Posted tagged ‘elecciones presidenciales’

Elecciones presidenciales de este 20-M parten a Venezuela en dos

mayo 19, 2018

Análisis de la agencia EFE – por Indira Guerrero / 19 de mayo 2018

Venezuela se prepara para la celebración mañana de elecciones presidenciales, unos comicios marcados por la desconfianza de la mayor alianza opositora, que decidió no participar y que dejó el camino casi libre al presidente Nicolás Maduro para ser reelegido y gobernar hasta 2025.

Análisis de la agencia EFE - Chequeando Ideas

La mayoría de encuestas sugieren que al menos la mitad de la población no participará en el proceso, es decir que quien resulte electo, según las estimaciones más favorecedoras, tendrá el respaldo de una cuarta parte de la población.

Paradójicamente las elecciones que se celebrarán mañana en Venezuela eran el clamor de los opositores hace dos años, cuando promovieron formalmente y con protestas callejeras la celebración adelantada de las presidenciales y, tras recoger millones de apoyos, las autoridades lo denegaron por considerarlo “improcedente”.

Dos años después de esa iniciativa que fue el génesis de las mayores protestas que ha vivido el país en los últimos años, las autoridades del Consejo Nacional Electoral -controlado por próximos al oficialismo- decidieron adelantar las presidenciales seis meses, pero esta vez los opositores decidieron no participar.

La diferencia entre el momento en que los opositores pedían a gritos medirse en las urnas a este, cuando reclaman, entre otras cosas, que se posponga seis meses más, es que el músculo antichavista está prácticamente anulado.

Los principales líderes de la alianza Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que podían aspirar a la Presidencia con auténticas posibilidades de ganar están inhabilitados, como es el caso de Henrique Capriles, o cumpliendo penas por delitos contra el Gobierno, como el preso Leopoldo López, favorito en la mayoría de los sondeos de opinión.

Se suman los vericuetos que llevaron a algunos de los más importantes partidos opositores a ser ilegalizados y la investigación a la coalición de partidos MUD por supuestas irregularidades en aquella solicitud de referendo presidencial que promovían en 2016.

Mientras, los más de 20 millones de venezolanos inscritos en el registro electoral están convocados a elegir mañana entre cuatro candidatos, entre ellos el presidente Maduro, con mayores opciones según las encuestas, cuya candidatura ocupa casi toda la tarjeta electoral.

Henri FalcónEl segundo, de acuerdo a los números, es el exgobernador del estado Lara, Henri Falcón, un disidente del chavismo que pasó a formar parte de los líderes de la MUD y que ahora se separó de la alianza, les desobedeció y se presentó a la Presidencia sin el respaldo de sus aliados, por Avanzada Progresista.

Tambien el expastor evangélico Javier Bertucci, cuya popularidad ha crecido con rapidez, con eventos masivos en los que reparte sopa y arengas religiosas. El propio presidente Maduro ha reconocido sus actos como unos que no había visto el país en muchos años.

Finalmente, el cuarto con aspiraciones a la Presidencia es el ingeniero Reinaldo Quijada, un desconocido en la política venezolana que ha tenido una participación discreta a lo largo de la campaña.

La alianza MUD ha hecho campaña para que nadie participe en esas elecciones y por el contrario dejen las calles desoladas para demostrar que la participación no es tal como el Gobierno ha anunciado.

Los partidarios de la MUD, la única alianza que ha derrotado al chavismo en las urnas, a quienes va dirigido este llamamiento, serían los electores potenciales que podrían respaldar al líder de Avanzada Progresista.

Nicolás MaduroEl chavismo, por su parte, ha activado a toda su militancia, reconocida por su disciplina y capacidad de movilización ante los llamamientos del liderazgo.

Desde hace un año el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) subió otro nivel a su organización utilizando un sistema de identificación conocido como “carné de la patria” para organizar a sus votantes.

Nicolás Maduro además ofreció un bono para aquellos que participen “libremente” en estas elecciones y que podrán recibir, aseguró, una vez que escanee el código de su carné demostrando que “ya voté”.

