Posted tagged ‘éxito’

El éxito de la innovación está condicionado a la diversidad

julio 4, 2017

Hoy como nunca antes, la innovación se ha convertido en la fórmula más buscada por las grandes compañías, el santo grial que todas quieren encontrar antes que ninguna otra lo haga, y que les permitirá tener a su alcance ese gran invento, ese gran avance que las pondrá a la cabeza de las demás.

Artículo en Chequeando IdeasLa innovación es un proceso que debe fluir a su propio ritmo, no debe forzarse, sino fomentarse su florecimiento, propiciando un ambiente favorable para su desarrollo. Este es uno de los principios en los que debe basarse la cultura de la compañía.

Para que el proceso innovador se dé con éxito la clave está, no tanto en el producto que se espera crear, como en las personas que van a crearlo. Esto significa que debe contarse con un equipo multidisciplinario de profesionales, quienes puedan aportar, desde sus diferentes áreas de especialización, ideas, puntos de vista, enfoques y experiencias personales, todos los cuales, amalgamados y combinados, darán como resultado los mejores productos y soluciones para el público consumidor.

Según demuestra un estudio llevado a cabo por McKinsey & Company, las empresas que presentan diversidad de género entre sus empleados están un 15% por encima de las empresas sin diversidad, del mismo modo que las que presentan diversidad étnica superan en un 35% a las empresas competidoras que no muestran esta diversidad.

Para propiciar un ambiente diverso que estimule la innovación entre los empleados se deben tomar en cuenta tres aspectos fundamentales:

Fomentar la inclusión: un ambiente donde los empleados se sienten seguros estimula la creatividad, la productividad, el compromiso con el trabajo y la colaboración dentro del equipo.

Pluralidad: no conformarse sólo con las propias ideas y necesidades, sino escuchar todas las voces, tomar en cuenta las necesidades de los demás, sus ideas y soluciones.

Tomar la iniciativa del cambio; demostrar con el ejemplo que los mejores, vengan de donde vengan, son los que a fin de cuenta obtienen los mejores resultados y abren el camino a un futuro lleno de posibilidades.

Un ambiente de trabajo diverso es un ambiente donde todos ganan, los empleados trabajan con mayor libertad y comodidad, lo que aumenta su productividad y eficiencia y esto a su vez se traduce en mejores resultados para la compañía; las empresas que procuren atraer a los mejores empleados, los que no se conformen con lo establecido y se sientan libres de aportar nuevas ideas son las empresas que en el futuro tomarán la delantera.

LB

Con información de elfinanciero.com.mx

 

Venezuela fue reconocida como mejor anfitrión de Emprendimiento

abril 2, 2012

Líderes emprendedores organizados en redes.Seguiremos cosechando éxitos, aportando al desarrollo de Venezuela y disfrutando nuestro recorrido.

Autor: Angelo Burgazzi

En Liverpool, delegados de más de 120 países escogieron a nuestro país cómo la mejor experiencia.

Angelo BurgazziEstamos acostumbrados a leer noticias sobre lo complicado que es para un emprendedor hacer negocios o plantear proyectos de cambio y renovación en Venezuela. Hoy les traigo una historia diferente, que demuestra que con un propósito común, con la fuerza de la pasión y con mucha perseverancia, no tenemos límites para lograr las cosas que soñamos.

La semana pasada, participamos en el Congreso Global del Emprendimiento (GEC2012) celebrado en Liverpool, Inglaterra. El Congreso, en su cuarta edición, tuvo una jornada de apertura a la que asistieron más de tres mil personas, que llenaron la Arena de Liverpool para presenciar un día de charlas inspiradoras y de densos paneles de emprendedores de clase mundial. Los siguientes dos días fueron dos jornadas intensivas, en las que estuvimos agrupados unos doscientos delegados de 126 países presentes. La participación de Latinoamérica fue muy numerosa, prácticamente toda Suramérica y gran parte de Centroamérica y el Caribe se hizo presente.

En forma simultánea, durante esos días hubo más de 80 eventos esparcidos por toda la ciudad de Liverpool, en colegios, universidades, plazas, calles, teatros; la ciudad estuvo volcada al Congreso, con anuncios y pancartas adornando la ciudad, colocando al Emprendimiento como conversación central de todos los ciudadanos.

