Posted tagged ‘Universidad Simón Bolívar’

FY y USB crean alianza en pro de la alfabetización científica en Venezuela

enero 15, 2019

Nota en Chequeando IdeasLa fundación y la casa de estudios superiores pondrán en marcha el Plan de Incentivo para la Alfabetización en Ciencias de estudiantes y docentes preuniversitarios partiendo con la entrega de 100 becas

Con el objetivo de respaldar un programa de formación de jóvenes científicos en Venezuela, la Fundación Yammine (FY) estableció una alianza con la Universidad Simón Bolívar (USB).

Moshed Yammine, director de la FY, señaló que se trata de un acuerdo firmado con el rector de la casa de estudios para poner en marcha el Plan de Incentivo para la Alfabetización en Ciencias de estudiantes y docentes preuniversitarios que impulsa la USB, desde el Centro de Divulgación de la Ciencia y Museo Interactivo de Ciencias (Didactrón).

De acuerdo con el rector de la USB, Enrique Aurelio Planchart Rotundo, el programa busca alfabetizar a niños, adolescentes y profesores de secundaria en aspectos científicos, investigativos y tecnológicos a fin de prepararlos para las nuevas exigencias y evolución del mundo moderno.

En este sentido, la Fundación tomó el compromiso de asignar un total de 100 becas destinadas a jóvenes de educación media (de primer a tercer año de liceo) en edades comprendidas entre 12 a 16 años al igual que para sus docentes.

Cabe destacar, que el presupuesto irá dirigido al diseño, producción y reproducción de material didáctico-educativo, logística de participación, refrigerios, diseño, producción y edición de material audiovisual educativo e información.

KL/RadioRumbos.Net

Con información de El Sumario.

Anuncios

“Mucho más valioso que el oro negro es la materia gris”

enero 20, 2017

“Con la ayuda de la ciencia sin violencia, con amor pero con firmeza, se eliminan toda superstición, mentira y error”, escribe Dimitri Mendeleiev, el descubridor de la tabla periódica de elementos, en la dedicatoria a su madre moribunda que es uno de los más bellos manifiestos a favor del estudio del método científico

El portal informativo venezolano El Estímulo entrevistó al rector Scharifker, el entrevistado se refirió a la crisis en Venezuela, a la fuga de talentos y al medio universitario. Republicamos dicha conversación y buen trabajo periodístico.

Nota en Chequeando Ideas

El ex rector de la Universidad Simón Bolívar y actual de la Universidad Metropolitana.

Benjamín Scharifker ha desandado el camino inverso: es un químico que cada vez se ha ido acercando más a los asuntos mundanos que no pueden analizarse en una pipeta: “A los 20 años pensaba que la verdad la iba a conseguir exclusivamente en la ciencia pura. Ahora creo que la tengo que buscar en muchos lugares”.

El ex rector de la Universidad Simón Bolívar y ahora de la Universidad Metropolitana compara al gobierno venezolano con THRUSH, aquella organización malvada de la vieja serie El agente de CIPOL que tenía como objetivo sembrar el caos, y es uno de los pocos analistas a los que usted escuchará decir abiertamente que el núcleo que se cohesiona alrededor de Nicolás Maduro dista mucho de una fisión atómica.

—¿Cuánto está contribuyendo Internet a evitar el aislamiento total de las universidades venezolanas?

—No nos damos cuenta de eso, pero hace 25 años Internet no existía y ha cambiado mucho la forma en que trabajamos. Hemos sufrido mucho la migración de talento. Mantengo un grupo de investigación en la USB y un buen número de sus miembros sencillamente se han ido del país. Entre ellos la mayoría de los profesores con los que solía colaborar y estudiantes que ya no pueden terminar sus tesis en Venezuela por falta de equipos y reactivos. Varias de nuestras investigaciones han tenido que ser completadas en el exterior, y las completamos gracias a Internet.

—Junto a la fuga de talento, ¿hay una fuga de conocimiento?

—La fuga de talento no creo que sea una pérdida de conocimiento. El conocimiento es un activo que cuando se da no se pierde. Cuando lo comparto con otra persona no pierdo nada de ese conocimiento, al contrario. La otra persona lo va a enriquecer y seguramente lo va a compartir conmigo también. El conocimiento es el activo más importante de la humanidad en este momento. Estamos perdiendo un valor monetario muy importante cada vez que una persona formada trabaja y crea en el exterior. Pero al mismo tiempo es una oportunidad de relación y de adquisición de nuevos conocimientos.

