Posted tagged ‘Turismo’

China venderá en su costa este 500 islas deshabitadas

marzo 11, 2015

Pequeñas islas chinasLa provincia oriental china de Shandong pondrá a la venta este mes más de 500 pequeñas islas deshabitadas en su costa, según informó hoy el oficial Diario del Pueblo en su versión electrónica.

Los compradores, en todo caso, sólo tendrán derechos de desarrollo de estas islas durante 50 años, y los perderán si durante 24 meses tras la compra no inician ningún proyecto en estos terrenos.

Con este proyecto la provincia busca diversificar a sectores como el turístico o el inmobiliario sus islotes costeros, ya que actualmente la gran mayoría de las actividades económicas que se llevan a cabo en ellos están relacionadas con la pesca y la agricultura.

La iniciativa se anuncia pocos días después de que la página china de comercio electrónico Taobao (parte del grupo Alibaba) lograra subastar en apenas 12 horas tres pequeñas islas de Fiji, Grecia y Canadá.

Fuentes: Agencia EFE y noticias.yahoo.com

 

Anuncios

Ejemplo y mensaje

agosto 20, 2009

Inspirar, resistir y disfrutar

Maickel Melamed es pura inspiración. A sus 34 años no se cansa de llevar esperanza y alegría a todas las personas. Su mensaje va enfocado hacia la constancia, el esfuerzo y el deseo de vivir, de ser cada vez mejor. Un día este caraqueño con dificultades motrices aprendió a decir “Yo lo hice”. Y con curiosidad y mucha decisión ha transformado cada sueño en realidad.

Amante de los deportes extremos, ha sabido llevar su mensaje a todos los rincones. En medio de una actividad deportiva, en un salón de clases o desde un auditorio mientras dicta una charla motivacional. Ha sacado tres carreras: economía, filosofía y psicoterapia, actualmente ofrece consultorías en desarrollo organizacional y es colaborador del proyecto Paz con Todos.

“Todo lo hago para divertirme, para disfrutarlo, es para gozármelo y para hacer cosas que a mi me llenen. Y también como medio para que otros puedan llegar a sus propias cumbres, para que otros puedan incluso empezar a soñar. Porque ese es el tema. Hay gente que ni siquiera sueña, entonces ¿Cómo viven?”.

Maickel nació en Caracas, el 27 de abril de 1975, tras un complicado trabajo de parto. “Yo nazco con doble vuelta de cordón umbilical alrededor del cuello. El doctor decide hacer un parto natural. Lo que hace es que me hala, me saca ahorcado, asfixiado por el cordón, dejándome sin oxigeno, sin movimiento, sin sonido … pasaron tres minutos hasta que llegara una bombona … y cuando llega y la conectan resulta que estaba vacía … En vez de oxigeno me echan aire y matan todas las células de mi medula espinal. Yo quedé como una masa inerte, hipotónica completamente … Gracias al cielo, la parte que se afectó fue la médula espinal, la corteza y la parte cerebral no se vieron afectadas”.

Hace tres años se atrevió a subir al Pico Bolívar y no solo eso. “De extremo he hecho de todo. Paracaídas, parapente, surf. La primera cosa extrema que hice en mi vida fue agarrar unos patines en línea con una prima que está más loca que yo. Yo veía los patines, la veía a ella y me lancé por una bajada. También hice buceo, y por ahí todavía tenemos una pendiente con Carlos Coste, para hacer Apnea”. Ahora está decidido a recorrer los 42 kilómetros más famosos del mundo: el maratón de Nueva York.

Nos enteramos que otro de sus sueños y realidades lo constituye el Auyantepui, el Salto Ángel, una expedición maravillosa donde más allá de los límites físicos uno se enfrenta a sus miedos al escalar una pendiente. Su idea es tener más amor que temor.

Su ejemplo también es un mensaje: Hay dos maneras de acercarse a la vida. Una es con miedo y otra es con curiosidad.

“Creo que en Venezuela hay una cultura de miedo a ser diferente, una cultura de miedo a no lograr. Pero creo además que estamos en un momento muy positivo y trascendente … con los chamos están pasado cosas increíbles”.

-Estamos llevando a cabo toda una campaña para celebrar en Caracas el Día Internacional de la Paz, se llama Paz con Todo y lo que vamos a usar es ese día como medio para darle la oportunidad a la gente de ser fuente permanente de paz. La paz significa vida, significa que alguien no muera, significa que alguien pueda realmente vivir con calidad, tranquilo, precisamente en paz con todo.

Fuente y entrevista completa recomendada: Revista FORTIUS / Edición Julio-Agosto de 2009

Camino hacia un nuevo concepto de turismo

marzo 22, 2009

La conservación debe ser consecuencia del desarrollo social

“Es casi ridículo llevar el discurso ambientalista de las florcitas, los arbolitos y los pajaritos a un campesino que tiene que alimentar a su familia con una cosecha de patatas al año”, sentencia Yves Lesenfants en perfecto castellano. Desde Mérida, Venezuela, este biólogo, nacido en Bélgica y especializado en ecología en Francia, resume la contradicción que lo llevó a idear el Programa Andes Tropicales (PAT), con base en el corazón del páramo venezolano.  