En medio de este contexto, tuvimos el honor de escuchar el nombre de Venezuela como el país ganador del premio como Mejor Anfitrión de la Semana Global del Emprendimiento 2011, seleccionado por votación de los representantes de las 126 delegaciones internacionales presentes. ¡El Ecosistema Nacional de Emprendimiento de Venezuela fue así escogido como ganador! Los invitamos a que conozcan más sobre nuestro ecosistema en www.EneVenezuela.org.

Para quienes aún no se han incorporado, la Semana Global del Emprendimiento (www.gewvenezuela.org) es una celebración que se realiza desde hace 5 años, de forma simultánea en todo el mundo, durante la tercera semana de noviembre. Venezuela ha participado desde el principio y se ha distinguido por sus avances en la organización y articulación de actividades y conversaciones; logrando cada año superar con creces los resultados del año anterior. Por ejemplo, en la más reciente edición de noviembre 2011, logramos producir más de 350 eventos, con la participación presencial de más de 68 mil personas, casi el doble del año anterior y 10 veces más que en 2009.

Además de los eventos presenciales, también hubo importantes resultados en redes sociales y medios de comunicación. Una vez más, la forma de hacer las cosas fue muy importante. Desde el EneVenezuela lanzamos la “Declaración para construir un mundo mejor a través del emprendimiento”; disponible en http://actuable.es/retos/declaracion-del-emprendedor. Esta iniciativa es coherente con el concepto de ecosistema: son las personas, y no sólo las organizaciones privadas y públicas, quienes tienen el poder de construir en Venezuela una cultura por el emprendimiento.

En el espacio digital logramos alcanzar a más de un millón seiscientas mil personas, y tuvimos una exitosa cobertura de medios, en radio, televisión, impresos y otros modernos canales, que impactó en más de la mitad de la población del país.

Si estos resultados son muy importantes, quizás aún más lo sea la forma en la que los hemos conseguido. Las actividades de la Semana Global fueron organizadas por voluntarios del Ecosistema Nacional de Emprendimiento, una organización en red, que está en su segundo año de existencia, que une a emprendedores, empresas, universidades, fundaciones, parques tecnológicos y espacios de emprendimiento de todo el país.

Demostramos al mundo que no hace falta un enorme presupuesto o apoyo gubernamental; que bastante más trascendente que eso es articular el trabajo de personas comprometidas con un propósito común y dispuestos a esforzarse para lograr algo, pequeño o grande. Con el esfuerzo de todos, la organización venezolana de la Semana Global del Emprendimiento resultó ser un movimiento enorme que logró inspirar a muchos venezolanos, y hoy podemos decir que también a muchas naciones del mundo. Venezuela tiene una importante voz en el movimiento emprendedor, que está construyendo nuevas formas de hacer negocios y aportando soluciones sociales, que cree en la construcción de un mundo mejor y que trabaja para lograrlo.

Este premio es un reconocimiento al poderoso trabajo en red, a nuestro ecosistema de emprendimiento, que hoy -podemos afirmar- es un referente a nivel mundial de forma de “organización” para la promoción eficaz del emprendimiento en los países. Probablemente, también sea un reconocimiento al trabajo realizado en ambientes que a veces no son los más favorables, y que por eso mismo quizás logran catalizar mejor.

Con el propósito común de construir un mejor país a través del emprendimiento, y con el trabajo en red, seguiremos cosechando éxitos, aportando al desarrollo de Venezuela y disfrutando nuestro recorrido.

Tú también puedes ser protagonista de esta buena noticia: ¡Te esperamos en el EneVenezuela!

El autor es emprendedor, especialista en tecnología de información, fundador y director de ACCEDE Espacio de Emprendimiento y de la organización DBAccess.

Fuentes: Tomado de El Mundo – Economía & Negocios e Informe21.com

Correo: angelo@accede.net

Twitter: @burgazzi

Emprendimiento y autodesarrollo

marzo 5, 2012

Hacernos cargo de nuestro propio desarrolloNecesitamos personas resueltas a hacerse cargo de su propio desarrollo, preparadas para crear valor en un mundo en constante cambio

Autor: Jose Gregorio Silva

Las sociedades avanzan cuantitativamente porque algunas personas, no pocas, se esfuerzan en hacer bien su trabajo y no se conforman con simplemente hacerlo.