—¿Los chamos venezolanos tienen estímulo para estudiar ciencias, así sea para emigrar?

— Rafael Reif, el venezolano que preside el Instituto de Tecnología de Massachusetts, recomendó al nuevo gobierno en Estados Unidos que estimule el estudio de las ciencias básicas. Él es ingeniero, su tema son las ciencias aplicadas. Pero él sostiene que debe estimularse la química, la física y la biología. Sobre ese fundamento se construyen todas esas aplicaciones para curar el cáncer o resolver el hambre. Uno puede contar con los dedos de una mano a los que están estudiando para ser profesores de física o matemáticas en el Pedagógico. Al no haber profesores, no hay estudiantes de bachillerato que logren interesarse por la ciencia porque no la conocen. Además ahora vemos un cambio de currículo en el que las materias científicas desaparecen, se aglutinan en una cosa que se llama área científica. Ya no hay química, física, biología. Se supone que el estudiante va a aprender realizando proyectos. Conceptualmente puede ser interesante. Realmente no tengo muchas objeciones de fondo a ese proyecto. Pero necesitarías profesores, gente que oriente, materiales, equipos, laboratorios. El propio gobierno pareciera que hiciera todo lo posible por desvalorizar la ciencia. Creo que es el único país del mundo en donde se desestimula la creación intelectual. Desde 2003 ya tenemos aproximadamente 13 años en los que no se registran patentes hechas en Venezuela. Se registran las que trae del exterior, por ejemplo, una empresa farmacéutica. Pero cuando un residente en Venezuela mete un invento en la oficina de patentes para proteger su propiedad intelectual, no se procesa.

—Claro, porque ahora el conocimiento es de todos.

—Cuando yo estaba de rector en la USB, me tocó hacer un convenio con Eduardo Samán, el señor que fue director de lo que ahora se llama Sundde, de la oficina de propiedad intelectual y también ministro de Comercio. Algo relacionado con metrología, estandarización de pesos y medidas. Mientras ajustábamos detalles del convenio, me comentó que iban a eliminar las patentes precisamente porque el conocimiento era de todos. Le hice una serie de preguntas que lamentablemente no tuvieron no han tenido respuestas después. ¿Cómo se estimula que la gente se dedique a la creación, si eso no va a rendir ningún retorno? ¿Por simple altruismo? Es una idea muy espiritual. Pero aparte del espíritu tenemos que alimentar otras cosas. A lo largo de estos 18 años nos hemos vuelto cada día más dependientes del Estado. Si el plan es hacer a las personas vasallas del Estado, la no protección a la propiedad intelectual va en ese sentido.

—Con la actual depauperación universitaria, ¿cuánto más se sostendrá la leyenda dorada del venezolano que sale bien preparado al exterior?

—Alarma escuchar que, en los actos de graduación, la mayoría de los estudiantes te dice: yo estoy buscando irme para el exterior, aquí no tengo oportunidades. Cuando uno vuelve a tener contacto con esas personas que hace dos, tres o cuatro años egresaron de la universidad, en la mayoría de los casos les va muy bien. Efectivamente las universidades venezolanas estamos preparando personas que en el nivel internacional tienen una alta competitividad, bien sea para ocupar un puesto laboral o seguir estudios de posgrado. Pero esa ventaja no tiene porqué permanecer por mucho tiempo si los profesores se siguen yendo, si el atraso tecnológico que estamos sufriendo en las universidades se perpetúa. En mi laboratorio de investigación yo me sorprendo porque nunca antes había tenido estudiantes tan brillantes. Lamentablemente nuestro capital profesoral es menor y eso significa más carga de trabajo para uno. Pero producen conocimiento de muy buena calidad. El talento de los jóvenes venezolanos no depende de ese atraso tecnológico y esa fuga de talento que estamos empezando a acumular. El reto que tenemos en las universidades es mantener ese entusiasmo, esa capacidad de los jóvenes de crear nuevos conocimientos, porque de eso es lo que se trata una universidad.

—¿Cuál es la composición química del venezolano actual?

