Posted tagged ‘Espacio de Emprendimiento’

Acerquemos la Empresa a la Universidad

abril 23, 2012

Alianza que genera valor entre Empresa y Universidad para promover el emprendimiento.Si emprender es tan importante, ¿dónde se aprende a emprender?

Escrito por: Angelo Burgazzi

Tener un trabajo digno, bien remunerado y gratificante, es una aspiración genuina de todos los ciudadanos. Nadie pone en duda que la creación de puestos de trabajo es primordial para el crecimiento armónico y el bienestar del país. Siendo este un tema tan relevante, nos parece apropiado y oportuno compartir información que a primera vista resulta sorprendente, sobre la que los invito a reflexionar.

En las economías desarrolladas, desde la China hasta los Estados Unidos, el incremento neto en puestos de trabajo es producido en su totalidad ¡por las empresas de menos de 5 años! Las empresas consolidadas, aquellas de más de cinco años de vida, durante su evolución, crecen y decrecen de manera tal que los puestos de trabajo producidos y destruidos se compensan, sin resultar en incremento neto.

Esta afirmación es demasiado sorprendente como para no presentar algunos ejemplos, y sustentarla con una referencia formal concreta. Primero los ejemplos.

Durante el 2001, Apple incrementó su nómina en un poco más de 10,000 empleados. Hace apenas unos días, Sony anunció el despido de diez mil trabajadores a escala mundial. Estos no son dos casos aislados, ¡este es el patrón!

Al analizar varias listas de las empresas más grandes (según volumen de ventas) que produce cada año la revista Fortune, podemos ver las evidencias de las fuerzas creadoras y destructoras que dinamizan la economía. De las 500 empresas de la lista del 2006, unas 30 empresas no estaban en la lista del año anterior (esto es, un 6%). Ese patrón se mantiene en valores similares para otros años. Al observar un lapso de tiempo más grande, comparando la lista de 1959 con la del 2009, vemos que después de 50 años sólo 14% de las empresas persisten en la lista. ¡Creación, transformación y destrucción continua!

Las cifras oficiales indican que en los últimos 30 años en los Estados Unidos se han creado 44 millones de nuevos puestos de trabajo, cantidad que fue producida en su totalidad ¡por empresas de menos de 5 años!

Para los más entusiastas, les dejo como referencia el estudio de “Formación de Empresas y Crecimiento Económico” (Firm Formation and Economic Growth), que pueden conseguir en inglés en el sitio web de la Fundación Kauffman (www.kauffman.org).

De lo anterior se desprende, entonces, que el desarrollo de un país está directamente relacionado con la capacidad de crear nuevas empresas, es decir con la capacidad de emprender e innovar.

Dada la relevancia que tiene la creación de nuevas empresas, debemos preguntarnos ¿dónde se aprende a “hacer empresa”? ¿Dónde se aprende a emprender?

Podríamos convenir, en primera instancia, con aquellos que dicen que “los emprendedores nacen”. Todos conocemos algún emprendedor que, en efecto, nos demuestra una y otra vez que es un “natural”. También podríamos referirnos, para salir de eso, al dicho popular de que “hijo de gato, caza ratón”. Pero no nos quedamos satisfechos con estos dos planteamientos. En un caso, por su aleatoriedad, que no nos posibilita mayores intervenciones. Y en el segundo, por su sentido determinístico, que cierra las posibilidades a aquellos de estirpe distinta a la felina. No quedamos satisfechos, queremos más.

Creemos que sí se puede aprender a emprender. Entonces, repreguntamos: ¿Dónde? ¿Cómo?

Veamos cómo se hace en otras disciplinas. Para nadar bien, el aprendiz tiene que nadar. Ayuda tener un profesor de natación. Que sepa nadar. Mejor si es un buen nadador (no basta que sepa solo la técnica). Y una piscina. Para cruzar el Orinoco, hace falta mucho de lo anterior. Unas diez mil horas de práctica; y en la travesía tragar bastante agua. Y con muchos aprendices nadadores, eventualmente tendremos muchas medallas olímpicas.