También avanzan cualitativamente porque hay otras, que dentro de las instituciones establecidas generan movimientos que se convierten en hitos de cambio cultural. Son trabajadores que emprenden desde organizaciones constituidas y desde allí tienen el ingenio, la fortaleza y la perseverancia para lograr que estas se salgan de la inercia cotidiana que las llevaría a hacer más de lo mismo. Estos se conocen internacionalmente como “intrapreneurs”, intra emprendedores o emprendedores internos.

“Todos aquellos con la actitud de aferrarse al pasado, tendrán crecientes dificultades”

Por supuesto que hay también las personas de excepción, que necesariamente son pocas y que abren caminos inéditos. Para ellos su condición de vida es el cuestionamiento constante y la orientación que los impulsa a alcanzar un logro particularmente relevante. Son personas que se proponen algo que muchos ven como imposible. Pero para ellos la vida es cualquier cosa, menos repetición del pasado o metas intrascendentes. En Venezuela tenemos un ejemplo excelso de una de ellas: El maestro Abreu. Se propuso hacer lo que nadie había hecho en educación musical y lo hizo, justo donde todos los demás sólo veían la falta de recursos. Su obra es expresiva del por qué se le considera en forma especial en el mundo.

Por lo anterior está claro que todos los que queremos que la humanidad avance, en cualquiera de sus ámbitos, económico, político, social, científico o cultural, debemos promover el emprendimiento. Pero en la compresión de lo expuesto se desprende algo importante que no siempre queda claro en el discurso de los que impulsamos la actividad emprendedora. Y es que desde el comienzo hasta el final del camino los emprendedores trabajan con otros a los que hay que atender y formar: en las etapas iniciales el emprendimiento se desarrolla con colaboradores dentro o fuera de la organizaciones y en las etapas finales, cuando la organización y el servicio es estable, los emprendimientos de ayer se mantienen vivos gracias a la labor de trabajadores que se renuevan y hacen bien su trabajo.

El autodesarrollo es la piedra angular

Lo que acabamos de comentar tiene consecuencias que son importantes para todos, y especialmente para los que nos interesamos en los temas de formación. Ante los actuales problemas sociales y demográficos que tenemos en el mundo, no es suficiente con que produzcamos desde las universidades y centros ad hoc, personas con actitud y aptitud emprendedora, motivados a emprender y con ideas claras de cómo hacerlo, con valores, ética, conocimientos y destrezas.

Parte de la crisis del mundo actual, con altas tasas de desocupación en edades de población activa, tiene que ver con el hecho de que necesitamos más emprendimientos (emprendedores y colaboradores articulados en organizaciones) capaces de crear valor en las nuevas condiciones sociales, políticas y económicas en que nos toca vivir. Pero también con el hecho de que necesitamos crear cantidades ingentes de trabajadores con un meta conocimiento de cómo aprender a aprender, de cómo autoformarse en nuevos oficios y profesiones, precisamente porque los puestos de trabajo son ahora menos duraderos y por ello la flexibilidad técnica, actitudinal y profesional, en una palabra, el autodesarrollo, es particularmente relevante.

“Los títulos son cada vez menos importantes, no así el conocimiento actualizado”

El mensaje de fondo entonces es que es urgente formar emprendedores, capaces de crear valor, pero no menos importante es formar personas con capacidad de autoformarse, con la actitud de hacerse cargo de su propio desarrollo. Sólo así estaremos preparándonos para un mundo en constante cambio.

En las condiciones actuales del desarrollo de la humanidad los títulos son cada vez menos importantes, mientras que el conocimiento actualizado, acreditable y demostrable fácilmente si lo es. Hay lugares donde la rotación de personal en las empresas supera el 20%. Esto significa que cada cuatro o cinco años el personal de las organizaciones ha cambiado por completo. Un ingeniero de computación que se empeñe en manejar sólo la tecnología que estudió en la universidad o bajo la que hizo su maestría, un educador que maneje los temas de integración escolar con el lenguaje y la actitud de sus profesores de hace una década y que no se actualice con el conocimiento que en los últimos años ha provenido, por ejemplo, de la investigación con personas con la condición autista, un mecánico que quiera mantenerse alejado de la sofisticación de los autos modernos, un gerente o un líder que piense que puede mantener su actividad sin entender el tema de las redes sociales, en fin, todos aquellos con la actitud de aferrarse al pasado, incluyendo en ese pasado la imagen de si mismos, y que por ello no acometan seriamente su autodesarrollo, irremediablemente tendrán dificultades en forma creciente.