—Políticamente estamos muy desorientados. Producto, posiblemente, del descreimiento de los partidos y de la política como forma de resolver problemas sociales. Hasta Carlos Andrés Pérez dejó de creer en el partido dentro del que había llegado al poder. Empezaron a surgir oportunistas. Hasta personas que llegaron a ser presidentes de Venezuela en una segunda oportunidad capitalizaron ese descontento y lograron conformar un chiripero, que llamaban. Esa antipolítica no ha cesado. Se ha venido más bien acrecentando. En este momento hay un descreimiento total del gobierno, pero tampoco tenemos una alternativa creíble. La MUD podrá estar cargada de buenas intenciones, pero no parece tener el poder real de conformar una unidad política lo suficientemente robusta como para orientar a la población. Químicamente no tenemos una composición definida. Somos una masa amorfa que busca orientación. Los filósofos griegos sostenían que la política era el arte por encima de todos los artes. El arte supremo. Cuando yo era estudiante y los leía pensaba: “Estos tipos están equivocados, la política es una cosa tan sucia”. Pero ahora sé que tenían toda la razón. La sociedad necesita orientaciones políticas, ideologías, utopías que perseguir. Somos un país sin utopías. Nos faltan ideologías creíbles. Yo recomiendo la lectura del Plan de la Patria, es un poema bellísimo. Nada de lo que dice es realizable. El último de sus postulados es salvar al planeta: ¡nosotros, los venezolanos, tenemos como misión salvar a la Tierra! A mí aquello me recuerda a la Albania de Enver Hoxha: un sistema totalitario que se basa en una obra de ficción. Los venezolanos estamos desesperadamente sedientos de ideas salvadoras, más que de líderes salvadores.

—Hemos aprendido a esperar al camión que trae la harina y calcular para cuántos va a alcanzar el pan. ¿Hay unknow how aprovechable de la crisis?

—Vamos a sacar varias lecciones importantes. Detrás de cada cola hay un militar con un fusil, detrás de cada camión hay un documento que tiene que haber autorizado que ese camión se traslade. Vamos a aprender que la sociedad es tan compleja que no puede ser manejada de esa manera tan lineal. Ilia Pregogine, premio Nobel de Química en 1977, sostenía que la autoorganización es un elemento fundamental de los sistemas complejos. ¡Tenemos un sistema de gobierno que no reconoce la complejidad del sistema! Una de las lecciones que vamos a tener es que no podemos confiar a nadie nuestra propia organización. Tenemos que tener estructuras capaces de organizarse a sí mismas. Una sociedad que garantice su progreso gracias a su propio esfuerzo, su propio trabajo, su propio flujo de materia y energía. Y no los flujos que un militar decida. Esas dos horas en la cola del pan debería estarlas utilizando para producir, no para ser una víctima de esa organización lineal que el Estado pretende imponer. Nosotros hemos vuelto 200 años al pasado en organización social. La lección que vamos a tener es que más nunca vamos a confiar en charlatanes. Nosotros mismos somos los motores de nuestro progreso. Muchos piensan que nos vamos a recuperar en cuatro generaciones. ¡No vale! Pienso que no. Una vez que cambiemos el diseño político se generarán inmediatamente las condiciones económicas que nos obligarán a dar lo mejor de nosotros para conseguir nuestro propio sustento. Y en ese momento nos vamos a disparar como sociedad.

—La historia tampoco es lineal. La caída del Muro de Berlín se precipita luego de un anuncio de un burócrata mal informado. ¿El problema de Venezuela se puede resolver con alguna intervención del azar?

—Suelo ser un poco más determinista. El Muro de Berlín era difícil saber cuándo iba a caer, pero había ya un movimiento importante de todo ese bloque que la Unión Soviética sostenía a fuerza de petróleo, porque era una potencia petrolera, no industrial, algo que a veces se pasa por alto. En la URSS ya se habían dado cuenta de que el mundo estaba cambiando, de que el petróleo no iba a tener la importancia que había tenido a lo largo de todo el siglo XX. Nosotros todavía no nos hemos dado cuenta de eso, por cierto. Si bien soy optimista sobre el futuro de Venezuela, creo que el gobierno venezolano es muy fuerte. De cada 100 dólares que ingresan a Venezuela, 96 provienen de una industria que controla monolíticamente el gobierno a través de PDVSA. Otro elemento de poder son esos fusiles y armas largas que vemos por la calle: los militares. El régimen económico que tenemos en Venezuela en este momento está montado de tal forma que le da grandes favores a los jerarcas militares. No veo razones fundamentales para que los militares no estén con el gobierno, tienen mucho que perder si las vigentes estructuras de poder caen. Los medios de comunicación tradicionales están controlados en gran medida por el Estado. Sí, pueden surgir eventos inesperados que cambien las cosas. Pero como dicen los marxistas, no creo que haya condiciones objetivas para que ocurran. Podrán ocurrir en el futuro cercano si cambian las condiciones. Tenemos una población que en su gran mayoría quisiera cambios pero no encuentra manera reales de tumbar ese muro de Berlín. Con esto no quiero decir que el poder del gobierno sea absoluto, que va a estar ahí por siempre, todo lo contrario. Más temprano que tarde esas condiciones cambiarán. Pero en este momento lamentablemente no están dadas.