Los venezolanos elegirán en la misma jornada a los representantes de los consejos legislativos de los 23 estados del país y, aunque la mayoría está gobernado por el chavismo, la decisión de no participar de los opositores dará a los oficialistas el control de casi todos sus órganos.

Así las cosas, la decisión de mañana parte al país en dos pedazos, la de los que expresarán su voluntad con el voto y la de los que están convencidos que no acudir será la única forma de demostrar el rechazo al Gobierno y la desconfianza de sus instituciones.

Fuente: Tomado de LaVanguardia.com

 

Anuncios

Chávez: Existen planes para atentar contra Capriles Radonski

marzo 20, 2012

Henrique Capriles, candidato presidencial de VenezuelaAunque el Presidente de la República dijo que se había conversado el tema con los responsables de la seguridad del candidato de oposición, el comando de campaña de Capriles aclaró que no se han reunido con Miguel Rodríguez Torres, director del Sebin, ni con algún otro funcionario de la policía política “por el presunto plan de atentado”

El mandatario nacional aseguró que su gobierno “no tiene nada que ver con eso” e informó que los cuerpos de inteligencia del país están haciéndole seguimiento a esta información para garantizar la seguridad del candidato.

El presidente Hugo Chávez anunció esta noche que maneja información sobre supuestos planes para atentar contra la vida del gobernador del estado Miranda y candidato presidencial por la Mesa de la Unidad (MUD), Henrique Capriles Radonski.

Chávez aseguró que su gobierno “no tiene nada que ver con eso” e informó que los cuerpos de inteligencia del país están haciéndole seguimiento a esta información para garantizar la seguridad del candidato.

Añadió que el director del Sebin ya se reunió con el equipo de seguridad del gobernador para informarle al respecto. “El gobierno es el primer garante de la seguridad en el país”, dijo durante un contacto telefónico con el programa Dando y Dando, transmitido por Venezolana de Televisión.

Fuente: Diario El Universal

ACTUALIZACIÓN INFORMATIVA – Tomado de EL NACIONAL

21 de marzo de 2012

Henrique Capriles Radonski dijo que no sabe si las palabras del Presidente sobre un posible atentado en su contra fueron una advertencia o una amenaza, y señaló que la seguridad que el jefe del Estado le ofrece se la debe garantizar a todos los venezolanos.
Los responsables de la seguridad del candidato de oposición no se han reunido con Miguel Rodríguez Torres, director del Sebin, ni con algún otro funcionario de la policía política por el presunto plan de atentado, dijo una fuente de su equipo.

Thaelman Urgelles en El Nacional anuncia la “Pelea del Siglo” entre Chávez y Capriles

marzo 12, 2012

El cineasta dice que Henrique Capriles apela a la misma estrategia de Cassius Clay: flota como una mariposa y baila a su contendor. El ex dirigente de la Causa R dice que Chávez puede hacer como Sony Liston: retirarse en el séptimo asalto. “Ésta será la pelea del siglo”, aseguró.

Thaelman Urgelles fue inoculado con el virus del comunismo desde que estaba en el vientre. Sus padres militaron primero en Acción Democrática ­se conocieron porque los presentó Rómulo Betancourt­ y luego emigraron a las filas del Partido Comunista de Venezuela. Su nombre, además, evoca al del jefe de los comunistas alemanes, Ernst Thaelman, apresado por la Gestapo y luego pasado por las armas por órdenes de Hitler. Nacido en Barquisimeto, para Urgelles era común ver en su casa a un dirigente de la talla de Argimiro Gabaldón o a un adolescente llamado Pablo Medina, todos enrolados en la causa insurreccional. La palabra clandestinidad formaba parte de su diccionario familiar. Militó en la Juventud Comunista. Y soñó, como muchos de su generación, con la utopía roja. Pero la invasión de Checoslovaquia, en 1968, lo puso a dudar. Conoció entonces a Alfredo Maneiro: se convirtió en uno de los fundadores de lo que más tarde sería la Causa R.

Sus tres pasiones son la política, el cine ­su película La boda obtuvo gran resonancia en los ochenta­ y el deporte. Urgelles habla con gran ímpetu: es un gladiador de las palabras.