Estos temas son interesantes e invitamos a nuestros lectores a explorar http://www.talaentia.com para ampliar su comprensión. El autodesarrollo será cada vez más importante en las nuevas formas del porvenir. Todos tendremos que sumar flexibilidad a nuestras competencias profesionales especializadas y aunque algunos se sorprendan, en la sociedad del conocimiento hiperespecializado, debemos asegurar nuestras competencias genéricas.

Pregunta de último minuto

A punto de enviar mi artículo, tuve una experiencia relacionada: Una persona que recién conozco entró en mi espacio de trabajo y me preguntó mi profesión, en espera de que le dijera mi título para saber que es lo que hago. Para mí, con las canas de más de 35 años de labores, la respuesta es compleja. “¿Te refieres a lo que estudié, lo que he hecho en forma relevante, lo realizado en los últimos años o lo que estoy haciendo ahora?”. Pensé mientras repasaba en mi historia profesional preñada de lo que acababa de describir: he sido programador de computadoras, escritor, ingeniero electrónico, instrumentista, carpintero, docente universitario en varias áreas, consultor empresarial, mentor de profesionales y jóvenes, trabajador social. Ejercí la ingeniería de software y la de sistemas y trabajé en redes y en calidad. Prejuicios aparte, actualmente investigo y trabajo en Arquitectura de Información, Emprendimiento, Autismo e Innovación, cuatro temas modernos que nunca estudié formalmente. ¡Que importante es el autodesarrollo!

cheo@accede.net

Fuentes: Tomado de El Mundo – Economía & Negocios e Informe21.com

Capacidad de innovación en la empresa alientan desde casa del escritor Uslar Pietri

abril 16, 2011

Un aspecto del conversatorio convocado por Eureka.La Asociación Civil Eureka hizo la propuesta, al realizar un conversatorio en la sede de la Fundación Uslar Pietri con un grupo de directores, gerentes y expertos en el área de Capital Humano.

La Asociación Civil Eureka organizó una amena conversación sobre el tema “Construcción de Capacidad de Innovación enla Empresa”, en la que fuera la casa del insigne intelectual venezolano, doctor Arturo Uslar Pietri, ubicada en la urbanizaciónLa Florida, de Caracas. Charla que estuvo conducida por el ingeniero Simón A. Parisca, director general de Eureka, y la doctora Beatriz Cisneros.

El propósito fundamental del encuentro fue presentar una síntesis de las mejores prácticas mundiales en el desarrollo de las habilidades y actitudes personales que han generado capacidad innovadora en organizaciones diversas. Así como esbozar la propuesta metodológica resultante de un estudio realizado en el Centro de Investigaciones en Gestión dela Innovación(CENTRIM) dela Universidadde Brighton en Inglaterra.

Este conjunto de experiencias, informaciones y saberes constituye una herramienta probada, moderna y poderosa para comprender las exigencias de cambio conductual que plantea el proceso innovador a todos los empleados de una empresa, así como a la dirigencia de la misma.

La construcción de “capacidad de innovación” en la empresa, sin lugar a dudas, exige la participación permanente, comprometida y creadora de todos los empleados de la organización en la materialización de nuevas ideas generadoras de valor; sin ella, es difícil pensar que la organización pueda ser capaz de alcanzar un ritmo de cambio interno similar al que se está produciendo en el mundo a su alrededor.

Liderazgo focalizado y compromiso así como procesos y trabajo en equipo fueron parte de los aspectos o conceptos examinados. Asistió e intervino un selecto grupo de directores, gerentes y consultores en el área de Capital Humano, los cuales se desempeñan en las empresas Banesco, Telefónica, Alfonzo Rivas, Cargill de Venezuela, Fondoin, Coral Visión, Nexo, Corinproinca y Aid e-lerning.