—¿Usted puede explicarnos cómo es la vida en esos raros países que viven sin petróleo?

—Mucho más valioso que el oro negro es la materia gris. Japón es una islita. No tiene recursos naturales. Suiza es un paisito con unas montañas muy bonitas al que la gente va a esquiar. Chile dependía de la exportación de cobre y nitratos, dos materiales cada vez menos importantes para la transmisión de información o la fertilización. Ha logrado desarrollar agricultura, pesca e industria vinícola con alta tecnología. El insumo que más valor agrega a la economía ya no es la energía. La innovación es lo que fue el petróleo a principios de siglo.

Tomada de El Estímulo / Realizada por @alexiscorreia

 

Carro venezolano “Catatumbo” del equipo USB Solar debe ser alistado para pruebas

julio 21, 2014

Logo USB SolarEn las competencias internacionales que chequean este tipo evolucionado de vehículos, Colombia, Chile y Venezuela son los países que participan por Latinoamérica.

La carrera de los estudiantes nacionales es contra el tiempo y por recursos, pero les sobra talento, dedicación, entusiasmo y esperan contar con el apoyo de todos, gracias a patrocinarte.net plataforma que en línea con nuevas tendencias y apoyándose en tecnología segura, facilita a cualquier usuario conocer más sobre el proyecto y prestar su colaboración haciendo el aporte que desee. Una iniciativa poderosamente innovadora en cada una de sus partes. El reto es competir con otras universidades y mejorar el quinto lugar obtenido en el anterior “Word Solar Challenge”.

Treinta jóvenes en la Universidad Simón Bolívar (USB) han invertido valioso tiempo, incluyendo madrugadas, en la creación de un vehículo movido por la energía irradiada por el Sol. USB Solar es un proyecto que inició en 2006 y reúne a estudiantes que diseñan y construyen vehículos solares. Carlos Osorio, uno de los líderes del grupo, explicó en una entrevista concedida a un canal de televisión que una de las razones superiores que los motivan es complementar lo aprendido en las aulas de clase, llevándolo a la práctica. “Participan estudiantes de todas las facultades de Ingeniería. La idea central es llevar a la realidad todas las teorías. Incluso de esta iniciativa han surgido varios proyectos de tesis de grado”.

Para octubre de 2014, el equipo USB Solar aspira que “Catatumbo”, que es el nombre del carro que con diseño de “ala de avión” han diseñado y vienen construyendo, esté listo para ser probado en pista. Un mes después, en noviembre de este año será la “Carrera Solar Atacama 2014″ en el desierto chileno. El plan es participar en ese torneo de universidades y mejorar el quinto lugar que se logró en la competencia previa del “Word Solar Challenge”.

¿Cuál es el adelanto del proyecto, su estado actual?

Hasta ahora el Catatumbo tiene 90% de la carrocería. Los controles electrónicos y la suspensión están listos, informa Osorio, quien es el único integrante del grupo con estudios de pregrado completos. Ahora realiza una maestría en Electrónica de Potencia.

En menos de cuatro meses deben recaudar fondos y tener acceso a divisas para concluir la construcción del Catatumbo -adquirir las baterías y los paneles solares- y para los gastos operativos del equipo en cuanto a su desplazamiento y hospedaje al participar en la competencia internacional. Osorio comparte que una de las más grandes dificultades, además de las propias que supone la construcción desde cero de un carro que alcanzará la velocidad de 100 kilómetro por hora, es explicar, lograr comprensión y compromiso de los potenciales patrocinadores acerca de lo importante que es en sí mismo este proyecto.

USB Solar. Proyecto Catatumbo. Apoyo gráfico

¿Avanzada tecnología venezolana automotriz?