Para tocar música bien, el aprendiz tiene que tocar. Ayuda tener un profesor de música. Que sea músico, mejor si buen músico (no basta que sepa solo solfeo). Y claro, cuatro y maracas. Para tocar en la Orquestra Simón Bolívar, hace falta mucho de lo anterior. Otra vez, unas diez mil horas de práctica; y en el camino desentonar bastante. Y con muchos aprendices músicos, tenemos un Sistema de Orquestras de calidad mundial.

Resulta obvio, entonces, que un ingrediente de la respuesta que buscamos son los  emprendedores que ya pasaron por esto. Mejor si son buenos. Otra parte de la respuesta son  lugares apropiados para esto. Nosotros los llamamos Espacios de Emprendimiento. Agreguemos a la fórmula la perseverancia de las diez mil horas de dedicación. Y la resiliencia de levantarse al caer. No importa cuántas veces, basta levantarse una vez más.

Dado que el desarrollo del país depende del emprendimiento, como expusimos al principio, lo que necesitamos es tener muchos aprendices de emprendedores.

Proponemos que todos nuestros estudiantes tengan la oportunidad de ser aprendices de emprendedores. Que en cada universidad, en cada carrera, además de la pasantía (puente al primer empleo) y la tesis (puente a labores de investigación) los estudiantes puedan escoger realizar su “iniciativa de emprendimiento” como proyecto de grado.

Necesitamos entonces muchos “profesores de emprendimiento”, que deben ser emprendedores. Menor si son buenos emprendedores. Emprendedores que hayan creado empresa. Que asuman su responsabilidad de enseñar a pescar, transformándose en mentores. Nuestros aprendices emprendedores requieren mentores que los acompañen en su aventura de emprender. Ese acompañamiento puede producirse, desde hoy mismo, en los Parques Tecnológicos de nuestras universidades. Y los Parques Tecnológicos deben asumir la importante tarea de transformarse en Espacios de Emprendimiento.

Acerquemos la Empresa a la Universidad. Empresario, no sigas limitando tu relación con la Universidad a tu solicitud de que prepare el profesional que tu empresa necesita. Acércate a la Universidad, quizás a tu alma Mater, contactando a tu asociación de egresados, y conviértete en mentor de emprendimiento. Acompaña a los estudiantes aprendices de emprendedores en su primera “iniciativa de emprendimiento”. Ya hay varias Universidades y Parques Tecnológicos en el país haciendo esta importante labor. Necesitamos muchos mentores. Porque queremos acompañar a muchos aprendices.

Con muchos aprendices emprendedores, tendremos en unos años ¡un país desarrollado!

angelo@accede.net

@burgazzi

El autor es emprendedor, especialista en tecnología de información, fundador y director de ACCEDE Espacio de Emprendimiento y de la organización DBAccess.

Fuentes: Tomado de El Mundo – Economía & Negocios e Informe21.com

Anuncios

Aprendiendo de la condición autista, para crecer todos

abril 2, 2011

Profesor José Gregorio SilvaHoy, Día Mundial de Sensibilización sobre el Autismo, RedParaCrecer inició sus actividades.

Caracas.- En el marco de las actividades organizadas globalmente con motivo del Día Mundial de Sensibilización sobre el Autismo (establecido el 2 de abril por la ONU), la “RedParaCrecer” llevó a cabo el conversatorio “Conocimiento sobre trastornos del espectro autista que debe manejar un educador”, con la orientación del docente José Gregorio Silva, doctor en ciencias y profesor titular de la Universidad de Los Andes (ULA), como acto inicial y de lanzamiento público de sus actividades.

El encuentro se realizó en las instalaciones de Accede Espacio de Emprendimiento con la asistencia y entusiasta participación de educadores que se desempeñan en diferentes niveles, procedentes de distintos institutos de educación, así como investigadores,  personas con algún miembro autista en la familia o el entorno, e interesados en el tema.

Más allá de esta importante cita y encuentro presencial, comienza el despliegue público de un innovador emprendimiento social en redes, que tiene el propósito de colaborar con quienes sobrellevan el autismo o tienen cerca personas que presentan esta condición.

