Posted tagged ‘innovación’

¿Qué es lo que hace a un innovador?

mayo 21, 2017

Innovar no tiene edadPor lo general, ser joven es ser inconforme, idealista, es cuestionar la realidad en que se vive, que por una u otra razón no es satisfactoria. Más para ser un innovador no importa la edad que se tenga, es tener un espíritu joven, es decir, no conformarse con las cosas tal como son y, por lo tanto, buscar la forma de transformarlas, de mejorarlas, buscando optimizar resultados a través de la puesta en práctica de nuevos métodos para lograr nuevos productos o servicios más eficientes.

Es natural que todos queramos ser mejores en todo sentido: todos queremos ser más eficientes, más productivos, más saludables, aprovechar mejor nuestros recursos y nuestro tiempo, y la mejor manera de lograrlo es hacer las cosas de manera diferente a lo acostumbrado, dejar atrás lo trillado, lo gastado, y probar nuevos métodos, nuevos productos; en una palabra, ser innovadores.

Pero para ser un innovador no es suficiente con ser meramente creativo; la creatividad es parte de la innovación, pero hace falta más. La creatividad es la que genera ideas originales, enfoques nuevos, pensamientos diferentes ver las cosas desde otro punto de vista; sin embargo, la sola creatividad no implica automáticamente la consolidación de estos nuevos conceptos, para ello hace falta el impulso de ponerlas en práctica, hacer que las ideas se conviertan en una realidad concreta. Esto es la innovación.

La historia está llena de jóvenes que no se conformaron con lo establecido, pero no se contentaron con ser inconformes sino que asumieron el riesgo de probar algo nuevo para transformar la realidad y alcanzaron la fama como innovadores: Steve Jobs de Apple, Jeff Bezos de Amazon o los jóvenes hermanos mexicanos Servitje, que en la década de los años 40 del pasado siglo iniciaron lo que con el tiempo se convertiría en el Grupo Bimbo, fueron jóvenes que avanzaron de la creatividad a la innovación.

Hay muchos ejemplos de innovadores, como Henry Ford, o Bill Gates, que con persistencia, voluntad, inteligencia e ingenio lograron cambiar lo hasta entonces establecido y ofrecer nuevos productos e ideas; muchos otros avances en ciencia, en medicina, en ingeniería y las mejoras alcanzadas en la calidad de vida de la sociedad son producto de mentes innovadoras.

LQ

Con información de elfinanciero.com.mx

 

Desierto de Atacama: Centro de innovación liderado por jóvenes científicos

abril 23, 2017

Innovación y jóvenes científicos. Artículo en Chequeando IdeasEl centro de negocios e innovación WakiLabs desarrollará robótica, programas, teconología 3D y talleres para emprendedores

La región más árida del mundo, el desierto de Atacama en Chile, se ha convertido en la cuna de un centro de innovación y exportación de tecnología, en el cual se desarrollan programas, robótica tecnología 3D y talleres para emprendedores. Se trata del Centro de Negocios WakiLabs, un novedoso complejo de investigaciones, creado por un equipo de jóvenes científicos en Arica, ciudad chilena ubicada a 2.051 kilómetros al norte de Santiago.

David Quiroga, gerente de WakiLabs, manifestó que “estamos conscientes que si queremos que nuestro país crezca se debe dejar de comprar tecnologías en el extranjero y comenzar a crearla acá. Es la única forma de transformar la economía y que las empresas puedan competir vendiendo con un valor agregado mucho más alto, en eso nos basamos y por eso estamos apostando por este tipo de empresas”.

Con este objetivo en mente fue creado este centro exportador de tecnologías, el primero en la región andina que no sólo está dando frutos en su país de origen, Chile, sino que ya está trabajando con proyectos de emprendimiento provenientes de otros países de la región, como Perú y Bolivia, y esperan en un futuro muy próximo extender su influencia a otras países del mundo.