Eureka queda a la orden para tratar en profundidad con estos y otros interesados, la transferencia de dichos aprendizajes y metodología de trabajo, e igualmente para crear condiciones favorables al objetivo de construir más y mejor “capacidad de innovación” en la empresa.

Todos podemos ser innovadores

El lunes 16 y martes 17 de mayo,la Asociación Civil Eureka, en alianza con el británico CENTRIM, estará realizando en Caracas, en la sede de la Cámara de Industriales del Estado Miranda, un nuevo taller sobre Gestión de la Innovación(Managing Innovation). Más información puede obtenerse por los teléfonos (0212) 8922170 y (0414) 9086903 (de Caracas) o escribiendo al correo irene.rosales@eureka.org.ve

Foro “Perspectivas Sociales 2011”

marzo 24, 2011

Logo Alianza SocialLiderazgo, emprendimiento y gerencia fueron examinados en evento convocado y organizado por Venamcham

En el encuentro, organizado por la Alianza Social de la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria (Venamcham),  para dar a conocer elementos estratégicos de la responsabilidad social empresarial, se aseguró que la misma es puente entre la ética y la sostenibilidad. En el evento destacaron jóvenes empresarios y emprendedores.

Lorenzo Mendoza y Empresas Polar

El presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, señaló en una amplia disertación sobre responsabilidad empresarial y liderazgo, que “el país requiere, en este momento más que nunca, independientemente del pensamiento, que no seamos indiferentes frente a los acontecimientos”.

Dijo el empresario en el foro Perspectivas Sociales 2011), que “estamos siendo tremendamente indiferentes frente a todo lo que nos acontece y nos ocurre”.

“Somos una sociedad que en vez de admirar y ver gente que tiene éxito y tratar de indagar el por qué de ese éxito y de cómo vincularse a ello, más bien le buscamos la caída. Y no estamos pendientes de cómo copiar o mejorar alguno de esos rasgos, basados en el esfuerzo y el compromiso”.

Comentó el presidente de la primera empresa privada del país, que “nos han metido mucho en la mente, dentro del tema de liderazgo también”, una disyuntiva: “o que es el liderazgo colectivo o es el liderazgo individual, yo lo veo desde una perspectiva distinta, es el individual y es el colectivo. Cada uno tiene responsabilidades y una posición que jugar”.

Mendoza refirió que el líder “no debe buscar los atajos sino la vía de la rectitud”, “el líder debe pensar en la evolución y no en la destrucción”.

“La evolución”, argumentó Mendoza, “es lo que más nos conviene. El mundo que se ha desarrollado y ha construido organizaciones de mucha fortaleza de base, o instituciones empresariales e inclusive Estados sólidos, han entendido el concepto de evolución y no el concepto de destrucción para poder construir a partir de cero. No conozco alguna institución que haya logrado el éxito, destruyendo todo para poder construir algo mejor”.

Angelo Burgazzi y DBAccess

Venezuela es una tierra llena de oportunidades, donde con buenos proyectos se pueden generar nuevas oportunidades de trabajo y de creación de empresas innovadoras, generadoras de riquezas.

Pasión, responsabilidad, disfrute, compromiso y humildad son algunos de los ingredientes que otros dos conferencistas inyectan a las actividades que realizan, las cuales compartieron con el público.

Angelo Burgazzi, presidente de la empresa DBAccess y director de la organización Accede, que brinda orientación y ayuda a los nuevos emprendedores, viene proponiendo, y usó su presentación para reiterarlo, que hay que generar condiciones favorables al emprendimiento en Venezuela, que las universidades deben formar a sus estudiantes para que desarrollen la conveniente opción de emprender y que el emprendimiento es un elemento integral de la responsabilidad social empresarial, que debe ser estimulado.

Señaló que tanto los aciertos como los fracasos aportan y suman asuntos positivos para llegar al éxito y conservarlo, tales como  aprendizajes, experiencias. Es ridículo sentir pena y esconder los fracasos.

