Posted tagged ‘riesgo’

Innovar de verdad, sin importar el riesgo

mayo 20, 2017

Artículo sobre innovación verdadera en Chequeando Ideas

 

 

 

 

 

 

En la actualidad, en prácticamente todos los campos de la actividad económica, social, política, cultural, educativa, etc. se habla de innovación; en un mundo donde la tecnología alcanza casi todos los campos y niveles, la innovación es “el pan nuestro de cada día”, innovar se ha vuelto casi una moda.

Pero, ¿qué es exactamente la innovación?

La innovación es experimentar nuevas ideas, innovar significa abrir nuevas vías, probar diferentes formas de hacer las cosas, hacer cosas que nadie había hecho antes; innovar implica tomar riesgos, aceptar la posibilidad de fallar y tener que volver a empezar.

La realidad es que la innovación verdadera no es tan frecuente como parece a simple vista; se habla mucho de innovar, pero haciendo cambios sólo de forma, no de fondo; innovar, pero sin arriesgar; innovar, pero en base a lo ya probado y comprobado; innovar, pero sin salir del terreno seguro, del “área de confort”.

Ciertamente, esta forma de “innovar” no garantiza la supervivencia de ningún proyecto a largo plazo, se puede manejar durante un tiempo, pero a la larga siempre surgirán otros proyectos, otras ideas más interesantes que nos apabullarán y nos sacarán de circulación, los ejemplos de caídas estrepitosas abundan, recordemos a Blackberry, Kodak y Blockbuster.

Vijay Govindarajan es uno de los más reconocidos líderes de la innovación a nivel mundial, grandes empresas alrededor de todo el planeta siguen sus consejos y son recompensadas con el éxito. El concepto que promueve Vijay para el cambio de pensamiento y de acción es lo que él denomina “la solución de las tres cajas”, se basa en la religión hindú, que tiene tres deidades principales Vishnu, dios de la preservación; Shiva, dios de la destrucción; y Brahma, dios de la creación. Vijay aplica esta trinidad a su concepto de las tres cajas; la primera es la caja donde se guardan los proyectos del presente, los que se basan en lo conocido, lo seguro; la segunda caja es donde se depositan selectivamente los conceptos el pasado, los que no permiten arriesgar, crecer y evolucionar, y la tercera caja es la del futuro, la caja que recibe la innovación, los conceptos nuevos, y donde se discuten los paradigmas. Cada caja es importante y cumple una función, pero son la segunda y la tercera las que posibilitan el liderazgo en el futuro.

Si se quiere ser realmente un innovador, hay que revisar las tres cajas, ver cuáles proyectos están en la tercera y cuánto estamos dispuestos a arriesgar para experimentar, fallar, aprender e impulsar proyectos en los que creemos aunque nunca se hayan probado; esto equivale a restarle importancia a la estrategia que defiende nuestra posición en el presente, a favor de la estrategia que creará nuestro futuro.

LB

 

Anuncios

Pedro J. Torres: México vive una epidemia de obesidad, afirma reciente estudio

enero 29, 2015

El vocero de la Fundación Torres-Picón, enfocada en prevenir la obesidad y el sobrepeso en niños y niñas, comentó que, “aunque la obesidad es una problemática de salud pública que los mexicanos vienen atendiendo desde el gobierno del presidente Calderón, en la actualidad alcanza cifras y repercusiones preocupantes a pesar de los loables esfuerzos y planes desplegados por la vigente administración”. La OMS ha explicado que se trata de una amenaza global que vulnera los sistemas de salud y acorta la vida de las personas, recordó Pedro J. Torres, quien apoya la prevención y promueve hábitos saludables.

Pedro J. Torres con el expresidente de México Felipe Calderon

Pedro J. Torres con el expresidente de México Felipe Calderon

Hace muy poco se ha corroborado, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) que, la obesidad genera altas pérdidas económicas y reduce la competitividad de ese país debido a que cada vez son mayores los costos para el erario por el tratamiento que requieren las enfermedades asociadas, igualmente reduce la productividad laboral, y genera mayores gastos para la población, así como pérdida de calidad de vida, comparte Pedro J. Torres.

En el estudio “Kilos de más, pesos de menos: Los costos de la obesidad en México” el IMCO evidenció, tomando en cuenta a los pacientes de diabetes mellitus tipo 2 que los costos sociales por dicha enfermedad ascienden a más de 85 mil millones de pesos al año.

De esta cifra, 73% corresponde a gastos por tratamiento médico, 15% a pérdidas de ingreso por ausentismo laboral y 12% a pérdidas de ingreso por mortalidad prematura.

“Esto equivale a la mitad del presupuesto para la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México”, fue indicado por el mencionado instituto.

El IMCO encontró que hay 8 millones 599 mil 374 diabéticos, de los cuales 48% están diagnosticados y reciben tratamiento, y 49% no han sido diagnosticados.