“En las competencias internacionales solo participan Colombia, Chile y Venezuela por los países latinoamericanos. Es importante tener una presencia en estos concursos, sobre todo por lo que se obtiene en materia de capacitación técnica de los participantes”. Al destacar el valor pedagógico de estas iniciativas, complementa que las grandes compañías automotrices asisten a las competencias, observan, monitorean las ideas innovadoras, chequean el desempeño, las formas de aplicar las nuevas tecnologías, de solucionar problemas y también miran el talento humano. “Puede que los vehículos del futuro tengan tecnología venezolana”.

El equipo de USB Solar es entusiasta e innovador. Para la recolección de fondos han utilizado una de las más recientes herramientas de patrocinio. Los estudiantes muestran su proyecto en la plataforma patrocinarte.net (sitio web que permite a emprendedores y creadores dar mayor visibilidad a sus propuestas y captar dinero de personas que crean en ellos o que compartan afinidad por su producto, obra o causa) donde cualquier usuario puede obtener más información y hacer el aporte que desee.

“Solo pensar que otras universidades cuentan de entrada con presupuestos que llegan al millón de dólares, mientras que en el mejor de los casos nosotros aspiramos un 10% de ese monto, es algo que desanimaría a muchos, pero no es nuestro caso, patrocinarte.net ha sido una gran ayuda. En pocas semanas muchas personas han contribuido y eso nos tiene muy entusiasmados”.

Los muchachos siguen internados en el taller. Se turnan con sus estudios y entre ellos para seguir trabajando en el Catatumbo y completar el sueño de llevar a Venezuela a uno de los topes de la ciencia aplicada en el mundo, es lo que se escucha por los pasillos y en las cafeterías de la Universidad Simón Bolívar.

Fuente: http://informe21.com/ciencia-y-tecnologia/carro-venezolano-%E2%80%9Ccatatumbo%E2%80%9D-del-equipo-usb-solar-debe-ser-alistado-para-prueba

 

TEDxUSB: Conocimiento innovador será compartido por 18 conferencistas el próximo sábado

marzo 3, 2012

El evento, TEDxUSB, el próximo sábado, coorganizado por la Universidad Simón Bolívar y la Asociación Civil Eureka, con apoyo del vicerrector William Colmenares, y el auspicio de empresas comprometidas con el futuro, reúne expositores nacionales e internacionales de primera línea que harán uso intensivo de las nuevas tecnologías de comunicación, para divulgar sus visiones innovadoras y presentar nuevos ámbitos del conocimiento

Vista parcial del campus de la USB en SartenejasEl próximo sábado 10 de marzo, por medio de 18 conferencias reflexivas e impactantes -a cargo de especialistas diversos- se realizará el TEDxUSB, donde serán presentadas visiones innovadoras y nuevos ámbitos del conocimiento. Esto, desde el estudio de TV de la Universidad Simón Bolívar y en otros de sus espacios dentro del campus en Sartenejas.

Eventos TEDLos eventos TED son conjuntos de charlas cortas (máximo 18 minutos), que presentan ideas o proyectos brillantes que merecen ser difundidos. El portal de este evento es http://tedx.usb.ve

El TEDxUSB se realizará en los estudios de grabación de la Universidad Simón Bolívar, para un público máximo de 150 personas y será retransmitido en vivo y directo a través de pantallas gigantes para varios cientos de personas en el complejo de auditorios de la universidad, todo esto ubicado en el campus universitario. También se transmitirá de forma libre en Internet por medio del canal http://www.youtube.com/TEDxUSB

El elenco de conferencistas y temas es el siguiente: Eli Bravo (viene desde Miami), moderador y conferencista con “La inspiración es más que pensamiento positivo”. Carlota Pérez (viene desde Londres), “Un futuro para América Latina: Tecnología, Recursos Naturales e Inclusión Social”. William Nazaret (viene desde NY), “Cuando la pobreza no es una opción”. Guido Nuñez-Mujica (viene desde Santiago de Chile), “Tecnoliberación”. Augusta y Miguel Modestino (vienen de California), “Desarrollo promovido desde el lab”. Daniel Loreto (viene desde NY), “Transformación Social de Internet”. Maritza Guaderrama (viene desde Madrid), “Innovación Centrada en Personas”. Leo Blanco (viene desde Boston), “África Latina. María Guinand, “Programa para el Desarrollo Social: Construir Cantando. Gustavo Reyes, ”Wayra: acelerando el futuro”. Izaskun Petralanda, “Bioética y tecnosociedades”. Ivan de la Vega, “Tecnologías convergentes: el futuro está aquí. Sergio Díaz “Experiencias de Aprendizaje Orientado por Proyecto”. Octavio Rodríguez, “Acrópolis, Software Libre para la Autoconstrucción Popular”. Simón Parisca, “Dilemas del Innovador en la Empresa”. Alejandro Haiek. ”Arquitectura Socio-Cultural como Modelo de Microorganismo Autosustentable”. Elías Puente, “Ciudades Inteligentes“.