“Queremos ayudar a los nuevos emprendedores que pueden comenzar sus proyectos a cualquier edad, que no necesariamente tienen que tener un título universitario para ser exitosos, pero si tienen que tener ganas de cambiar el mundo, de cambiar su entorno, de hacer algo innovador, de entrar en la era digital, aprender sobre el área de contabilidad, manejo de personal y lo más importante, tiene que gustarle la labor que realiza, lo que hace, sentirse satisfecho, pues de otra manera no funcionará”.

“Todo lo que está hecho por el hombre es resultado de la acción emprendedora, no obstante, aquí, actualmente, la sociedad no nos prepara para emprender”. 

Al termino de su conferencia Burgazzi viajo a China, para participar en el Congreso Mundial de Emprendimiento, que tendrá lugar al comienzo de la próxima semana en la ciudad de a Shanghai.

Maickel Melamed y Paz con Todo

Para el emprendedor del movimiento Paz con Todo, Maickel Melamed, expositor que fue largamente aplaudido de pie “Hay miles de maneras de ganar, aún después de perder. A veces se pierde ganando y a veces se gana perdiendo”.

Melamed inspiró a todos quienes lo escucharon. Su mensaje estuvo enfocado hacia la constancia, el esfuerzo y el deseo de vivir, de ser cada vez mejor. Un día este caraqueño con severas dificultades motrices aprendió a decir “Yo lo hice”. Y con curiosidad y mucha decisión ha transformado cada sueño en realidad.

Actualmente entrena para el próximo Maratón de Nueva York y dirige la ONG Paz con Todo, enfocada en reducir los índices de violencia locales y convertir la paz en un hecho y una condición verdaderamente cotidiana. Ha logrado el apoyo de la ONU.

Recomienda a los nuevos emprendedores hacer cosas diferentes con la convicción de que las pueden realizar. “Yo nunca acepté un no como respuesta, siempre pedí y busqué orientación para saber cómo poder hacer las cosas, aunque me costara el doble de esfuerzo” concluyó.

Fuentes: Diarios El Universal, Últimas Noticias y otros.

 

Nuevos horizontes del quehacer gerencial

febrero 13, 2011

Una revolución hacia la innovatividad

Simón Parisca, director general de Eureka

El aprovechamiento cabal de las oportunidades actuales exige organizaciones altamente innovadoras, flexibles y adaptables, constituidas por grupos de personas audaces, comprometidas y satisfechas (personal y profesionalmente)

Autor: Simón A. Parisca. Director general de la Asociación Civil EUREKA / simon.parisca@eureka.org.ve

 

Nuevos horizontes del quehacer gerencial

 

Una revolución silenciosa se está produciendo en el pensamiento gerencial mundial. Es de una magnitud y una profundidad tal, que el investigador y consultor empresarial Gary Hamel la compara con la revolución de la Gerencia Científica concebida por Frederick Taylor y perfeccionada por Henry Ford a principios del siglo pasado.

Si bien las manifestaciones operativas gruesas de esa revolución han sido observables desde hace unos veinte años, las manifestaciones administrativas fundamentales, los cambios en las prácticas gerenciales que le pueden dar sostenibilidad, comienzan a ponerse de manifiesto a través de experiencias exitosas en diferentes lugares del mundo.

Es evidente que la necesidad actual de un cambio en la manera de “hacer empresa” surge del impacto de las tecnologías de información y telecomunicaciones en el quehacer social y económico. Ellas han logrado, con gran rapidez y efectividad, transferir importantes cuotas de poder a los estratos más débiles de la sociedad, tanto desde el punto de vista económico como desde perspectivas sociales y políticas. El fortalecimiento del consumidor o usuario, o del ciudadano, es un hecho que no puede ser desconocido; sus manifestaciones son reconocibles en el comportamiento de los mercados de consumo, en la vida política de las naciones y en el cambio en las correlaciones de fuerzas en espacios de acción social. Lo más importante es que, las consecuencias visibles de estos cambios apuntan casi siempre hacia una mayor generación de riqueza y bienestar social.

Este proceso no debería extrañar. Hace casi diez años la investigadora venezolana Carlota Pérez, en su libro “Revoluciones Tecnológicas y Capital Financiero”, nos mostró como las revoluciones tecnológicas producen, además de cambios en la estructura técnica de la producción y en la oferta de nuevos productos, una transformación profunda en lo que ella denomina el sentido común; en la lógica fundamental de hacer las cosas, en el modo como se relacionan e interactúan los principales actores sociales y productivos.