“Anualmente mueren 59 mil 83 personas a causa de dicho padecimiento, de las cuales 45% se encuentran en edad productiva”. Es tremendamente alarmante y lamentable que eso pueda estar sucediendo en el mundo.

El IMCO estima que cada año se pierden más de 400 millones de horas laborables por diabetes, lo que equivale a 184 mil 851 empleos de tiempo completo.

Explica el IMCO que para una persona es 21 veces más barato cambiar de hábitos que tratar una diabetes complicada.

“El costo de un prediabético obeso que modifica su dieta y actividad física es de 92 mil 860 pesos en un acumulado a 30 años del diagnóstico. Sin embargo, si no cambia sus hábitos, por diversas complicaciones médicas puede llegar hasta 1.9 millones de pesos en 30 años, llevando a la bancarrota a su familia”. Esto es un dato importantísimo acotó Torres. En el estudio el IMCO se alerta que México vive una epidemia de obesidad.

“El 73% de los adultos y el 35% de los niños y adolescentes tienen sobrepeso u obesidad, es decir, en total 60.6 millones de personas (el 52% de los mexicanos) sufren de esta condición”.

Para el IMCO, aunque desde el gobierno se han hecho esfuerzos para prevenir la obesidad y la diabetes, “la magnitud de esta epidemia demanda una mejor implementación de las medidas existentes”.

El IMCO recomienda más recursos para la prevención del sobrepeso y obesidad. Desde la Fundación Torres-Picón celebramos ese enfoque o visión. Es válida internacionalmente. Hay que reforzar la prevención para poder vencer la obesidad y el sobrepeso, y así salvar vidas. Además ello permite ahorros significativos en los costos y presupuestos nacionales, para su reinversión en más necesidades y prioridades. Se trata de evitar en el sistema de salud mundial altas pérdidas económicas y muchos fallecimientos.

Para lograr reducir los niveles de obesidad y sobrepeso el IMCO propone 5 acciones:

1.- Definir, a través del presupuesto, la prevención del sobrepeso y la obesidad como una prioridad.

2.- Crear el Sistema Nacional contra la Obesidad.

3.- Fortalecer las acciones en el contexto escolar.

4.- Unificar los criterios y valores de referencia para estas políticas.

5.- Impulsar acciones para aumentar los niveles de actividad física.

Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, añadió que la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el Plan de Acción de la Estrategia Mundial para la Prevención y el Control de las Enfermedades no Transmisibles, incluyendo la obesidad, es una hoja de ruta muy válida para el establecimiento y fortalecimiento de iniciativas de vigilancia, prevención y tratamiento, y en todas las regiones del mundo debemos considerarlo a la hora de tomar y ejecutar medidas.

FTP

Qué solicita y recomienda la OMS ante aumento de la obesidad, explica la Fundación Torres-Picón

mayo 20, 2014

“Ingerir todos los días alimentos sólidos o líquidos con elevado contenido de grasas, azúcar o sal no es bueno para la salud de los adultos y menos para los niños” expresa el vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón. “Es un hecho que, por medio de diferentes recursos y metodologías comerciales, más allá de las campañas publicitarias convencionales, actualmente se promueve y se facilita a los niños” la idea de llevar estilos de vida alimentarios poco saludables: “Esto ocurre en algunas guarderías infantiles, escuelas, liceos, y por supuesto en los supermercados. Allí, en cambio, también se debe crear conciencia, educar, informar respecto a los riesgos para la salud implícitos en el consumo frecuente y exagerado de ciertos productos comestibles y bebidas, en línea con lo que señala la OMS”, comenta Pedro J. Torres.

Naciones Unidas, por medio de la Organización Mundial de la Salud, viene alertando sobre el riesgo epidemiológico que representa la obesidad.

Naciones Unidas, por medio de la Organización Mundial de la Salud, viene alertando sobre el riesgo epidemiológico que representa la obesidad.

-¿Hacia dónde apunta la Organización Mundial de la Salud (OMS)en relación a la publicidad y otras formas de mercadear alimentos y bebidas dirigidas a los niños?

-Se tiene conciencia sobre que se deben realizar campañas comunicacionales de gran alcance, centradas principalmente en educar, en hacer prevención respecto al consumo frecuente y excesivo de productos ricos en grasas, azúcar o sal, y los efectos negativos que este hábito tiene en la salud. Existen suficientes datos,hay evidencia estadística que demuestra que la publicidad televisiva influye en las preferencias alimenticias y las pautas de comportamiento y consumo de la población infantil.

“Pero también, es un hecho que por medio de diferentes recursosy metodologías comerciales, más allá de las campañas publicitarias convencionales, actualmente se promuevey se facilita a los niños el acceso a esos productos:Esto ocurre en algunas guarderías infantiles, escuelas, liceos, y por supuesto en los supermercados. Allí, en cambio, también se debe crear conciencia, educar, informar respecto a los riesgos para la salud implícitos en el consumo frecuente y exagerado de ciertos productos comestibles y bebidas, en línea con lo que señala la OMS”, dice Pedro J. Torres.