El nombre de WakiLabs, proviene del vocablo quechua waki, que designa a un compromiso de trabajo entre propietario y cultivador para provecho en común. Este centro de innovación es un proyecto financiado por la Corporación de Fomento (Corfo) chilena y apoyado por la Universidad de Tarapacá, y ya ha recibido reconocimientos por su participación en Makingapp, una empresa conformada por jóvenes no mayores de veinticinco años de edad, que ya está creando una aplicación para dar vida virtual mediante la realidad aumentada a las  momias chinchorro, las más antiguas del mundo.

Otros proyectos de trabajo colaborativo son XV Robotics, un robot capaz de aferrar un objeto mediante la robótica blanda, y UrbanSmart, una consultora dedicada a la creación de proyectos y soluciones de alto nivel de sofisticación con la finalidad de desarrollar comunidades más inteligentes.

Igualmente importante es la colaboración de la aceleradora de negocios de la empresa multinacional Microsoft, una de las más importantes del mundo.

La meta de este centro colaborativo es, según señalan sus miembros, convertirse en un impulsor para la creación y fortalecimiento de un sistema de emprendimiento que abarque toda la región andina, no obstante las inclemencias del clima y la aridez de la zona, además del aislamiento geográfico que los separa de centros urbanos como Santiago, capital y principal centro comercial y tecnológico del país.

GFCh

Con información de http://www.elmostrador.cl

 

primer Observatorio para la Innovación Agraria de Latinoamérica

abril 10, 2017

Artículo en Chequeando IdeasMuchos hemos vivido la experiencia de tener una buena idea, una idea innovadora, cuya implementación podría ser la solución a alguna situación problemática, pero no tenemos los conocimientos o la experiencia para ponerla en práctica, y al buscar orientación en la Internet encontramos tal sobreabundancia de información, tan variada y tan divergente, que termina abrumándonos, no sacamos nada en limpio y acabamos como empezamos, lo que nos desanima y terminamos “dejando las cosas como están” y abandonando nuestra brillante idea.

En respuesta a situaciones como ésta, la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), asentada en Chile, acaba de establecer el primer Observatorio para la Innovación Agraria de Latinoamérica (OPIA), al cual se puede acceder a través del enlace www.opia.cl; este nuevo organismo ha sido concebido especialmente para ofrecer información procesada de utilidad para investigadores, académicos, estudiantes, emprendedores, pequeños productores y empresas que hayan decidido dar comienzo a proyectos de innovación en el sector agrario.

Durante la presentación de OPIA, llevada a cabo el pasado sábado 1º de abril durante el evento ÑAM Innova, la directora ejecutiva de FIA, María José Etchegaray, manifestó: “El objetivo de OPIA es poder centralizar, canalizar y procesar la gran cantidad de información existente y que es de utilidad para las personas que buscan innovar a través de su emprendimiento. Además, estamos enfocados en que los mismos usuarios puedan crean una comunidad especial para compartir los conocimientos individuales, que permita lograr objetivos comunes, es decir, una plataforma de posibilidades, una herramienta útil a la hora de innovar”.

Explicó que la información a la que se puede acceder en OPIA está clasificada y organizada en diferentes áreas, atendiendo a las necesidades del público usuario; así es posible encontraren esta plataforma temas relacionados a conocimiento en I+D+i con tendencias referentes a innovación; bases de datos acerca de especialistas e instituciones relacionados con procesos y cadenas productivas; información sobre eventos y conferencias, tanto nacionales como internacionales; vigilancia y análisis prospectivo; foros de innovación y seminarios web; programación de concursos nacionales orientados al fomento de la innovación; información sobre proyectos impulsados por FIA y otros organismos como Corfo y Conicyt, entre otros; información de interés sobre becas; programas de formación y capacitación a nivel técnico y profesional, además de estudios de vigilancia que ofrecen información relacionada con las últimas tecnologías.