El profesor José Gregorio Silva, “Cheo”, como le conocen sus amigos, es un académico dotado de sentido práctico y gran compromiso con el tema. Dedicado a temas de arquitectura de información, ha sido uno de los pioneros en la creación de redes en Venezuela. Es docente de la Cátedra de Innovación en los postgrados de varias universidades.

RedParaCrecer es precisamente una organización abierta que se plantea entre sus objetivos compilar y compartir saberes y experiencias, así como generar nuevo conocimiento respecto al manejo de la condición autista, bajo el lema “Aprendiendo de la condición  autista, para crecer todos” y la premisa “interesarse en el autismo es ya una manera de ayudar”.

Se explicó que el autismo es un trastorno generalizado del desarrollo, un síndrome multifactorial (del que falta mucho por aprender), que afecta el lenguaje, la comunicación, el comportamiento, así como también la flexibilidad cognitiva y de intereses.

Hubo excelente respuesta a la convocatoria, con cantidad de intervenciones por parte de los asistentes. Las nuevas tecnologías de comunicación e información acompañaron esta reunión. Un dato interesante consiste en la revelación de que avanzadas herramientas electrónicas, como las modernas tablets, pueden jugar un papel importante en la interacción con los pacientes.

Hay múltiples formas de colaborar con los propósitos de RedParaCrecer y seguramente usted encontrará alguna de su preferencia. 

Para obtener más información, sumarse a la red e interactuar pueden escribir directamente al correo de José Gregorio Silva: cheo@accede.net o visitar directamente el sitio www.redparacrecer.org

Foro “Perspectivas Sociales 2011”

marzo 24, 2011

Logo Alianza SocialLiderazgo, emprendimiento y gerencia fueron examinados en evento convocado y organizado por Venamcham

En el encuentro, organizado por la Alianza Social de la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria (Venamcham),  para dar a conocer elementos estratégicos de la responsabilidad social empresarial, se aseguró que la misma es puente entre la ética y la sostenibilidad. En el evento destacaron jóvenes empresarios y emprendedores.

Lorenzo Mendoza y Empresas Polar

El presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, señaló en una amplia disertación sobre responsabilidad empresarial y liderazgo, que “el país requiere, en este momento más que nunca, independientemente del pensamiento, que no seamos indiferentes frente a los acontecimientos”.

Dijo el empresario en el foro Perspectivas Sociales 2011), que “estamos siendo tremendamente indiferentes frente a todo lo que nos acontece y nos ocurre”.

“Somos una sociedad que en vez de admirar y ver gente que tiene éxito y tratar de indagar el por qué de ese éxito y de cómo vincularse a ello, más bien le buscamos la caída. Y no estamos pendientes de cómo copiar o mejorar alguno de esos rasgos, basados en el esfuerzo y el compromiso”.

Comentó el presidente de la primera empresa privada del país, que “nos han metido mucho en la mente, dentro del tema de liderazgo también”, una disyuntiva: “o que es el liderazgo colectivo o es el liderazgo individual, yo lo veo desde una perspectiva distinta, es el individual y es el colectivo. Cada uno tiene responsabilidades y una posición que jugar”.

Mendoza refirió que el líder “no debe buscar los atajos sino la vía de la rectitud”, “el líder debe pensar en la evolución y no en la destrucción”.

“La evolución”, argumentó Mendoza, “es lo que más nos conviene. El mundo que se ha desarrollado y ha construido organizaciones de mucha fortaleza de base, o instituciones empresariales e inclusive Estados sólidos, han entendido el concepto de evolución y no el concepto de destrucción para poder construir a partir de cero. No conozco alguna institución que haya logrado el éxito, destruyendo todo para poder construir algo mejor”.

Angelo Burgazzi y DBAccess

Venezuela es una tierra llena de oportunidades, donde con buenos proyectos se pueden generar nuevas oportunidades de trabajo y de creación de empresas innovadoras, generadoras de riquezas.

