir en la relación fundamental entre la Empresa Privada y la Sociedad, en el cambio que empieza a manifestarse en líderes empresariales con respecto a la importancia de entender la necesidad de transformar las estrategias y procesos de generación de beneficios corporativos, desde una práctica realizada a expensas de la Sociedad, a una que es concebida y llevada a cabo de manera de contribuir directa y efectivamente a generar beneficios a la Comunidad. Una manifestación de la magnitud del cambio sugerido por Porter lo representa la expresión de que si bien anteriormente se aceptaba que “lo que es bueno para los negocios, es bueno para la sociedad”, hoy en día se propone y acepta cada vez más que “lo que es bueno para la sociedad, es bueno para los negocios”; un cambio radical en la orientación y el contenido del pensamiento gerencial corporativo. Es importante destacar que no estamos ante una propuesta meramente académica de Porter, ni son totalmente desconocidas las empresas pioneras en el tema. Porter menciona en su artículo a firmas como General Electric, Google, IBM, Intel, Johnson & Johnson, Nestlé, Unilever y Wal-Mart.

Por otra parte, recientemente recibí, a través del MIX Fix (boletín del Management Innovation  eXchange, www.managementexchange.com), la interesante noticia de la próxima publicación de un nuevo libro de Gary Hamel, “What matters now”, (Lo importante ahora).

En el texto, Hamel aborda los temas que, a su juicio, constituyen determinantes del éxito o fracaso de una organización en el mundo actual; los factores responsables de la prosperidad o la declinación de cualquier empresa: valores, innovación, adaptación, pasión e ideología.

Llama poderosamente la atención la naturaleza de estos cinco factores. Ellos constituyen elementos caracterizadores de las convicciones (valores e ideología) y comportamientos (innovación, adaptación y pasión) de los individuos que integran un colectivo, más que descriptores de prácticas o fundamentos de  naturaleza organizativa o gerencial. Todo pareciera apuntar, según Hamel (al igual que muchos otros investigadores de estos temas), que el foco de atención debe dirigirse en la actualidad hacia los individuos, hacia los hombres y mujeres, integrantes de una organización (o de cualquier otro grupo social); hacia sus competencias, sus aspiraciones, sus motivaciones, en síntesis hacia todos aquellos elementos constructores de compromiso colectivo que, eventualmente, puedan conducir a un proceso de reconstrucción, tanto colectivo como virtuoso, caracterizado por dos componentes que se retroalimentan mutuamente:

  • Empleados participativos, competentes, comprometidos, apasionados, innovadores y satisfechos.
  • Dirigencia consciente del papel determinante que juega la felicidad y el crecimiento personal de los miembros de la organización en el logro del éxito y la prosperidad colectiva, y que, en consecuencia, promueve cambios en las prácticas, los sistemas de gestión y los procesos de trabajo que contribuyan a inspirar y motivar a sus empleados,  y a estimularlos a dar lo mejor de sí mismos.

Los trabajos de Porter y Hamel esbozan dos características novedosísimas de la práctica de Gestión Corporativa que pareciera estar surgiendo en las primeras décadas del siglo. Todo parece indicar que somos testigos de un proceso de renovación del Capitalismo en el siglo XXI. En entregas posteriores, abordaremos aspectos específicos de estos temas.

sparisca@yahoo.com

El autor es Director General de la Asociación Civil EUREKA

Tomado de: El Mundo – Economía & Negocios e Informe21.com

Capacidad de innovación en la empresa alientan desde casa del escritor Uslar Pietri

abril 16, 2011

Un aspecto del conversatorio convocado por Eureka.La Asociación Civil Eureka hizo la propuesta, al realizar un conversatorio en la sede de la Fundación Uslar Pietri con un grupo de directores, gerentes y expertos en el área de Capital Humano.

La Asociación Civil Eureka organizó una amena conversación sobre el tema “Construcción de Capacidad de Innovación enla Empresa”, en la que fuera la casa del insigne intelectual venezolano, doctor Arturo Uslar Pietri, ubicada en la urbanizaciónLa Florida, de Caracas. Charla que estuvo conducida por el ingeniero Simón A. Parisca, director general de Eureka, y la doctora Beatriz Cisneros.

El propósito fundamental del encuentro fue presentar una síntesis de las mejores prácticas mundiales en el desarrollo de las habilidades y actitudes personales que han generado capacidad innovadora en organizaciones diversas. Así como esbozar la propuesta metodológica resultante de un estudio realizado en el Centro de Investigaciones en Gestión dela Innovación(CENTRIM) dela Universidadde Brighton en Inglaterra.

Este conjunto de experiencias, informaciones y saberes constituye una herramienta probada, moderna y poderosa para comprender las exigencias de cambio conductual que plantea el proceso innovador a todos los empleados de una empresa, así como a la dirigencia de la misma.

La construcción de “capacidad de innovación” en la empresa, sin lugar a dudas, exige la participación permanente, comprometida y creadora de todos los empleados de la organización en la materialización de nuevas ideas generadoras de valor; sin ella, es difícil pensar que la organización pueda ser capaz de alcanzar un ritmo de cambio interno similar al que se está produciendo en el mundo a su alrededor.

Liderazgo focalizado y compromiso así como procesos y trabajo en equipo fueron parte de los aspectos o conceptos examinados. Asistió e intervino un selecto grupo de directores, gerentes y consultores en el área de Capital Humano, los cuales se desempeñan en las empresas Banesco, Telefónica, Alfonzo Rivas, Cargill de Venezuela, Fondoin, Coral Visión, Nexo, Corinproinca y Aid e-lerning.

Eureka queda a la orden para tratar en profundidad con estos y otros interesados, la transferencia de dichos aprendizajes y metodología de trabajo, e igualmente para crear condiciones favorables al objetivo de construir más y mejor “capacidad de innovación” en la empresa.

Todos podemos ser innovadores

El lunes 16 y martes 17 de mayo,la Asociación Civil Eureka, en alianza con el británico CENTRIM, estará realizando en Caracas, en la sede de la Cámara de Industriales del Estado Miranda, un nuevo taller sobre Gestión de la Innovación(Managing Innovation). Más información puede obtenerse por los teléfonos (0212) 8922170 y (0414) 9086903 (de Caracas) o escribiendo al correo irene.rosales@eureka.org.ve