LQ

 

Panamá se propone llegar a ser el “hub” de innovación del continente americano

marzo 26, 2017

Innovación y emprendimiento regionalSe llevó a cabo el congreso de tecnología cibernética “Cybertech América Latina en Panamá 2017”, evento en el cual se dieron a conocer los últimos adelantos e innovaciones en la materia, además de ser centro de intercambio internacional de ideas sobre las necesidades del sector, soluciones innovadoras y las amenazas informáticas.

En el marco de este encuentro, la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel de Saint Malo, destacó que su país pretende llegar a convertirse en Hub, es decir, en centro neurálgico de innovación para el continente americano; señaló que más del 80% de la economía panameña corresponde al sector servicio, el cual es el mayor consumidor de ciber-tecnología, por lo cual para Panamá el alcanzar esa posición es “un paso natural”.

Explicó que la significativa demanda de servicios de alta tecnología en Panamá se deriva de que el país es punto de confluencia comercial, logístico y aéreo de la región, además de ser lugar de asiento de importantes instituciones de carácter científico y tecnológico, como el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud y el Laboratorio Indicasat en Biomedicina de la Ciudad del Saber, entre otros.

En tal sentido, la funcionaria señaló que Panamá se ha empeñado en asumir una estrategia de seguridad nacional que garantice el resguardo de su infraestructura cibernética, servicios y consolide su posición como ambiente de negocios.

Igualmente dio a conocer el interés con que su gobierno está comprometido con los esfuerzos para estructurar una plataforma eficiente de gestión a través de los medios electrónicos y la telefonía celular, a fin de optimizar el acceso y utilización por parte de los ciudadanos en cuanto a uso eficiente del tiempo, transparencia de los procedimientos y comodidad de manejo, con el objetivo de incentivar la participación ciudadana en la toma de decisiones relacionadas con la administración pública.

GFCh

 

Perú innova la pesca gracias a préstamo del Banco Mundial

febrero 5, 2017

El Perú es una de las más importantes naciones productoras de pesca en el mundo, a causa de su estratégica posición geográfica que le permite obtener alrededor del 20% de la captura total mundial de peces; en efecto, en la pasada década el producto de la pesquería representó un promedio del 7% del total de las exportaciones peruanas.

Imagen referencial, artículo en Chequeando iIdeasAhora, el país se ha propuesto desarrollar la actividad de la acuicultura para convertirla en un recurso sostenible, de modo que Perú logre disminuir su dependencia de la pesca de captura; a fin de apoyar este proyecto, el directorio ejecutivo del Banco Mundial acaba de otorgarle a la nación, a través del Programa Nacional para la Innovación de la Pesca, un préstamo equivalente a cuarenta millones de dólares, destinados a promover la pesca artesanal e industrial, así como expandirla y diversificarla al sector acuícola marino y de agua dulce.

Con este aporte financiero se verán beneficiadas más de doce mil personas relacionadas con la actividad, tanto productores artesanales e industriales, como los grupos encargados del procesamiento y distribución del producto.

En tal sentido, Alberto Rodríguez, director del BM para Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela, manifestó: “Este programa contribuirá a promover la innovación y la sostenibilidad del sistema pesquero y acuícola en el Perú, apoyará los esfuerzos del Gobierno para impulsar el desarrollo del sector, lo que generará más empleo, ingresos económicos y opciones de alimentación para una gran parte de la población”.

LQ

 

“Mucho más valioso que el oro negro es la materia gris”

enero 20, 2017

“Con la ayuda de la ciencia sin violencia, con amor pero con firmeza, se eliminan toda superstición, mentira y error”, escribe Dimitri Mendeleiev, el descubridor de la tabla periódica de elementos, en la dedicatoria a su madre moribunda que es uno de los más bellos manifiestos a favor del estudio del método científico

El portal informativo venezolano El Estímulo entrevistó al rector Scharifker, el entrevistado se refirió a la crisis en Venezuela, a la fuga de talentos y al medio universitario. Republicamos dicha conversación y buen trabajo periodístico.