El nuevo sentido común

En el proceso de despliegue de las revoluciones tecnológicas, en la construcción de nuevas soluciones que hagan uso efectivo de las oportunidades que ella ofrece, la “innovatividad” (capacidad y disposición para la innovación), como hemos querido llamarla en Eureka, constituye un factor determinante del éxito. Todos somos testigos del impacto de esa capacidad organizaciones vinculadas al mundo de la informática y de las telecomunicaciones; no son igualmente numerosos los casos de organizaciones de otros sectores que hayan aprendido a construir y desplegar el potencial de la innovación como motor de su desarrollo.

Cabe, entonces, la pregunta, ¿Es que sólo las empresas vinculadas a las nuevas tecnologías podrán sacarle provecho a las oportunidades que la revolución ofrece? Ciertamente, ese no es el caso. Sí es cierto, sin embargo, que es más frecuente  encontrar empresas en esos sectores en las cuales prevalecen las prácticas asociadas al nuevo sentido común. Una explicación podría residir en el hecho de que ellas nacieron en el contexto de la revolución y, en consecuencia, desarrollaron desde muy temprano la lógica del nuevo paradigma, mientras que las más antiguas encuentran problemas al tratar de asumir los cambios gerenciales requeridos.

No es difícil entender esas dificultades. El aprovechamiento cabal de las oportunidades actuales exige organizaciones altamente innovadoras, flexibles y adaptables, constituidas por grupos de personas audaces, satisfechas (personal y profesionalmente) y comprometidas. Y, lamentablemente, la audacia, la satisfacción personal y el compromiso de los empleados no son características comunes a las empresas que se forjaron durante el auge de la Gerencia Científica. A la gran mayoría de estas organizaciones se les hace difícil deslastrarse de los dogmas y creencias que determinaron sus prácticas de gestión, las cuales, basadas en la disciplina y el control, dieron lugar a organizaciones caracterizadas por la emocionalidad del miedo.

Afortunadamente, las cosas parecen cambiar, la dirigencia empresarial comienza a comprender que las prácticas operativas  aprendidas de la gerencia japonesa son importantes y necesarias, más no suficientes para asegurar la sobrevivencia; que el cambio hacia la “innovatividad”, la flexibilidad y la adaptabilidad a los vertiginosos cambios del contexto mundial demandan transformaciones profundas en las prácticas gerenciales. Tan profundas y ambiciosas que Gary Hamel las denomina “Moonshots” (disparos a la luna) y agrupa en seis categorías: Remendar el alma; Dar rienda suelta a las capacidades; Propiciar la renovación estratégica; Expandir las mentes; Distribuir el poder y Promover el equilibrio.

Todas ellas dirigidas a la construcción de organizaciones donde se reduzcan sustancialmente los niveles de burocracia interna; se incremente la participación de los empleados en el diseño estratégico; se ofrezca mayor equidad en la distribución de los beneficios; se amplíe la Misión para incluir objetivos que le den mayor trascendencia al trabajo de  la gente y, en definitiva, donde los mecanismos reguladores de mando y control  den paso a la autonomía responsable, la libertad y la cooperación, y se instale la emocionalidad de la confianza. Bien pudiera decirse que lo que está planteado es que los empleados se conviertan en emprendedores de proyectos innovadores dentro de sus organizaciones y que los gerentes faciliten las condiciones para que ello suceda y se mantenga.

Sin duda una profunda revolución gerencial que pudiese llegar a ser comparable a la desatada por Taylor en el siglo pasado.

Fuente: Tomado de EL MUNDO – Economía & Negocios e Informe21.com

Nota de la redacción: Los interesantes temas planteados por el ingeniero Parisca en este artículo, sobre el cambio del pensamiento gerencial en diferentes lugares del mundo, merecen la atención y seguimiento de todos quienes estén abiertos o decididos a innovar para construir un futuro mejor. Simón es un respetadísimo y acertado consultor en las áreas de Gestión Tecnológica y Gerencia de la Innovación. GFCH