Cuando a principios de los años ´90 los biólogos discutían cómo hacer que el desarrollo social fuera ecológicamente sostenible, Yves invirtió los términos del debate. Para él, “el truco era al revés. Había que mejorar las condiciones de vida de manera que la conservación se volviera un proceso automático”. El inminente avance del turismo en esas zonas remotas le dio la pauta de cómo seguir: “Si el contacto era inevitable, lo que podíamos hacer era sensibilizar a las poblaciones sobre qué tipo de turismo es positivo para su cultura y ayudarlos a organizarse para ofrecerlo”.

La combinación de esos diagnósticos derivó en 1995 en el PAT, que hoy compite en El Desafío del Geotourism 2009: gente, cultura y territorio, lanzado por Ashoka Changemakers y National Geographic. Se trata de una alternativa de turismo de base comunitaria en la que los campesinos brindan servicios turísticos y reciben en sus pueblos a viajeros ávidos de nuevas experiencias, en un esfuerzo de ambas partes por favorecer a las comunidades, preservar la naturaleza y alcanzar un intercambio cultural auténtico a prueba de voyeurismo.

A 14 años de esos primeros pasos en las montañas de Mérida, el PAT ya tiene réplicas exitosas en el altiplano boliviano y el noreste argentino, y sigue creciendo. Aunque hasta ahora proveían de productos turísticos a agencias externas, están por lanzar el sitio www.ekkaiatravel.com, donde los potenciales viajeros podrán informarse y contratar directamente los recorridos.

Yves explica que para generar impactos ambientales positivos la conservación debe ser parte de un negocio. “Si a un campesino que necesita cuatro hectáreas de cultivo le dices que no puede usarlas por la biodiversidad, no se va a interesar. Ahora, si le enseñas a hacer que dos hectáreas rindan el doble, él se beneficia y a la vez evita la deforestación”.

El avance inevitable

Sin aguardar a llegue que la pregunta, Yves plantea la duda sobre si el turismo de base comunitaria destroza o no a las culturas locales. Y se autoresponde: “El turismo es la industria más grande del mundo y lamentablemente ya no hay ningún rincón del planeta que escape a eso”. Y continuó: “Creemos que es mejor preparar a las comunidades para que sean reactivas a cualquier oferta invasiva, desde el inversionista que quiere comprar la mitad de un pueblo para hacer un resort hasta el guía que crea situaciones artificiales para que los turistas las vean”.

También ahonda en el costado positivo, y señala que el turismo es una buena excusa para crear nuevos liderazgos: si cambiar la forma de cosechar la papa es sumamente difícil por lo arraigada que está en la cultura local, la innovación en turismo no encuentra resistencia al cambio porque no tiene precedentes. De todas formas, lo que visto en retrospectiva es una ventaja evidente, en inicios presentó un importante desafío a los impulsores del PAT.

Sí se puede

“La primera barrera fue la falta de autoestima de las comunidades”, recuerda Yves. “Decían que el turismo era muy interesante pero que no era para ellos, que lo tenía que manejar gente de la ciudad”. Pero los campesinos han demostrado una gran habilidad para lograr un producto auténtico: una vez conquistada la autoconfianza, la apuesta se duplicó. En miras a operativizar el desarrollo de las prestaciones, Yves creó el Fondo de Crédito Verde, un sistema de microcréditos que los campesinos usan hasta la actualidad para fines tan variados como la inversión en estructura sanitaria y la compra de una mula o un refrigerador.

De todos = ¿De nadie?

“Hay una idea de que en el turismo comunitario todo debe ser común, pero a la larga los servicios terminan siendo de todos y de nadie”, critica Yves, y señala esa falta de corresponsabilidad como una de las causas de que Latinoamérica sea hoy “un enorme cementerio de proyectos que no funcionan”. Para esquivar ese desenlace, el PAT se organiza en torno a redes de microempresas familiares: cada uno cuida su negocio, pero se relaciona con el resto en un circuito integral de servicios. “El que tiene el alojamiento se vincula con el guía, y ese con el que tiene la mula, y aquel con el que puede hacer una comida. Están todos conectados para ofrecer un producto de calidad”, cuenta.

Voyeurs, abstenerse

“Una cosa es ver comunidad y otra muy distinta es hacer turismo de base comunitaria. Los que quieren ver lo mal que están las comunidades para elevar su nivel de autosatisfacción son voyeurs antropológicos, y eso es lo que hay que evitar”, dictamina Yves con tono serio.

Sin embargo, en el PAT, la realidad que se vive es otra: el campesino recibe al turista con mucha autenticidad, lo invita a convivir con su comunidad y conoce a través de él una porción de su cultura de origen. Para ilustrar su sorpresa por el nivel de intercambio, cita dos testimonios: por un lado, el de un turista español que vivió el tour como “una lección de humildad y de descubrimiento de otros valores”. Por otro, el de un campesino que le confesó: “No he viajado mucho, pero con cada turista siento que conozco un nuevo sitio del mundo”.

Fuente: Escrito por Shirly Said para Changemakers Latinoamérica

changemakersla@ashoka.org

www.changemakers.net

Diez millones de dólares para innovaciones turísticas

marzo 17, 2009