Pasión, responsabilidad, disfrute, compromiso y humildad son algunos de los ingredientes que otros dos conferencistas inyectan a las actividades que realizan, las cuales compartieron con el público.

Angelo Burgazzi, presidente de la empresa DBAccess y director de la organización Accede, que brinda orientación y ayuda a los nuevos emprendedores, viene proponiendo, y usó su presentación para reiterarlo, que hay que generar condiciones favorables al emprendimiento en Venezuela, que las universidades deben formar a sus estudiantes para que desarrollen la conveniente opción de emprender y que el emprendimiento es un elemento integral de la responsabilidad social empresarial, que debe ser estimulado.

Señaló que tanto los aciertos como los fracasos aportan y suman asuntos positivos para llegar al éxito y conservarlo, tales como  aprendizajes, experiencias. Es ridículo sentir pena y esconder los fracasos.

“Queremos ayudar a los nuevos emprendedores que pueden comenzar sus proyectos a cualquier edad, que no necesariamente tienen que tener un título universitario para ser exitosos, pero si tienen que tener ganas de cambiar el mundo, de cambiar su entorno, de hacer algo innovador, de entrar en la era digital, aprender sobre el área de contabilidad, manejo de personal y lo más importante, tiene que gustarle la labor que realiza, lo que hace, sentirse satisfecho, pues de otra manera no funcionará”.

“Todo lo que está hecho por el hombre es resultado de la acción emprendedora, no obstante, aquí, actualmente, la sociedad no nos prepara para emprender”. 

Al termino de su conferencia Burgazzi viajo a China, para participar en el Congreso Mundial de Emprendimiento, que tendrá lugar al comienzo de la próxima semana en la ciudad de a Shanghai.

Maickel Melamed y Paz con Todo

Para el emprendedor del movimiento Paz con Todo, Maickel Melamed, expositor que fue largamente aplaudido de pie “Hay miles de maneras de ganar, aún después de perder. A veces se pierde ganando y a veces se gana perdiendo”.

Melamed inspiró a todos quienes lo escucharon. Su mensaje estuvo enfocado hacia la constancia, el esfuerzo y el deseo de vivir, de ser cada vez mejor. Un día este caraqueño con severas dificultades motrices aprendió a decir “Yo lo hice”. Y con curiosidad y mucha decisión ha transformado cada sueño en realidad.

Actualmente entrena para el próximo Maratón de Nueva York y dirige la ONG Paz con Todo, enfocada en reducir los índices de violencia locales y convertir la paz en un hecho y una condición verdaderamente cotidiana. Ha logrado el apoyo de la ONU.

Recomienda a los nuevos emprendedores hacer cosas diferentes con la convicción de que las pueden realizar. “Yo nunca acepté un no como respuesta, siempre pedí y busqué orientación para saber cómo poder hacer las cosas, aunque me costara el doble de esfuerzo” concluyó.

Fuentes: Diarios El Universal, Últimas Noticias y otros.

 

Proponen un modelo flexible, dinámico, distribuido, colaborativo y auto-configurable para el diseño de las organizaciones de la era del conocimiento

febrero 28, 2011

¡Abajo el organigrama, arriba la organización en red!

En los equipos multidisciplinarios de alto desempeño se hace obvio que hay nuevas maneras de relacionarnos

Emprendedores, gerentes o ejecutivos que se relacionan de manera diferente

Escrito por: Angelo Burgazzi*

Comentamos en nuestra entrega anterior, que la era del conocimiento plantea un nuevo contexto social y económico; nos enfrenta a nuevas situaciones, que debemos afrontar con nuevas soluciones. Veamos ahora cómo esto afecta las empresas, las organizaciones y el lugar de trabajo, sitio en el que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo.

Emprendedores, gerentes o ejecutivos que se relacionan de manera diferenteHace más de un siglo, el vertiginoso crecimiento de la era industrial provocó la necesidad de organizar gran cantidad de personas. En pocas décadas surgieron muchas organizaciones, las fábricas, con numerosos individuos, los obreros.  Había necesidad de ordenar u organizar a dichas personas, sus actividades y trabajo, y para hacerlo, buscamos los modelos que conocíamos y funcionaban en otros contextos: la iglesia y el ejército, instituciones milenarias que han logrado mantenerse en el tiempo, que usan la jerarquía estática como piedra angular de su organización.