-Mundialmente se calcula en unos 43 millones,el número de menores de cinco años obesos o con sobrepeso. Entonces, para garantizar que los niños y niñas puedan desarrollarse en un entorno saludable, es que la OMS, institución dependiente de las Naciones Unidas,ha diseñadoun cuerpo de recomendaciones a tomar en cuenta en materia de promoción dirigida a los niños de alimentos y bebidas:

  1. La finalidad de las políticas debe ser reducir el impacto que tiene sobre los niños la promoción de alimentos ricos en grasas saturadas, ácidos grasos de tipo trans, azúcares libres o sal.
  2. Dado que la eficacia de la promoción depende de la exposición y el poder del mensaje, el objetivo general de las políticas debe ser reducir tanto la exposición de los niños como el poder de la promoción de los alimentos ricos engrasas saturadasácidos grasos de tipo trans, azúcares libres o sal.
  3. Para lograr la finalidad y los objetivos de las políticas, los estados miembros deben considerar diferentes métodos, es decir, el progresivo o el integral, para reducir la promoción de alimentos ricos en grasas saturadas, ácidos grasos de tipo trans, azúcares libres o sal dirigida a los niños.
  4. Los gobiernos deben establecer definiciones claras de los componentes esenciales de las políticas que permitan un proceso de aplicación normalizado. Esto facilitará la aplicación uniforme, con independencia del organismo que se encargue de ella. Al establecer las definiciones esenciales, los estados miembros tienen que reconocer y abordar cualquier desafío nacional específico con miras a obtener el máximo impacto de las políticas.
  5. Los entornos donde se reúnen los niños deben estar libres de toda forma de promoción de alimentos ricos en grasas saturadas, ácidos grasos de tipo trans, azúcares libres o sal. Dichos entornos incluyen, sin carácter limitativo, guarderías, escuelas, terrenos escolares, centros preescolares, lugares de juego, consultorios y servicios de atención familiar y pediátrica, y durante cualquier actividad deportiva o cultural que se realice en dichos locales.
  6. Los gobiernos deben ser la parte interesada clave en la formulación de las políticas y aportar el liderazgo, mediante una plataforma múltiple de partes interesadas, para la aplicación, la vigilancia y la evaluación. Al establecer el marco normativo nacional, los gobiernos pueden optar por asignar funciones definidas a otras partes interesadas, sin menoscabo de proteger el interés público y evitar los conflictos de intereses.
  7. Teniendo en cuenta los recursos, los beneficios y las cargas de todas las partes interesadas involucradas, los estados miembros deben considerar el método más eficaz para reducir la promoción de alimentos ricos en grasas saturadas, ácidos grasos de tipo trans, azúcares libres o sal dirigida a los niños. El método que se elija deberá establecerse dentro de un marco concebido para lograr los objetivos de las políticas.
  8. Los estados miembros deben cooperar para poner en juego los medios necesarios para reducir el impacto de la promoción transfronteriza (de entrada y de salida) de alimentos ricos en grasas saturadas, ácidos grasos de tipo trans, azúcares libres o sal dirigida a los niños, con objeto de que las políticas nacionales logren el máximo impacto posible.
  9. El marco normativo debe especificar los mecanismos de cumplimiento y establecer sistemas para su aplicación. Esto debe incluir definiciones claras de las sanciones y podría incorporar un sistema para la presentación de quejas.
  10. Todos los marcos normativos deben incluir un sistema de vigilancia para velar por la observancia de los objetivos establecidos en las políticas nacionales, valiéndose para ello de indicadores claramente definidos.
  11. Los marcos normativos deben incluir también un sistema para evaluar el impacto y la eficacia de las políticas sobre su finalidad general, valiéndose para ello de indicadores claramente definidos.
  12. Se alienta a los estados miembros a recabar la información existente sobre la magnitud, la naturaleza y los efectos de la promoción de alimentos dirigida a los niños dentro del territorio nacional. Se les alienta asimismo a apoyar nuevas investigaciones en esta esfera, especialmente las que vayan dirigidas a aplicar y evaluar políticas para reducir el impacto sobre los niños de la promoción de alimentos ricos en grasas saturadas, ácidos grasos de tipo trans, azúcares libres o sal.

“Eso es lo que solicita y recomienda la OMS ante el aumento de la obesidad, en cuanto a promoción publicitaria se refiere. Lo complementa con la necesidad y conveniencia de estimular el ejercicio físico, la práctica de deportes, y el consumo de agua potable para hidratarnos”. Comer balanceadamente, ingiriendo y rotando múltiples alimentos sanos, refrescarnos con agua potable y activarnos, movernos, caminar con regularidad “son claves”, finaliza Pedro J. Torres, presidente de la Fundación Torres-Picón.

Fuente: Diferentes medios web