Usted dice que Capriles deberá librar “la pelea del siglo” contra Chávez. Y recurre a una metáfora: el combate entre Cassius Clay y Sony Liston. ¿Por qué le vino esa imagen boxística a la mente?

-Cuando se planteó la pelea de Sony Liston contra Cassius Clay, todo el mundo decía: “Sony Liston lo va a masacrar”

Liston tenía fama de matahombres. Algo parecido a lo que dijo Chávez de Capriles: “¡Te voy a pulverizar, majunche!”. Chávez trata de adelantar una estrategia que inventó Clay, porque éste también se las traía con sus palabras.

Liston era un hombre callado.

Clay, en cambio, le decía “Tío Tom”, que era el insulto más grande que se le podía asestar a un negro en Estados Unidos en aquellos años sesenta, por La cabaña del tío Tom , la novela clásica estadounidense que cuenta que mientras los negros se fugaban el tío Tom era el esclavo fiel a sus dueños. Pero, en todo caso, era Liston el que lucía como el fuerte. Liston lo buscaba y Clay lo bailaba…

Capriles ha bailado a Chávez, pero de golpe se va a parar y ¡pum!… Chávez no lo vio venir.

Chávez lo habrá visto venir en estos últimos tres meses.

Chávez tiene tres cosas que no tenía Clay: la chequera, la persuasión y el poder

-Tiene sólo dos: la chequera y el poder. La persuasión la ha perdido. La chequera es importante: compra muchos votos. Pero ellos son muy ineficientes para regalar la plata. Eso mismo hizo Diosdado Cabello cuando competía para la Gobernación de Miranda. La persuasión está de parte de Capriles. Alguien puso un tweet que decía: “Chávez está peleando ahorita contra el Chávez del 98”. En este momento, el Chávez de 1998 es Capriles. El tipo que trae una esperanza. El tipo joven.

Y Chávez está desgastado, está enfermo, no se puede ocupar tanto de la campaña, pero, sobre todo, está desgastado. Capriles de aquí a los próximos siete meses se puede convertir en un coloso, en un titán.

Usted recuerda que Liston no salió para el séptimo asalto

-Liston tiraba golpes y tiraba golpes y Clay, como él mismo solía decir, flotaba como una mariposa y picaba como una abeja. Él andaba flotando y de pronto ¡pácata! Fueron seis o siete golpes, muy fuertes, a lo largo de seis rounds.

Chávez insulta a Capriles, y Capriles no lo menciona. Eso, metafóricamente, es flotar como una mariposa. Sí, aquí puede ocurrir que Chávez, como le pasó a Liston, no salga para el séptimo round. Chávez se puede retirar bajo el argumento de que está enfermo.

Y ellos tienen suficiente poder para postergar las elecciones mientras levantan otra figura.

La Constitución es muy clara, pero ¿cuántas veces no se han saltado ellos la Constitución? Ésta es la pelea del siglo porque si nosotros perdemos esta batalla nos jodimos.

El Presidente asegura que él será el candidato. ¿No resulta muy arriesgado para el chavismo?

-Ciertamente, el hecho de que el Presidente insista en que él está listo para ser el candidato del PSUV coloca a esta organización en una posición de creciente debilidad ante las elecciones. Las revoluciones se ven a sí mismas como irreversibles. Los gobiernos democráticos aceptan que tienen fecha de vencimiento. En cambio, Chávez, y quienes llegaron con él al poder lo hicieron para siempre. Es eso lo que le confiere a esta situación un carácter de drama. Un drama que irá deviniendo en tragedia a medida que pasen los meses sin que Chávez ofrezca una solución en la forma de abdicar de la candidatura y elegir a un reemplazante. Me atrevo a vaticinar que Chávez ya tiene esa solución y no la anuncia ahora por juzgar prematuro el momento.

¿Cuál sería la solución?