TEDxUSB es coorganizado por Eureka y la USB. Octavio Rodríguez, coordinador de alianzas de Eureka, curador del evento, convocó a todos los expositores nacionales e internacionales, y propuso la iniciativa a la USB, ganando el apoyo del vicerrector administrativo William Colmenares, que encabeza el equipo organizador, así como el auspicio de empresas e instituciones comprometidas con el futuro.

En el transcurso del encuentro se proyectarán dos videos TED de los maestros José Antonio Abreu y Gustavo Dudamel; habrá mención de los premios Eureka, con saludo y reconocimiento a sus ganadores y se disfrutará un animado concierto de clausura a cargo de Leo Blanco y su ensamble.

GFCH

El futuro se construye cada día: La exitosa experiencia de DBAccess

febrero 27, 2012

Los líderes de las 7 organizaciones ganadoras del Premio a la Excelencia que confiere Venezuela Competitiva23 años no son nada para esta empresa venezolana líder en innovación y tecnologías de la información, que acaba de recibir el Premio a la Excelencia 2011, a la par de la Universidad Valle del Momboy, Inabio, Invecapi, Dr. Cartucho, Superatec, y la Sociedad Anticancerosa del Estado Trujillo; organizaciones reconocidas por Venezuela Competitiva

Autor: Angelo Burgazzi

 Junto a otras 6 extraordinarias organizaciones, DBAccess acaba de recibir el Premio a la Excelencia que confiere Venezuela Competitiva (www.venezuelacompetitiva.org). Esta edición del premio hace énfasis en un atributo clave en cada uno de los ganadores. Nos enorgullece que la clave que destaca en DBAccess sea la Innovación.

El éxito de DBAccess es una evidencia de que en Venezuela podemos competir en el mercado global con productos y servicios de clase mundial, y ser referencia en innovación. El secreto ha estado en nuestra capacidad de ponernos la vara muy alto, de proponernos competir fuera de nuestras fronteras, de perseverar y reinventarnos continuamente para lograr cosas importantes con lo que más nos gusta hacer: software y soluciones de negocio basadas en tecnologías de la información.

Todo comenzó un lunes, el 8-8-88. Junto con amigos y compañeros de estudio, hicimos lo que menos se esperaba de estudiantes recién graduados en Ingeniería de Computación de la Universidad Simón Bolívar: en lugar de aceptar un trabajo de una multinacional o dedicarnos a hacer postgrados, investigación y docencia, decidimos por una tercera opción. Sin estar muy claros en lo que estábamos haciendo, decidimos emprender, creando una empresa que estuviera “a la punta” de la tecnología de información.

Al recordar esa época, mi reflexión es que durante los primeros años de un emprendimiento, al emprendedor no lo mueve la lógica, pues puede ser mucho más razonable refugiarse en la zona de comodidad, buscando el camino probado, el que le funciona a los demás. Pero, en cambio, dentro de mí surgió un sentimiento casi visceral de hacer lo que podía parecer imposible para un muchacho de 23 años.

Como era de esperarse, los primeros años fueron duros. DBAccess logró sobrevivir a su primera etapa, a la que llamo desierto. El mercado en esos años era árido, al menos para nosotros. No existía Internet, y las empresas aún no comprendían el valor estratégico de las tecnologías de información y, si lo hacían, era más fácil confiar en lo importado.

El periodista César Miguel Rondón, junto con Eva Gutiérrez, condujeron el concurrido acto en la sede de la Corporación Andina de Fomento.Y así como iba madurando la empresa, también se inició un recorrido personal que nos hizo aprender temas que no se estudiaban en la universidad, a crear valor de forma concreta a través de excelentes soluciones, a trabajar en equipo, a escuchar y desarrollar empatía con los clientes… Algo especialmente difícil para un computista como yo, que amaba echar código  en lenguaje C en la confortable soledad de mi computadora AT&T-3B2 Unix System V.