Así comenzamos a propagar el modelo de organización jerárquica en todas las empresas. El modelo organizacional predominante de la era industrial fue el organigrama jerárquico, y luego su variante, el organigrama matricial.

Un asunto que está tan presente entre nosotros, que dejamos de verlo, se tornó en parte del paisaje. Lo asumimos como un hecho, como parte integral de lo que “es” una empresa.

A la luz de la era del conocimiento, es hora de que le demos una revisadita a este modelo, ¿no creen?

Ya de entrada, como primer paso, nos queda fácil desmontar la “jerarquía” como principal elemento de organización. La jerarquía estática, unidimensional, intenta imponer un “superior” y por lo tanto un “inferior”. En la era del conocimiento, en un mundo dinámico y multidimensional, con enormes opciones de especialización, con comunicaciones globales, equipos multidisciplinarios,  etcétera, al “jefe” se le hace  cada día más difícil “saber” más que sus subalternos en todos los contextos.

En los equipos multidisciplinarios de alto desempeño, se hace obvio que hay nuevas maneras de relacionarnos, más efectivas, que trascienden la jerarquía estática.

Pero más aún, usar el organigrama -de cualquier tipo- como piedra angular para modelar una organización, impone enormes limitaciones. Es como usar una foto para describir una película.  Una foto en blanco y negro, además.

Una organización es mucho más compleja de lo que su organigrama nos sugiere. Este intenta describir las relaciones entre los miembros de la organización, sus posiciones relativas. Al hacerlo sólo parcialmente, induce la creación de relaciones y prácticas de sombra. Dilbert sabe mucho de esto.

Entendemos la organización como el conjunto de todas las relaciones entre las personas que la constituyen, con sus roles, sus funciones, sus prácticas, sus conversaciones, con un propósito concertado. El todo es más que la suma de sus partes. Debemos usar propuestas más poderosas para modelarla.

Los “modelos” son importantes. No sólo nos permiten “describir” la realidad como la vemos, son también las herramientas comunicacionales que usamos para replicar y propagar nuestros diseños.

Dejemos de usar el organigrama jerárquico como modelo de nuestras organizaciones, y en la producción de las nuevas empresas.

¡Hay que cambiar la piedra angular de las organizaciones!

Autosustentabilidad e interdependencia

Proponemos el modelo de organización en red, flexible, dinámico, distribuido, colaborativo, auto-configurable, inspirado en la organización de Internet, como la base para el diseño de las organizaciones de la era del conocimiento.

Para ejemplificar, desde Accede compartimos el siguiente manifiesto, en el cual nos declaramos como “…Una organización en red, autosustentable y de nodos interdependientes. Sembramos confianza para cosechar confianza, valoramos el poder que la transparencia da a cada propósito. Creemos en las personas y equipos que incorporan prácticas de calidad de clase mundial porque viven inspirados por objetivos en los que funden coherentemente sus propósitos personales con los deseos colectivos. Conscientes de nuestro entorno modificamos y creamos nuevas prácticas, propagándolas con el ejemplo de manera ágil y consistente, para ser cada día una mejor versión de nosotros mismos.

…Creemos en el poder de la inteligencia colectiva, producimos y compartimos conocimientos con el placer de comunicar ideas en 360°. Ciudadanos globales de mente abierta, potenciamos nuestros relacionamientos con los habilitadores del mundo digital, valorando cada persona, cada marca, cada producto. Atraemos y promovemos el encuentro de intereses de largo plazo, atendiendo las necesidades de negocio de organizaciones, emprendimientos y emprendedores, con un enfoque de colaboración orientado al logro.

…Y en ese crisol de talento, liderazgo inspirador y voluntad, hacemos que las cosas sucedan, que surja la innovación como nuestro aporte responsable en la co-construcción de un mundo mejor”.

