Posted tagged ‘innovadora’

Para innovar hay que vencer obstáculos

abril 22, 2017

Para innovar hay que vencer obstáculosInnovar es introducir una novedad, una idea nueva, una nueva manera de hacer las cosas o hacer cosas nuevas, diferentes a las que se venían haciendo; parece fácil, pero no siempre es así. En muchas oportunidades innovar significa enfrentarse a lo establecido, lo consolidado, “lo intocable”, significa saber poner un tema en el centro de atención y hacer a un lado lo que aparenta ser importante pero es realmente intrascendente. Y también significa saber cuándo es oportuno defender un punto y cuándo es preferible “dejar las cosas como están”. Tiene mucho que ver con el cambio y con los cambios, también con la resistencia.

En la mayoría de las empresas e instituciones comúnmente prevalece la práctica de hacer las cosas “como se han hecho siempre”, no importa si es la forma más adecuada, eficiente o no, incluso si es totalmente inconveniente, lo importante es seguir las normas establecidas, sean útiles o no, porque si funcionaron al principio “deben seguir funcionando ahora”; sin embargo, el tiempo pasa, las circunstancias cambian y para seguir el paso lo más conveniente quizás sea introducir ciertas modificaciones, el problema es que quien lo intente probablemente choque contra una pared.

Igualmente problemática es la cuestión de los tiempos; existe una máxima que dice que “todo lo que valga la pena hacer, vale la pena que se haga bien” y hacer las cosas bien implica hacerlas con calma, sin apresuramientos, tomando el tiempo necesario; en la mayor parte de las organizaciones, es una norma el hacer las cosas bien pero, paradójicamente, también se exige que se hagan ya, se requieren resultados inmediatos y, obviamente, una norma se opone a la otra.

Por otra parte, también debe tomarse en cuenta el aspecto relacionado con las personas que pueden llevar adelante los cambios; usualmente, una idea innovadora tiene mayor posibilidad de ser aceptada en la medida en que es planteada por alguien perteneciente a los más altos niveles de poder e influencia dentro de la organización, y aún así por lo general son sólo cambios superficiales, sin mucha trascendencia.

En tales circunstancias, emprender cambios puede convertirse en una tarea difícil, llena de obstáculos impuestos por la misma organización que se pretende renovar; por eso, para llevar adelante con éxito esta tarea hay que comenzar por cambiar la cultura misma de la organización.

Lo más importante es trabajar al mismo tiempo en dos líneas paralelas e interconectadas: la modificación de la estructura y el logro de resultados a corto plazo que servirán de estímulo para apoyar la modificación de la estructura; no obstante, los resultados muy fáciles de alcanzar o a muy corto plazo no son positivos, porque tienden a crear falsas expectativas.

Un ejercicio muy provechoso es la creación de “espacios de interacción y aprendizaje”, esto es, reuniones en las que todos los miembros de la organización tienen la oportunidad de expresar libremente sus necesidades y sus ideas sobre cómo resolver situaciones y problemas.

Como ya se dijo, no es una tarea sencilla, se necesita empeño, tiempo, paciencia, el ánimo de cuestionar los procedimientos habituales, examinar la validez de las ideas tradicionales y atreverse a abrir la mente a nuevas ideas.

LB

Con información de elfinancierocr.com