-Chávez intenta imponerle al PSUV otro de sus caprichos personales: presentar a su hija de 32 años de edad, María Gabriela, como candidata en reemplazo suyo. Pero como ello debe despertar muchas lógicas resistencias en las cúpulas chavistas tanto civiles como militares , y seguramente en el país todo, entonces él le da largas al asunto para esperar un tiempo más cercano a las elecciones, cuando no exista otra alternativa que aceptar sin discusión lo que él diga. Él apelará al sentimiento de simpatía que tendrá en la base chavista a causa de su impedimento físico o eventual agonía vital.

¿Por qué al chavismo le cuesta tanto ventilar el tema de una eventual sucesión presidencial?

-Por una razón sencilla: Chávez es el único pegamento que unifica a los dirigentes del PSUV y a sus correlatos militares. El mismo Jaua lo expresó entre líneas en su declaración de amistad a Diosdado, en la Asamblea Nacional: “Somos compañeros en la lealtad a Chávez”. Lo demás es agregado floral para la galería. Así, ante la perspectiva de que el líder único no esté, el partido no tiene un método para decidir por sí mismo la sucesión sin caerse a dentelladas. Creo que le será fácil a Chávez imponerles su capricho hereditario.

¿Puede sostenerse ­históricamente­ una revolución que orbita alrededor de un solo hombre?

-Todas las revoluciones presentan el mismo problema: el poder termina concentrado en una sola persona. La mayoría trae ese caudillismo desde su origen, como en los casos de Hitler, Mussolini, Castro, Mao, Tito y Chávez en nuestro país.

Todas ellas se sostuvieron muchos años, incluso luego de la muerte del líder máximo, y ya es moneda de curso legal entre ellas la herencia del poder de padres a hijos o entre hermanos: casos de Corea, Cuba, Siria, y no me cabe duda de que esto será intentado aquí.

¿Esa fórmula dinástica tendría cabida acá?

-Chávez nunca ha podido aplastar a la oposición, cosa que sí ocurrió en aquellos regímenes en los que la “revolución” logró acabar con todo ápice de disidencia. Aun en los períodos más débiles y lamentables de nuestra oposición, ella siempre ha estado viva, a través de las organizaciones políticas o ciudadanas e, incluso, de unos valientes medios de comunicación, sus periodistas y los intelectuales en general. Las tiranías establecidas pueden resolver sin problemas el tema de la sucesión, al interior y en el secreto de sus cúpulas. Pero aquí, donde la oposición se prepara para derrotar electoralmente a la “revolución”, no le será fácil a Chávez y a sus cúpulas solventar la sucesión sin traumas. Porque no cualquier sucesor servirá cabalmente para enfrentar al estupendo candidato de la oposición.

El tema de la sucesión, si llegara a plantearse, luce complejo

-Ellos están ante un problema de muy difícil solución. Por eso existe el temor de que algunos decidan darle un palo a la piñata democrática, algo que tendría muy pocas probabilidades de triunfar. Porque al grueso (cualitativo y cuantitativo) del chavismo, en el fondo, le conviene una transición pacífica a un gobierno de Capriles. Un gobierno que, de llegar y ser reconocido electoralmente, no tendrá mucha libertad para investigarlos, como aspira una mayoría del pueblo opositor. Estoy seguro de que los más melifluos y enriquecidos chavistas ­con José Vicente Rangel a la cabeza­ deben estar alfombrando los puentes hacia el próximo presidente.

¿Quién dejó de ser revolucionario: usted o Chávez?

-Chávez nunca fue revolucionario. Los recursos de la democracia burguesa le permitieron ir horadando nuestro sistema de libertades. Pero también ha pagado el precio de que no pudo instaurar nada. Fidel Castro fusiló a 1.000 personas en 2 meses. Esa es una revolución en serio, de las peores. Castro descubrió que los comunistas se quedan en el poder hasta que se mueren.

Y nadie se los reclama porque están cumpliendo una misión histórica. Chávez se ha agarrado de todo. Yo no sé qué es Chávez. La ideología de este gobierno es Alí Primera, ni marxismo ni un carajo. Es una vaina sentimental, los techos de cartón, toda una cantidad de imágenes que concitan la emoción. Como me preguntaste, digo: ¡Yo no sigo siendo revolucionario nada!