(*) El autor es emprendedor, especialista en tecnología de información, fundador y director de ACCEDE Espacio de Emprendimiento y de la organización internacional DBAccess.

Correo: angelo@accede.net

Twitter: @burgazzi

Fuente: Tomado de El Mundo – Economía & Negocios, e Informe21.com

El profesional de este siglo no puede limitar su preparación a los aspectos técnicos para aplicarlos a situaciones predefinidas

enero 31, 2011

Burgazzi propone una nueva visión de la educación

Debemos enseñar a aprender y emprender

Escrito por Angelo Burgazzi * / angelo@accede.net

Angelo BurgazziEn plena Era del Conocimiento, el sistema educativo sigue operando predominantemente con el modelo de la Era Industrial, cuyo requerimiento principal -mano de obra capacitada- implica la preparación técnica y profesional de empleados para ocupar eficientemente la cantidad de puestos de trabajo de las grandes empresas y fábricas que concentraron la oferta de empleo y dominaron el escenario económico productivo del siglo pasado.

El éxito del sistema educativo en su nivel más alto, el nivel universitario, es medido entonces en la Era Industrial por la “empleabilidad” de sus graduandos. Hay que reconocer que en este sentido en Venezuela se hizo un buen trabajo: nuestros profesionales universitarios son altamente “empleables”, incluso en comparación con profesionales de otras latitudes. El profesional venezolano suele tener altos niveles de “empleabilidad” tanto local, cuando hay trabajo, como en muchos otros países.

Cuando hay trabajo, he allí el detalle. Si el sistema educativo en general, y especialmente las universidades, ponen su foco en la producción de personas que al graduarse irán a buscar trabajo, es importante preguntarnos ¿de dónde salen los puestos de trabajo?

En seguida surgen otras interrogantes: ¿dónde recae la responsabilidad de la creación de nuevos puestos de trabajo? Más aún, ¿cómo se crean nuevos puestos de trabajo en el siglo XXI, en la Era del Conocimiento? Y en relación a la responsabilidad de las universidades, si lo que allí preparamos son empleados, ¿dónde se preparan las personas que crean, o que  contribuyen a la creación de nuevos puestos de trabajo?

La Era del Conocimiento plantea un nuevo contexto social y económico; nos enfrenta a nuevas situaciones, que debemos afrontar con nuevas soluciones. La responsabilidad de la creación de puestos de trabajo no puede recaer en unos pocos, grandes empresarios industriales, nacionales o transnacionales, o en un omnipotente estado que planifica y controla de forma centralizada.

Las organizaciones intensivas en conocimiento son organizaciones en red, flexibles, dinámicas, que no necesitan ser grandes para operar a nivel global. Agrupan nodos funcionales con propósitos y servicios bien definidos. Los colaboradores conectados en organizaciones en red, prestan sus servicios a la red y a la vez son servidos por ella, de forma interdependiente. Y, en red, sirven a sus clientes. Los miembros de estas organizaciones son los profesionales de la Era del Conocimiento, nativos o migrantes digitales, que además de la preparación técnica pertinente, han desarrollado competencias claves de autodesarrollo, de trabajo en equipo, de innovación, de emprendimiento.

De esta forma, la creación de puestos de trabajo es responsabilidad capilar, descentralizada, de pequeños equipos, casi individual, pero con altísimo nivel de interrelación, y con actitud emprendedora. Con los mercados globales accesibles, el pequeño productor trasciende el pequeño mercado local.

Es claro entonces, que el profesional de este siglo no puede limitar su preparación a los aspectos técnicos para aplicarlos a situaciones predefinidas, en organizaciones jerárquicas, estáticas, que operan con procedimientos establecidos, que emplean profesionales y los organizan en cadenas de producción, en departamentos, a manera de la era industrial. Estas formas de producción están en su ocaso.