Surfear y reinventarse

Cuando ya llevaba varios años por el desierto, y había desarrollado aguante y resistencia, llegó la ola de internet. ¡Justo a tiempo! Estábamos listos para montarnos en ella y aprovechar esta oportunidad al máximo.

Internet se presentó no sólo como una nueva plataforma tecnológica, también planteó una nueva manera de hacer negocios, abriéndonos las puertas a un mercado sin fronteras. DBAccess, con nuevos socios, foco y amplia experiencia en ingeniería de software, se consolidó logrando importantes clientes fuera de Venezuela. Fueron años vibrantes, de fuerte crecimiento, con decenas de proyectos simultáneos en tres continentes.

El reto mayor de este periodo, fue administrar el crecimiento. Debí aprender a conformar múltiples equipos, debí desarrollar madurez para medir los buenos negocios, viendo más allá de la ola. De no haber hecho de este proceso algo consciente, probablemente no hubiéramos sobrevivido a la famosa burbuja punto com algunos años después, a la que se le sumó la compleja realidad local venezolana de los primeros años del nuevo milenio.

Lo que había encontrado en lo que parecía la cima, no cumplía enteramente con mi propósito. La estructura piramidal -en que todas las responsabilidades y las decisiones pesan en la cúpula- había provocado que me desenamorara de lo que hacíamos. Esta organización que como emprendedor había creado no era ese increíble lugar para trabajar, para hacer cosas importantes, que me hubiera gustado cada miembro de su equipo llevara en su corazón, como en los primeros años.

Parte del equipo de colaboradores de DBAccess.Un año sabático fue muy útil para ponerle otra perspectiva al camino recorrido. En 2004 dimos una importante noticia: DBAccess se convirtió en la primera empresa venezolana en lograr la certificación Capability Maturity Model, conocida por sus siglas (CMM), clave para la exportación de software. Esto nos ayudó a ser más competitivos en cualquier mercado del mundo y logramos seguir incrementando nuestra cartera de clientes.

Revisamos a fondo nuestra estructura y dijimos adiós al tradicional organigrama para convertirnos en una organización en red, conformada por unidades de negocio de las distintas disciplinas del software interconectadas y unidades de apoyo. Además, creamos los Centros de Desarrollo de Software, para impulsar relaciones a largo plazo con los clientes y brindarles oportunas soluciones. Por medio de estos CDS, ofrecimos la contratación de portafolios de servicios renovables cada año, disminuyendo el esfuerzo de la constante búsqueda de nuevos proyectos.

Hacer futuro y ser reconocidos

Con esta nueva organización en red, fue posible transformar nuestra cultura. Como resultado, en los últimos cuatro años hemos sido reconocidos como uno de los mejores lugares para trabajar en Latinoamérica, según el Great Place to Work Institute (www.greatplacetowork.com).

En 2008, inconformes como siempre, continuamos nuestro camino de reinventarnos: iniciamos la aventura de establecer en Venezuela el primer Espacio de Emprendimiento: ACCEDE (www.accede.net), cuyo objetivo es crear tejido social a través del acompañamiento de spin-offs y start-ups internet y web 2.0, en el mejor ambiente y espacio de co-work del país; demostrando una vez más que desde Venezuela podemos hacer cosas importantes en innovación.

ACCEDE se plantea acompañar a emprendedores que transitan por el desierto de los primeros años, acelerando su camino hacia el éxito. Hoy contamos con 5 interesantes iniciativas que están comenzando a florecer ¡y las que están por venir!

Gracias a los amigos de Venezuela Competitiva por distinguirnos con el premio. Mis palabras de ánimo para todos los emprendedores que se están dando cuenta que si bien la idea es clave, lo realmente importante es la perseverancia y la búsqueda continua de la excelencia en la ejecución.

angelo@accede.net @burgazzi

El autor es emprendedor, especialista en tecnología de información, fundador y director de ACCEDE Espacio de Emprendimiento, de la organización DBAccess y de Talaentia.com

Tomado de: El Mundo – Economía & Negocios e Informe21.com

Nota de la redacción: Más información sobre DBAccess, sus innovadores servicios y visión de negocios puede obtenerse en http://www.dbaccess.com/spanish/  También escribiendo a Victor García y/o Pedro García, VPs e integrantes de su equipo de liderazgo, a info@dbaccess.com