Nota en Chequeando Ideas

El ex rector de la Universidad Simón Bolívar y actual de la Universidad Metropolitana.

Benjamín Scharifker ha desandado el camino inverso: es un químico que cada vez se ha ido acercando más a los asuntos mundanos que no pueden analizarse en una pipeta: “A los 20 años pensaba que la verdad la iba a conseguir exclusivamente en la ciencia pura. Ahora creo que la tengo que buscar en muchos lugares”.

El ex rector de la Universidad Simón Bolívar y ahora de la Universidad Metropolitana compara al gobierno venezolano con THRUSH, aquella organización malvada de la vieja serie El agente de CIPOL que tenía como objetivo sembrar el caos, y es uno de los pocos analistas a los que usted escuchará decir abiertamente que el núcleo que se cohesiona alrededor de Nicolás Maduro dista mucho de una fisión atómica.

—¿Cuánto está contribuyendo Internet a evitar el aislamiento total de las universidades venezolanas?

—No nos damos cuenta de eso, pero hace 25 años Internet no existía y ha cambiado mucho la forma en que trabajamos. Hemos sufrido mucho la migración de talento. Mantengo un grupo de investigación en la USB y un buen número de sus miembros sencillamente se han ido del país. Entre ellos la mayoría de los profesores con los que solía colaborar y estudiantes que ya no pueden terminar sus tesis en Venezuela por falta de equipos y reactivos. Varias de nuestras investigaciones han tenido que ser completadas en el exterior, y las completamos gracias a Internet.

—Junto a la fuga de talento, ¿hay una fuga de conocimiento?

—La fuga de talento no creo que sea una pérdida de conocimiento. El conocimiento es un activo que cuando se da no se pierde. Cuando lo comparto con otra persona no pierdo nada de ese conocimiento, al contrario. La otra persona lo va a enriquecer y seguramente lo va a compartir conmigo también. El conocimiento es el activo más importante de la humanidad en este momento. Estamos perdiendo un valor monetario muy importante cada vez que una persona formada trabaja y crea en el exterior. Pero al mismo tiempo es una oportunidad de relación y de adquisición de nuevos conocimientos.

—¿Los chamos venezolanos tienen estímulo para estudiar ciencias, así sea para emigrar?

— Rafael Reif, el venezolano que preside el Instituto de Tecnología de Massachusetts, recomendó al nuevo gobierno en Estados Unidos que estimule el estudio de las ciencias básicas. Él es ingeniero, su tema son las ciencias aplicadas. Pero él sostiene que debe estimularse la química, la física y la biología. Sobre ese fundamento se construyen todas esas aplicaciones para curar el cáncer o resolver el hambre. Uno puede contar con los dedos de una mano a los que están estudiando para ser profesores de física o matemáticas en el Pedagógico. Al no haber profesores, no hay estudiantes de bachillerato que logren interesarse por la ciencia porque no la conocen. Además ahora vemos un cambio de currículo en el que las materias científicas desaparecen, se aglutinan en una cosa que se llama área científica. Ya no hay química, física, biología. Se supone que el estudiante va a aprender realizando proyectos. Conceptualmente puede ser interesante. Realmente no tengo muchas objeciones de fondo a ese proyecto. Pero necesitarías profesores, gente que oriente, materiales, equipos, laboratorios. El propio gobierno pareciera que hiciera todo lo posible por desvalorizar la ciencia. Creo que es el único país del mundo en donde se desestimula la creación intelectual. Desde 2003 ya tenemos aproximadamente 13 años en los que no se registran patentes hechas en Venezuela. Se registran las que trae del exterior, por ejemplo, una empresa farmacéutica. Pero cuando un residente en Venezuela mete un invento en la oficina de patentes para proteger su propiedad intelectual, no se procesa.

—Claro, porque ahora el conocimiento es de todos.