El reto de transformación de nuestro sistema educativo es el de preparar a los profesionales que trabajarán y vivirán en el nuevo contexto de la Era del Conocimiento. Profesionales que se hacen cargo de sí mismos. Que no necesitan de supervisión jerárquica para ser responsables, que comprenden lo que hacen, que alinean su propósito personal con el de su equipo de trabajo, con el de su organización en red. Más que ocupar un puesto de trabajo, tienen como objetivo crecer y desarrollarse, agregando valor. Son capaces de trabajar en equipos multiculturales, distribuidos por el mundo. Ellos mismos son ciudadanos del mundo. Aprenden continuamente porque aprendieron a aprender. Respetan al que sabe, aprenden de él, y son generosos al enseñar. Son responsables, siguen las normas, las cuestionan y las cambian cuando quedan obsoletas. Proponen nuevas y mejores formas para hacer las cosas. Buscan la excelencia. Saben que lo único constante es el cambio. Se desarrollan y crecen, como es natural, continuamente.

El sistema educativo, en todos sus niveles, debe afrontar este reto sin demora. En todas las especialidades universitarias y a lo largo de cada carrera, los estudiantes deben poder desarrollar las competencias de innovación y emprendimiento. La universidad debe mover el foco de entregar conocimiento y ponerlo en enseñar a aprender. 

Los estudiantes deben tener experiencias tempranas de interdependencia multidisciplinaria, no sólo con programas de intercambio. Y de creación guiada de iniciativas de emprendimiento, no sólo de pasantías y tesis.

Los graduados de nuestras universidades, los profesionales de hoy y de mañana tenemos la responsabilidad de la creación de valor, alineando nuestros propósitos personales con el de nuestro equipo, Venezuela, para emprender la creación del país que queremos.

(*) El autor es emprendedor, especialista en tecnología de información, fundador y director de ACCEDE Espacio de Emprendimiento y de la organización DBAccess.

Fuentes: EL MUNDO, Economía y Negocios, e Informe21.com

Nota de la redacción: Recomendamos ampliamente la atención y circulación que pueda brindarse a este artículo. Impulsa una visión innovadora y pertinente sobre la educación que es prudente impartir en el futuro inmediato. GFCH.

 

Semana Global del Emprendimiento

octubre 27, 2010

Se celebra en más de 100 países

El lanzamiento se hará desde el CIEC de la Universidad Metropolitana, este 14 de noviembre 

Angelo BurgazziCaracas.- La organización Accede (www.accede.net), que acompaña a emprendedores desde sus Espacios de Emprendimiento, y es anfitriona en Venezuela de esta iniciativa internacional, invita a asistir y formar parte de su lanzamiento el próximo domingo 14, a las 10:00 am, en las instalaciones del CIEC, ubicado en el campus de la Universidad Metropolitana.

El evento tendrá lugar en el marco del Salón de la “Innovatividad” Estudiantil, organizado por Eureka, y contará con la presencia de rectores y autoridades académicas de diferentes universidades venezolanas, entre ellas la UNIMET, UCV, USB, UCAB, MONTEAVILA, ULA, UCLA, Valle del Momboy, UDO, URBE, CABIMAS, UNET, UTC e IESA, quienes harán anuncios relacionados con el tema, informó Angelo Burgazzi, presidente de Accede.

La profesora Carlota Pérez junto al director ejecutivo de AccedeLa profesora Carlota Pérez, conferencista y consultora internacional disertará acerca de “El emprendimiento, la innovación y su relevancia en el Sistema de Educación Superior venezolano”. La profesora Pérez es experta en el impacto socio-económico del cambio tecnológico y en las condiciones históricamente cambiantes para el crecimiento, el desarrollo y la competitividad.

La Semana Global del Emprendimiento se desarrolla del 14 al 21 de Noviembre en más de 100 países. Numerosas instituciones y empresas aliadas estarán realizando eventos en torno al emprendimiento durante toda la semana. Para mencionar algunos: El anuncio de los premios a la Excelencia por parte de Venezuela Competitiva; el lanzamiento del Centro de Emprendimiento del IESA; y la premiación del concurso IDEAS.

Más información en http://www.semanadelemprendimiento.org.ve y por el número telefónico (0212) 257-52-80.