Gloria Bastidas / El Nacional

Fuente: http://www.el-nacional.com/noticia/26255/23/Ni-marxismo-ni-un-carajo:-la…

Nota de la redacción: Mantenemos alto aprecio por los análisis políticos y la valía intelectual de Urgelles, como también por la de Alí Primera, en su dimensión de compositor y cantor popular. Buena conversa la de Thaelman con la periodista Gloria M. Bastidas. GFCH

De Chávez a Capriles

febrero 29, 2012

Venezuela comienza a vivir los prolegómenos de una transición política donde los que han mandado en el país durante trece años van a ceder el paso a una nueva generación, la cual tendrá la inmensa responsabilidad de llevar al país por la senda del progreso. El chavismo luce hoy como una fuerza agotada, anclada en el pasado. Pero no obstante ello, conserva un respetable apoyo popular que no puede desestimarse a la hora de pensar en la estabilidad política del país. Tiene el chavismo un conjunto de líderes populares a los cuales hay que llamar y tomar en consideración a la hora de diseñar una política social que se implante en las capas más olvidadas de la población. Esos sectores populares a donde ha llegado el discurso y la acción del gobierno tienen y serán tomados en cuenta para la instrumentación de una amplia y coherente política social.

 

Autor: José Guerra   

 
Pero también es importante que las fuerzas que se mueven al interior del PSUV no sean desestimadas. Un gobierno como el que emprendería Capriles tiene que ponderar a aquellos sectores democráticos dentro del chavismo con el objeto de darle estabilidad a la nueva administración. Es conocido las diferentes corrientes que hacen vida en el seno del partido de gobierno.
Ello comprende una gran clasificación: las fuerzas democráticas y las no democráticas. Las primeras abarcan a quienes creen en el mecanismo electoral como forma de luchar y mantener el poder político y no obstante sus desviaciones, en general, son partidarios de la democracia como forma de gobierno. El sector no democrático es aquel que suscribe la tesis marxistaleninista de la dictadura del proletariado y todo el pasticho político e ideológico del marxismo−lennismo−estalinismo.
GRUPOS ARMADOS Es este sector el que conforma, mantiene y financia a grupos armados que representan un verdadero peligro para Venezuela y que además han atacado a los diferentes cuerpos policiales e inclusive a la Fuerza Armada Nacional. Es a este grupo a quien hay que aislar para que el chavismo democrático se preserve como fuerza, una vez derrotado Chávez en las elecciones presidenciales o cualquier otro candidato que surja del PSUV si la enfermedad lo inhabilita para concurrir a los comicios del 7 de octubre de 2012.
El liderazgo del presidente Chávez ha sido tan apabullante que no ha dejado espacios para que florezca y se exprese con legítimo derecho un liderazgo de relevo. Chávez lo es todo y al serlo todo al mismo tiempo es nada y con la aparición del cáncer y luego con su recrudecimiento, se ha probado la necesidad de un liderazgo colectivo, no mesiánico.
Los hombres tememos términos vitales y también políticos y en el caso del PSUV puede suceder que ambos términos ocurran simultáneamente. Por esa razón y para conferirle certidumbre a Venezuela con el cambio de gobierno que ya asoma como una posibilidad cierta, el chavismo democrático y el pueblo chavista tienen que ser tomados en cuenta, para bien del país y del mismo chavismo que quedará como una fuerza minoritaria pero con representatividad. Si tomase el atajo de la aventura y la conspiración, cancelaría entonces el chavismo sus posibilidades de volver al gobierno por vías democráticas y estaría decretando su extinción como fuerza política. Ese camino fue el que tomó la guerrilla venezolana en los años sesenta, que al verse derrotada políticamente se alzó en armas y comenzó actividades subversivas que la aislaron de la población.
Claro está, el gobierno de Capriles ofrecería todas las garantías a los sectores chavistas de un trato acorde con las reglas democráticas de las cuales Capriles puede exhibir credenciales irrefutables. Y como se trata de gobierno con una amplia vocación social, el chavismo democrático tendrá la seguridad de que el pueblo que ellos dicen representar será el principal beneficiario de la acción de gobierno. Se abre con ello una extraordinaria oportunidad a los venezolanos de reencontrase en medio de sus diferencias y que prevalezca la concordia sobre la confrontación. Esa oportunidad de oro no puede desaprovecharse.