—Cuando yo estaba de rector en la USB, me tocó hacer un convenio con Eduardo Samán, el señor que fue director de lo que ahora se llama Sundde, de la oficina de propiedad intelectual y también ministro de Comercio. Algo relacionado con metrología, estandarización de pesos y medidas. Mientras ajustábamos detalles del convenio, me comentó que iban a eliminar las patentes precisamente porque el conocimiento era de todos. Le hice una serie de preguntas que lamentablemente no tuvieron no han tenido respuestas después. ¿Cómo se estimula que la gente se dedique a la creación, si eso no va a rendir ningún retorno? ¿Por simple altruismo? Es una idea muy espiritual. Pero aparte del espíritu tenemos que alimentar otras cosas. A lo largo de estos 18 años nos hemos vuelto cada día más dependientes del Estado. Si el plan es hacer a las personas vasallas del Estado, la no protección a la propiedad intelectual va en ese sentido.

—Con la actual depauperación universitaria, ¿cuánto más se sostendrá la leyenda dorada del venezolano que sale bien preparado al exterior?

—Alarma escuchar que, en los actos de graduación, la mayoría de los estudiantes te dice: yo estoy buscando irme para el exterior, aquí no tengo oportunidades. Cuando uno vuelve a tener contacto con esas personas que hace dos, tres o cuatro años egresaron de la universidad, en la mayoría de los casos les va muy bien. Efectivamente las universidades venezolanas estamos preparando personas que en el nivel internacional tienen una alta competitividad, bien sea para ocupar un puesto laboral o seguir estudios de posgrado. Pero esa ventaja no tiene porqué permanecer por mucho tiempo si los profesores se siguen yendo, si el atraso tecnológico que estamos sufriendo en las universidades se perpetúa. En mi laboratorio de investigación yo me sorprendo porque nunca antes había tenido estudiantes tan brillantes. Lamentablemente nuestro capital profesoral es menor y eso significa más carga de trabajo para uno. Pero producen conocimiento de muy buena calidad. El talento de los jóvenes venezolanos no depende de ese atraso tecnológico y esa fuga de talento que estamos empezando a acumular. El reto que tenemos en las universidades es mantener ese entusiasmo, esa capacidad de los jóvenes de crear nuevos conocimientos, porque de eso es lo que se trata una universidad.

—¿Cuál es la composición química del venezolano actual?

—Políticamente estamos muy desorientados. Producto, posiblemente, del descreimiento de los partidos y de la política como forma de resolver problemas sociales. Hasta Carlos Andrés Pérez dejó de creer en el partido dentro del que había llegado al poder. Empezaron a surgir oportunistas. Hasta personas que llegaron a ser presidentes de Venezuela en una segunda oportunidad capitalizaron ese descontento y lograron conformar un chiripero, que llamaban. Esa antipolítica no ha cesado. Se ha venido más bien acrecentando. En este momento hay un descreimiento total del gobierno, pero tampoco tenemos una alternativa creíble. La MUD podrá estar cargada de buenas intenciones, pero no parece tener el poder real de conformar una unidad política lo suficientemente robusta como para orientar a la población. Químicamente no tenemos una composición definida. Somos una masa amorfa que busca orientación. Los filósofos griegos sostenían que la política era el arte por encima de todos los artes. El arte supremo. Cuando yo era estudiante y los leía pensaba: “Estos tipos están equivocados, la política es una cosa tan sucia”. Pero ahora sé que tenían toda la razón. La sociedad necesita orientaciones políticas, ideologías, utopías que perseguir. Somos un país sin utopías. Nos faltan ideologías creíbles. Yo recomiendo la lectura del Plan de la Patria, es un poema bellísimo. Nada de lo que dice es realizable. El último de sus postulados es salvar al planeta: ¡nosotros, los venezolanos, tenemos como misión salvar a la Tierra! A mí aquello me recuerda a la Albania de Enver Hoxha: un sistema totalitario que se basa en una obra de ficción. Los venezolanos estamos desesperadamente sedientos de ideas salvadoras, más que de líderes salvadores.

—Hemos aprendido a esperar al camión que trae la harina y calcular para cuántos va a alcanzar el pan. ¿Hay unknow how aprovechable de la crisis?

—Vamos a sacar varias lecciones importantes. Detrás de cada cola hay un militar con un fusil, detrás de cada camión hay un documento que tiene que haber autorizado que ese camión se traslade. Vamos a aprender que la sociedad es tan compleja que no puede ser manejada de esa manera tan lineal. Ilia Pregogine, premio Nobel de Química en 1977, sostenía que la autoorganización es un elemento fundamental de los sistemas complejos. ¡Tenemos un sistema de gobierno que no reconoce la complejidad del sistema! Una de las lecciones que vamos a tener es que no podemos confiar a nadie nuestra propia organización. Tenemos que tener estructuras capaces de organizarse a sí mismas. Una sociedad que garantice su progreso gracias a su propio esfuerzo, su propio trabajo, su propio flujo de materia y energía. Y no los flujos que un militar decida. Esas dos horas en la cola del pan debería estarlas utilizando para producir, no para ser una víctima de esa organización lineal que el Estado pretende imponer. Nosotros hemos vuelto 200 años al pasado en organización social. La lección que vamos a tener es que más nunca vamos a confiar en charlatanes. Nosotros mismos somos los motores de nuestro progreso. Muchos piensan que nos vamos a recuperar en cuatro generaciones. ¡No vale! Pienso que no. Una vez que cambiemos el diseño político se generarán inmediatamente las condiciones económicas que nos obligarán a dar lo mejor de nosotros para conseguir nuestro propio sustento. Y en ese momento nos vamos a disparar como sociedad.

—La historia tampoco es lineal. La caída del Muro de Berlín se precipita luego de un anuncio de un burócrata mal informado. ¿El problema de Venezuela se puede resolver con alguna intervención del azar?

—Suelo ser un poco más determinista. El Muro de Berlín era difícil saber cuándo iba a caer, pero había ya un movimiento importante de todo ese bloque que la Unión Soviética sostenía a fuerza de petróleo, porque era una potencia petrolera, no industrial, algo que a veces se pasa por alto. En la URSS ya se habían dado cuenta de que el mundo estaba cambiando, de que el petróleo no iba a tener la importancia que había tenido a lo largo de todo el siglo XX. Nosotros todavía no nos hemos dado cuenta de eso, por cierto. Si bien soy optimista sobre el futuro de Venezuela, creo que el gobierno venezolano es muy fuerte. De cada 100 dólares que ingresan a Venezuela, 96 provienen de una industria que controla monolíticamente el gobierno a través de PDVSA. Otro elemento de poder son esos fusiles y armas largas que vemos por la calle: los militares. El régimen económico que tenemos en Venezuela en este momento está montado de tal forma que le da grandes favores a los jerarcas militares. No veo razones fundamentales para que los militares no estén con el gobierno, tienen mucho que perder si las vigentes estructuras de poder caen. Los medios de comunicación tradicionales están controlados en gran medida por el Estado. Sí, pueden surgir eventos inesperados que cambien las cosas. Pero como dicen los marxistas, no creo que haya condiciones objetivas para que ocurran. Podrán ocurrir en el futuro cercano si cambian las condiciones. Tenemos una población que en su gran mayoría quisiera cambios pero no encuentra manera reales de tumbar ese muro de Berlín. Con esto no quiero decir que el poder del gobierno sea absoluto, que va a estar ahí por siempre, todo lo contrario. Más temprano que tarde esas condiciones cambiarán. Pero en este momento lamentablemente no están dadas.

—¿Usted puede explicarnos cómo es la vida en esos raros países que viven sin petróleo?