Fuente: Tomado del diario Tal Cual

¿Quién es el sucesor de Chávez?

febrero 26, 2012

Hugo Chávez (nuevos problemas con su salud)Especial para Infolatam, por Rogelio Núñez

Hace un año pocos hubieran dudado de que Hugo Chávez ganaría las elecciones presidenciales de este próximo mes de octubre. Pero sus graves problemas de salud (operado de cáncer en junio de 2011 y de nuevo en febrero de 2012) y el ascenso de una oposición sólida y unida en torno a Henrique Capriles ha abierto numerosos interrogantes sobre el futuro político de Venezuela, de Chávez y del chavismo.

El mismo Chávez ha admitido que ya nada va a ser igual: “lamentablemente no me van a ver (…), no voy a poder seguir con el ritmo que venía in crescendo sobre todo desde diciembre (…), no voy a poder porque estoy obligado a atender esta nueva circunstancia, a repensar mi agenda personal y a cuidarme y a enfrentar lo que haya que enfrentar…Eso me va a frenar, me frenaría, pero ¿quién dijo que Chávez es un solitario?”.

La verdadera gravedad del cáncer

La primera gran interrogante es sobre la verdadera gravedad del cáncer que padece. Todo parecía indicar, pese a los rumores y publicaciones como la del diario español ABC, que Hugo Chávez había ganado la guerra al cáncer.

Sin embargo, la semana pasada el mismo Chávez reconoció que había reaparecido una “lesión de dos centímetros” en la misma zona donde sufrió el cáncer inicial y a menos de un año de la primera cirugía.

Los oncólogos señalan que una recaída a menos de un año de ser intervenido es claramente una mala señal. Chávez se esfuerza por mostrarse optimista (“allá estaré, Fidel (Castro), mañana parto para allá en la tarde, en la tarde de nuevo a otra batalla que viene en la cual también, guerrilleros del tiempo que somos, venceremos”)… aunque ha dejado deslizar su temor ante lo que se avecina cuando aseguró que se prepara “para enfrentar el peor de los escenarios”.

El analista que destapó la noticia del cáncer, Nelson Bocaranda, señala que “ha pasado casi un año desde que aparecieron sus dolencias físicas, ocho meses desde sus dos operaciones, y el Caudillo rojo no ha hecho caso ni a sus médicos ni a su familia. Ni siquiera ha escuchado a su mentor e ídolo Fidel Castro, o a sus amigos Lula Da Silva, Fernando Lugo o Cristina Kirchner, quienes han insistido en que se haga los tratamientos debidos y observe las recomendaciones de sus galenos”.

Bocaranda añade que “la frase que escuché en ese nosocomio brasilero, en enero, se la atribuyen al ex mandatario: “Chávez se va a perjudicar por su paranoia”, refiriéndose a la insistencia de Chávez, reiterada ahora, de operarse en Cuba por “su seguridad”…Chávez no se ha venido sintiendo muy bien aunque disimula el malestar. Lo que hizo ante la Asamblea por casi nueve horas, con una sonda y depósitos en sus piernas que no le permitían sentarse para poder bajar la orina, o sus caminatas por Fuerte Tiuna, o el simulacro de softbol ente la prensa internacional, han apuntado en ese sentido. Por eso el excesivo uso de esteroides que lo han puesto hinchado y cuya primera recomendación de eliminarlos vino precisamente de Brasil”.

El futuro con o sin Chávez

La enfermedad tiene directas consecuencias políticas pues se abren diferentes escenarios futuros. Luis Vicente León, director de Datanálisis ve tres escenarios en los próximos meses de campaña. El primero es “el Chávez sano, que la población crea que está sano así no lo esté, para que pueda gobernar durante los próximos seis años (…) Pero es el menos probable porque se reduce la posibilidad de capitalizar una vez más el mensaje de que se curó”.

El segundo escenario es una campaña basada en un “Chávez enfermo” que a su juicio “es el peor escenario para el chavismo, porque tiene en contraposición un candidato joven, enérgico y sin barreras hacia el futuro como Henrique Capriles”, señaló León. El tercero sería el de la ausencia total del presidente durante la campaña, ausencia que puede capitalizar la oposición.