—Mucho más valioso que el oro negro es la materia gris. Japón es una islita. No tiene recursos naturales. Suiza es un paisito con unas montañas muy bonitas al que la gente va a esquiar. Chile dependía de la exportación de cobre y nitratos, dos materiales cada vez menos importantes para la transmisión de información o la fertilización. Ha logrado desarrollar agricultura, pesca e industria vinícola con alta tecnología. El insumo que más valor agrega a la economía ya no es la energía. La innovación es lo que fue el petróleo a principios de siglo.

Tomada de El Estímulo / Realizada por @alexiscorreia

 

Pedro J. Torres: Rock y ballet se combinan en una obra ambientada en los años 30

noviembre 1, 2016

El rock y el ballet, dos estilos de baile muy diferentes, se combinaron en forma original en la obra “Treinta y tr3s Horas Bar”, una creación del coreógrafo Eduardo Yedro, del Ballet de Santiago de Chile, que fue presentada los días miércoles 26, jueves 27 y domingo 30 de octubre en el Teatro Municipal Ignacio A. Pane ubicado en Asunción, Paraguay. La información fue compartida y saludada desde la Fundación Torres-Picón.

33-horas-bar, obra dancística y musical. Artículo en Chequeando Ideas. FOTO REFERENCIALBajo la dirección de Miguel Bonnin, el Ballet Clásico y Moderno Municipal de Asunción presentó la reposición de la obra estrenada en 2011 por el Ballet de Santiago de Chile; se trata de una pieza inspirada en la música del grupo chileno de rock Los Tr3s, el cual alcanzó gran popularidad en la década de los ’90 del pasado siglo. En esta oportunidad, el acompañamiento musical de la obra estuvo a cargo de la banda paraguaya Dos & Medio, integrada por Francesco y Maximiliano Bonnin, Lucas y Sebastián Manavella y Josué Ibarra, acompañados por el pianista chileno Patricio Meneses, en una escenografía diseñada por Tessy Vasconsellos.

“Estamos repitiendo esta obra a pedido del público y de los bailarines. El maestro Eduardo Yedro volvió para hacer ajustes y estar pendiente de todos los detalles. Me pone contento que esto forme parte de los festejos por los 45 años del Ballet Municipal”, expresó el director Miguel Bonnin.

Treinta y tr3s Horas Bar” es una puesta en escena ambientada en los años 1930 y 1940, que tiene lugar en un bar de fantasía ubicado en el Hotel del Lago de San Bernardino, cuyo paisaje puede verse a través de una ventana. Al ritmo de los temas musicales más célebres del grupo Los Tr3s, se desarrolla una danza innovadora que combina el rock y el ballet, para narrar las historias de cada personaje, cada una de las cuales presenta una realidad distinta a los ojos de sus protagonistas; Nicanor, Lucía, Antonio y La Diva son los personajes principales, acompañados en escena por otros cuarenta bailarines.

El maestro Eduardo Yedro, autor de la pieza, comentó: “Estoy muy contento de estar acá. Encuentro al Ballet Municipal como lo conocí hace cinco años, con mucha fuerza escénica y muchas ganas; realmente los encuentro muy bien. Es un buen equipo”; agregó que en la obra hizo algunos cambios con respecto a la coreografía original, los cuales ya estaban presentes en la versión que se presentó en Paraguay en 2011.

La danza, el baile, la música contribuyen también al buen estado de salud. Pedro J. Torres con la esposa de Sting, la actriz, directora de cine y productora Trudie Styler.

La danza, el baile, la música contribuyen también al buen estado de salud. Pedro J. Torres con la esposa de Sting, la actriz, directora de cine y productora Trudie Styler.

Para el vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres, enfocada en compartir información relevante que reseña las ventajas de las artes y la cultura, como herramientas idóneas para el crecimiento personal y desarrollo, se trata de una creativa e ingeniosa iniciativa que combina géneros de manera exitosa y contagiosa. Saludó y felicitó la puesta en escena.

FTP