Por su parte, Andrés Oppenheimmer también percibe tres escenarios: uno en el que “nada cambia. Chávez reduce su ritmo de actividades, pero sigue en carrera para las elecciones presidenciales de octubre…Chávez se podría beneficiar del “efecto lástima”, que podría hacer que muchos venezolanos sientan simpatía por él debido a su enfermedad y lo apoyen en las urnas”.

Un segundo escenario es el de “Chávez designa(nando) a un sucesor. Su salud se deteriora y el presidente venezolano designa a un sustituto para que compita en las elecciones de octubre, tal como lo hizo Fidel Castro en Cuba”. Y el tercero es el de una “intervención militar, o “el escenario egipcio”. Chávez queda incapacitado o muere durante los próximos meses, y los militares venezolanos toman el poder con la excusa de impedir una ola de violencia”.

La oposición

La enfermedad de Hugo Chávez plantea un dilema a la oposición. Utilizarla o no electoralmente. No utilizarla sería un acto de caballerosidad, pero obviarla es perder un importante arma electoral.

Por ahora, los papeles se han repartido. El candidato unitario de la oposición, Henrique Capriles Radonski, ha seguido el camino del “fair play” y deseó  al mandatario una “exitosa operación” y “larga vida”: ”A mi contendor, como hijo de Dios que soy, le deseo una exitosa operación, una pronta recuperación y larga vida”, escribió Capriles en la red social twitter.

Si Capriles ha asumido el papel de bueno, la coalición que le sostiene, la Mesa de la Unidad Democrática, se ha enfundado el traje de “malo” y si bien se unió a las palabras de Capriles, a la vez exige transparencia al gobierno: “los rumores que se esparcen con facilidad, las especulaciones y las versiones que circulan, están directamente relacionadas con el secretismo, la ausencia de información precisa, clara y médicamente confiable. Decir la verdad es un deber democrático con el pueblo venezolano. Un deber cuyo grado es aún mayor cuando se trata del estado de salud de quien encabeza el gobierno y quien ha manifestado su candidatura a continuar en esa posición durante seis años más”.

El futuro del chavismo

Como todo movimiento caudillista, el chavismo depende en muy alto grado de Hugo Chávez. Fuentes consultada por Infolatam consideran que sin el nexo de unión que encarna Chávez el chavismo se diluirá en cruentas guerras intestinas que podrían facilitar la “solución egipcia” de la que habla Oppenheimmer.

Por el momento el cierre de filas y las llamadas a la unidad priman por encima de otras consideraciones. “Chávez es y seguirá siendo el líder de la revolución bolivariana”, comentó el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela y presidente del Parlamento, Diosdado Cabello: “es y seguirá siendo el candidato nuestro de cara [a las elecciones presidenciales del] 7 de octubre”.

El ministro del Interior, Tareck El Aissami, también reiteró su lealtad: “cuente con estos hombres, soldados suyos, para seguir garantizando la paz de nuestro pueblo, […] para que usted retorne victorioso”.

El vicepresidente de la República, Elías Jaua, ratificó que Chávez está “con facultades para seguir al mando del Gobierno, como lo hizo durante el proceso anterior (en 2011). La Constitución no establece en ningún momento un mecanismo de decreto de ausencia temporal”.

Jaua negó disidencias internas pero admitió tensiones: ”existen las diferencias propias entre cualquier persona, pero en los compañeros que trabajamos junto a Chávez estamos convencidos de nuestro deber de acompañar al jefe de Estado en la profundización de la revolución”.

Fuentes consultadas por Infolatam consideran que Diosdado Cabello, el hermano de Chávez, Adán, actual gobernador de Barinas, el canciller Nicolás Maduro, y el ministro de Energía y Petróleo y presidente de PDVSA, Rafael Ramírez son los más claros candidatos a suceder a Chávez. No así el actual vicepresidente, Elías Jaua quien carece de peso político dentro del chavismo.

Tomado de: Informe21.com